Ubur-ubur, la isla medusa

De Bestiario del Hypogripho
Imagen de Ubur-ubur, la isla medusa.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso del Milegu.   Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso del Océano de Mundos.     Este artículo se compone de contenidos creados por Avengium (Ángel Montero Lamas).  Este artículo está ilustrado con imágenes de Imontegav, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Ubur-ubur o Isla Medusa es una misteriosa isla tropical compuesta tanto de elementos orgánicos y formas de vida como rocas y materiales inertes. Cuenta con un ecosistema propio modulado por la inteligencia de la isla y una relación de simbiosis con los seres que habitan en ella. Se dice que tiene tanto capacidades físicas y biológicas como poderes psiónicos. Los defensores de su existencia dicen que es una isla móvil o que forma parte del grupo de los seres-isla.

Ubicación[editar]

No se tiene una ubicación clara de Ubur-ubur ya que los que aseguran haberla encontrado no pueden volver allí dos veces. Se cuenta que es una isla tropical paradisíaca pero muchos otros aseguran haberla visto cerca del ecuador y otros en climas templados. Se dice que esta isla tiene la capacidad de moverse por el océano por su propia voluntad, como si fuera un ser vivo.

En diferentes Planos del Océano de Mundos los relatos sobre la isla medusa son distintos. Esto lleva a pensar que quizás podría usar mares interplanares o Cascadas para cambiar de Plano.

Fisiología[editar]

Composición[editar]

La Isla Medusa tiene un cuerpo rocoso y duro, que se asemeja a una isla común y corriente. Sin embargo, su cuerpo está interconectado con una red neuronal única y compleja, que le permite comunicarse con los seres que la habitan y coordinar sus funciones biológicas. También tiene tentáculos de medusa que proyecta alrededor de toda su costa, que le permiten recolectar agua y nutrientes, moverse con las corrientes del océano y conectarse con otros seres vivos.

La Isla Medusa no tiene órganos internos sino una especie de linfa o componente biológico extracelular que permea tanto sus partes internas como colonias bacterianas naturales, restos biológicos en la isla, detritos, minerales y rocas inertes. Dentro de esta linfa cuenta con una red neuronal que se extiende por todo su cuerpo, lo que le permite recibir y mandar información mediante mensajeros químicos. De esta manera coordina sus funciones biológicas y los datos de su medio ambiente. Además, los seres que habitan en la isla también forman parte de esta red neuronal compartida, lo que les permite comunicarse y trabajar juntos de manera más efectiva.

Ubur-ubur está compuesta principalmente de roca y minerales, lo que le da su cuerpo sólido y duro. Sin embargo, también tiene una cantidad significativa de agua almacenada en su interior, lo que le permite sobrevivir en ambientes acuáticos. Además, su cuerpo también está cubierto por una capa de algas y otros organismos marinos que se adhieren a él, lo que le proporciona nutrientes y protección contra los elementos del océano.

Tentáculos de medusa[editar]

Los tentáculos de medusa que proyecta Ubur-ubur son largos y delgados, y se extienden alrededor de toda la costa de la isla. A diferencia de los tentáculos de una medusa real, estos son muchos más grandes y no son urticantes por defecto, sino que están diseñados para recoger agua y nutrientes de la superficie del océano y transportarlos hasta la isla. Además, estos tentáculos también ayudan a la isla a moverse con las corrientes del océano, lo que le permite viajar a lugares donde puede encontrar más alimento y recursos.

Estos tentáculos permiten a la isla conectar con otros seres vivos. Isla Medusa tiene una relación simbiótica con los seres que habitan en ella. Los tentáculos le permiten a la isla comunicarse con ellos y proporcionarles los recursos que necesitan para sobrevivir. Aquellos que hablan de su existencia dicen que son una maravilla de la naturaleza y un ejemplo de la complejidad y la diversidad de la vida en el océano.

Red neuronal[editar]

La forma en que Isla Medusa se conecta con los seres que habitan en ella es a través de una red neuronal única y compleja. Esta red es similar a un sistema nervioso central en los seres vivos, pero en el caso de la isla, está integrada en todo su cuerpo rocoso y en los tentáculos de medusa que proyecta alrededor de su costa.

Los seres que habitan en la isla tienen una especie de antenas sensoriales en sus cuerpos que les permiten captar las señales psiónicas que emite la isla. Estas señales contienen información sobre las necesidades y los deseos de la isla, así como instrucciones para los seres que la habitan.

Una vez que los seres reciben estas señales, comienzan a trabajar en estrecha colaboración con la isla para satisfacer sus necesidades. Por ejemplo, pueden ayudar a recolectar agua y nutrientes, construir estructuras para la isla o protegerla de posibles amenazas. A cambio, la isla proporciona a los seres protección, alimento y un lugar seguro para vivir.

La forma en que la isla integra a los seres en su red neuronal es mediante una especie de "sincronización" neuronal. Los seres que habitan en la isla comienzan a sincronizar sus patrones neuronales con los de la isla, lo que les permite comunicarse y trabajar juntos de manera más eficiente. Con el tiempo, estos patrones neuronales se fusionan en una red neuronal única y compleja que abarca toda la isla y los seres que la habitan.

Comportamiento[editar]

La Isla Medusa es conocida por ser muy reservada y protectora de su entorno y de los seres que la habitan. Por esta razón, su comportamiento con los viajeros extranjeros puede variar dependiendo de la intención y el comportamiento de los mismos.

En general, la Isla Medusa tiende a mantenerse aislada de los viajeros y a evitar su presencia en su entorno. Si un viajero se acerca demasiado, la Isla Medusa intentará alejarse o expulsar al viajero utilizando sus tentáculos de medusa, que pueden ser venenosos y peligrosos para los seres humanos.

Sin embargo, también se ha informado de casos en los que la Isla Medusa ha mostrado un comportamiento más amistoso hacia los viajeros que han demostrado un comportamiento respetuoso y cuidadoso con su entorno. En estos casos, la Isla Medusa ha permitido a los viajeros acercarse a ella y explorar su entorno, siempre y cuando lo hagan con precaución y sin causar daño a los seres que la habitan.

Capacidades[editar]

Se cree que Ubur-ubur es una isla muy antigua, que ha sobrevivido a través de los siglos gracias a su capacidad para adaptarse y evolucionar. Es un lugar sagrado para los habitantes del océano, que la consideran una fuente de sabiduría y poder.

Lo que más llama la atención al hablar de Ubur-ubur son sus poderes psiónicos. No se sabe el alcance de estos pero sí que no se limitan únicamente a comunicarse telepáticamente con otros seres. Además, se dice que esta isla tiene una relación simbiótica con los seres que viven en ella, proporcionándoles protección y alimento a cambio de su lealtad y cuidado.

Relación con otros seres[editar]

Se dice que la Isla Medusa es capaz de comunicarse con otros seres a través de la emisión de ondas de energía psiónica, lo que le permite conectarse con ellos y compartir información.

Estas ondas de energía psiónica se transmiten a través de sus tentáculos de medusa y pueden ser detectadas por algunos seres sensitivos a la energía, como los delfines o algunas especies de peces. Se cree que esta capacidad de comunicación es fundamental para la supervivencia de la Isla Medusa, ya que le permite mantener una relación simbiótica con los seres que la habitan y mantener el equilibrio ecológico en su entorno.

Los tentáculos de medusa que rodean la costa de la isla actúan como una especie de antena o receptor, capturando señales electromagnéticas y psiónicas del entorno. Estas señales pueden incluir información sobre la ubicación de otros seres vivos en el océano, sus necesidades y sus emociones.

A través de estas señales, Isla Medusa puede detectar la presencia de otros seres vivos en su entorno y evaluar si son compatibles con su ecosistema. Si encuentra seres que pueden beneficiar su supervivencia, como especies que le proporcionan alimento o protección, la isla utiliza sus tentáculos para atraerlos hacia su superficie y establecer una conexión psiónica con ellos.

Viajeros[editar]

Algunos viajeros que han tenido la oportunidad de explorar la Isla Medusa han reportado que experimentaron una especie de conexión mental con la Isla, lo que sugiere que esta también puede tener la capacidad de comunicarse directamente con las mentes de algunos seres. Esta habilidad ha sido objeto de muchos estudios y especulaciones, y aún no se comprende completamente su alcance y sus implicaciones.

En el caso contrario, también se han encontrado viajeros que decían ser nativos de Ubur-ubur pero cuando eran preguntados de nuevo no recordaban nada más. Esta podría ser otra manifestación de los poderes psiónicos de la Isla Medusa, que podrían incluir la capacidad de manipular las mentes de las personas que entran en contacto con ella. Otra posibilidad es que la isla tenga la capacidad de transportar a las personas a otras dimensiones o realidades, lo que podría explicar por qué los viajeros tienen recuerdos confusos o borrosos de su supuesta vida en Ubur-ubur.

Conclusión[editar]

A pesar de su belleza y misterio, Ubur-ubur es una isla peligrosa y impredecible. A veces, se dice que libera poderosas descargas eléctricas que pueden dañar o matar a los seres que la rodean. Por lo tanto, los viajeros deben tener precaución al acercarse a ella y tratarla con respeto y humildad.

Véase también[editar]

⚜️[editar]

0
   Artículo original de Avengium
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.