Teriantropía (psicología)

De Bestiario del Hypogripho
Las personas que se identifican como teriántropos sienten a uno o varios animales en su interior.

Este artículo tiene contenido abordado desde la perspectiva de la "vida real".   Este artículo tiene elementos que no poseen contexto intraficcional. Puede servir como plantilla o referencia para incluir el tema en diversas ambientaciones.     Este artículo se compone de contenidos creados por Avengium (Ángel Montero Lamas).  Este artículo está ilustrado con imágenes de_Avengium, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas. 

En la realidad hay muchas personas afines a identificarse con los animales. Este es un tema psicológico con muchas variantes y una larga historia cultural.

Identificación[editar]

Cuando las personas creen en la realidad que cambian a una forma animal ("teriomorfosis"), o que poseen rasgos animales sobrenaturales, se suele usar el término licantropía clínica. La forma clínica es una forma de enfermedad mental, aunque muchos antropólogos señalan que la creencia tiene un amplio precedente religioso en las culturas con chamanes, tótems o espíritus tutelares. Del mismo modo, las personas que se autodenominan cambiaformas en la realidad como una forma de identificación social generalmente no son consideradas enfermas por los profesionales de la salud mental a menos que sus creencias interfieran con el funcionamiento normal de sus vidas. Este puede ser un tema controvertido, ya que la línea entre lo que la teoría occidental hace pasar como una creencia extraña o alternativa y lo que se considera una enfermedad mental es cuestionable.

Licantropía clínica[editar]

La licantropía clínica se asocia generalmente con una psicosis grave, pero no siempre concurre con un diagnóstico psiquiátrico específico o hallazgos neurológicos.[r 1] Otros consideran la licantropía clínica como una ilusión en el sentido del trastorno del yo que se encuentra en los trastornos afectivos y esquizofrénicos, o como un síntoma de otros trastornos psiquiátricos.[r 2]

Uso subcultural moderno[editar]

Descripción[editar]

En tiempos recientes, se ha desarrollado una subcultura que ha adoptado la palabra "teriantropía" para describir una espiritualidad interior o identificación psicológica con un animal no humano. Los miembros de esta subcultura suelen referirse a sí mismos como "teriántropos" o "terianos" (en inglés "terianos").

La palabra were también fue común durante algún tiempo, como una referencia a otras criaturas legendarias que cambian de forma, en parte humanas y en parte animales, como Hombres lobo, hombres tigre y similares, pero es mucho menos común en estos días. Una razón podría ser un consenso cada vez mayor y una conciencia más amplia de que el prefijo simplemente significa "hombre", y no "parte humano, parte ___", como a menudo se supone.

Las personas que se identifican socialmente como teriántropos pueden describir su naturaleza de muchas maneras:

  • En términos de sus procesos de Cognición
  • su visión de la vida
  • sus reacciones internas e instintos
  • sus sentidos o
  • a través de su cuerpo físico

Las afirmaciones de variaciones físicas reales tienden a considerarse con escepticismo tanto dentro como fuera de la subcultura. Tanto las descripciones detalladas como todas las experiencias internas varían ampliamente de unas personas a otras, siendo las descripciones comunes:

  • un vínculo espiritual
  • el alma de un animal en su interior
  • la creencia de que tienen una neurología atípica
  • Una conexión atávica con lo animal
  • o un matiz emocional de la personalidad.

Los aspectos humanos y no humanos del yo entre las personas que se identifican como teriántropos pueden cooperar o entrar en conflicto, lo que conduce a la felicidad o a la disfunción infeliz, y puede requerir mucho autodescubrimiento a comprender o aceptarse a si mismos. Debido a que se trata de una autopercepción, identificación o descubrimiento personal a lo largo del tiempo, las formas en que una persona describe su autoidentificación como teriántropo varían considerablemente.

Primeros teriántropos en internet[editar]

En los primeros días del grupo de Usenet alt.horror.werewolves (alrededor de 1992), los miembros discutían sobre cambiaformas ficticios. Algunos usuarios comenzaron a afirmar públicamente que se consideraban a sí mismos como animales parcialmente no humanos. Algunos solo bromeaban, pero suficientes personas lo tomaron en serio y afirmaron que esto era su comprensión personal y su experiencia de sí mismos, por lo que se convirtió en el tema de discusión en curso (Cohen, 104). Inicialmente, estas personas se llamaban a sí mismas "licántropos", pero como esa palabra describe con mayor precisión a los lobos, se eligió "teriántropos" como un término más general.

Muchas personas que comentan acerca de la teriantropía lo hacen como experiencia personal y no afirman comprender su causa o estar seguros de su interpretación.

Resurgimiento de tradiciones[editar]

Algunos teriántropos consideran a este movimiento como un esfuerzo organizado para comprender un proceso chamánico y de comunión con lo animal que data de tiempos prehistóricos. Estos teriántropos se ven como continuadores de una ruta de descubrimiento de tradiciones antiguas.

Clasificación[editar]

Los criterios por los que se puede clasificar a los teriántropos incluyen:

  • cómo perciben su "lado no humano".
  • Las creencias sobre su relación con su lado humano,
  • si se trata de una identificación parcial o total,
  • las especies involucradas, esto es su "teriotipo"
  • el grado de integración o separación (es decir, el grado en que el lado humano y animal se experimentan mutuamente exclusivos o simultáneamente),
  • las diferencias perceptivas y experienciales que surgen entre los diferentes lados, y
  • el grado de control consciente sobre su acceso a estos lados de sí mismos.

La terminología puede ser un poco incierta, ya que no siempre existe términos aceptados para denotar cada uno de los conceptos y variaciones. Por ejemplo, no está completamente acordado como deberían ser llamados los "lados" o "aspectos" humanos y no humanos de un teriano. Aquí usaremos "lados" y "aspectos" de manera indistinta.

Si bien los terianos atribuyen principalmente sus experiencias de teriantropía a la espiritualidad o la psicología, la forma en que consideran su identidad teriana no es una característica para incluirlos o excluirlos; siempre que una persona identifique su sentido de "sí mismo" como el de un animal no humano, puede ser considerado un teriano o teriántropo.[r 3]

Teriotipo[editar]

El animal que un teriano identifica como suyo es lo que se conoce como su "teriotipo". Esto puede referirse a muchas cosas:

  • al animal con el que se identifican o,
  • a su lado no humano
  • Al animal que perciben simultáneamente a lo humano
  • o más específicamente, a su propia identidad animal no humana.

Por ejemplo, un teriano que cree en la reencarnación puede usar la palabra "teriotipo" para referirse específicamente a su vida pasada, en la que era un animal o, para indicar que está hablando de la especie animal con la que se identifica.

Disforia de especie[editar]

Los terianos a menudo usan el término "disforia de especie" para describir sus sentimientos de desconexión de sus cuerpos humanos y su deseo subyacente de vivir como su teriotipo. Este concepto se compara a menudo con la disforia de género, en el sentido de que existe una sensación similar de incongruencia entre el cuerpo físico de la persona y su sentido interno de sí mismo.

Algunas personas que no se identifican como humanos se oponen a esta comparación, afirmando que "son identidades separadas". Otros terianos apoyan esta teoría y dicen que ambas disforías se parecen, destacando las similitudes.[r 4] La disforia de especie, o trastorno de identidad de especie, se ha propuesto como un trastorno mental.[r 5] Las investigaciones de Kathleen Gerbasi et al. señalaban las similitudes entre la disforia de especie y la disforia de género, lo que los llevó a sugerir tentativamente un diagnóstico médico de trastorno de identidad de especies.

Otros han comparado la disforia de especie con el trastorno dismórfico corporal, denominándolo en cambio "dismorfia de especie".[r 6]

Un participante en el artículo de Devin Proctor[r 7] afirmó que sería mejor considerar la disforia de especie como una forma de neurodiversidad, en lugar de como un diagnóstico médico, "a menos que tuviera un impacto importante y negativo en la vida de alguien". Algunos utilizan la identidad "transespecie", lo que fomenta las similitudes entre identificarse como una especie diferente y un género diferente [r 8].

Creencias sobre la teriantropía[editar]

Aquellos que prefieren una comprensión espiritual de este fenómeno pueden creer que en parte o en su totalidad tienen el espíritu, o alma, de algún tipo de animal. Tales creencias a menudo se superponen hasta cierto punto con aspectos del chamanismo o totemismo, y también pueden inspirarse en historias de cambios de forma en Celta, Nórdico y Nativo americano entre otras. Esto a veces se denomina "teriantropía espiritual".

Otros pueden simplemente creer que consiste en tener un lado (o aspecto) animal estable y no humano en su personalidad o naturaleza. Las explicaciones dadas varían, algunos creen que esto podría deberse a algún tipo de neurofisiología inusual, y otros creen que, de hecho, sus genes son ​​parcialmente no humanos (esta explicación no está probada y generalmente se considera pseudociencia). De aquellos que favorecen una explicación atípica y no relacionada con la neuropsicología, la mayoría no parece considerarla innatamente disfuncional, y solo la considera así si perturba la vida y la felicidad del individuo.

En cualquier caso, la identificación con el animal no humano puede ser parcial, como en aquellos que se consideran con atributos tanto humanos como no humanos, o completa, como en aquellos que se consideran esencialmente animales no humanos en cuerpos humanos.

Especies involucradas[editar]

La mayoría de los terianos se identifican con un solo tipo de animal no humano, pero hay algunos que se identifican con más de uno, como pueden ser varias especies diferentes de felido o canido, por ejemplo. En ocasiones se identifican con diferentes animales de manera consecutiva o simultanea, y otras alternativamente en especies sin ninguna relación según su percepción interna.

Aquellos que se identifican con todos los miembros de una clado; por ejemplo, alguien que afirma tener características de todos los felinos; se llama un cladoteriántropo.

La mayoría de los teriántropos se identifican como felinos o caninos, a menudo grandes felinos y lobos,[r 9] pero también hay teriántropos que se identifican como marsupiales, monotremados, anfibios, reptiles, aves, otros mamíferos, peces, moluscos e insectos.

Algunos escépticos argumentan que, debido a la preponderancia de los depredadores y especies peligrosas, la mayoría de los terianos afirman deliberada o inconscientemente una asociación interna con animales impresionantes con fines basados ​​en el ego. También hay algunos individuos que se identifican con especies míticas (por ejemplo, dragones, elfos, Elenari, grifos e hipogrifos, centauros y otras criaturas), pero los que se identifican como seres ficticios encajan más y mejor en la comunidad otherkin que en la comunidad teriana.

Cambios perceptivos[editar]

El cambio[editar]

Muchos terianos en la vida real describen experiencias en las que se sienten más en contacto con su teriotipo que en otros momentos. En la comunidad se conoce este fenómeno como "cambio" (o "shifting" en inglés), y las experiencias se conocen como "cambios" (o "shifts" en inglés). Los cambios pueden variar en la duración durante la cual se experimentan y la intensidad con la que se sienten. También pueden desencadenarse de forma intencionada o no intencionada, normalmente por estímulos relacionados con el teriotipo de una persona. Si bien el cambio a menudo se considera una experiencia positiva, la interrupción causada por desencadenantes no intencionales y los sentimientos elevados de disforia de especie también pueden hacer que los terianos experimenten los cambios como experiencias negativas.

Los cambios normalmente se experimentan en un estado de conciencia, aunque los cambios oníricos (o "dream shifts" en inglés) (en los que un teriano podría creer que tiene el cuerpo de su teriotipo) son una excepción a esto. Algunos terianos atribuyen su conocimiento de sus propias identidades teriantrópicas a sus experiencias de cambio. Por ejemplo, un teriano lobo podría comenzar a identificarse como un lobo después de experimentar sueños en los que su cuerpo toma la forma de un lobo.

Integración y separación[editar]

El término "cambio" se usa para referirse a la variación de percepciones y perspectiva cognitiva que experimentan los terianos, así como a los cambios en la forma en que experimentan el mundo, luego de un cambio de perspectiva humana a no humana o viceversa. Entonces, por ejemplo, cambio mental describiría el cambio dentro de los procesos cognitivos y mentales. Esto puede ser voluntario o involuntario, parcial o completo, sustancial o sutil, o puede variar. Por lo tanto el termino se refiere a cualquier evento por el cual, al cambiar este, la naturaleza de un teriántropo se evidencia internamente (a sí mismo) o externamente a los demás.

Conteriantropos[editar]

El término "conteriantropos" se usa a veces para aquellos que sienten que, en lugar de cambiar de un lado a otro, tienden a tener siempre lados humanos y no humanos que forman parte de un todo integrado único en un momento dado. Por lo tanto, tienden a experimentar sus lados humanos y no humanos simultáneamente, describiendo más generalmente a ambos trabajando juntos de manera equilibrada. El cambio para los conteriantropos es, por lo tanto, menos dramático subjetivamente. A veces se describe como un cambio de humor, similar a cómo otra persona puede sentirse diferente por dentro cuando asiste a algún evento.

Por ejemplo, se ha descrito que a los conteriantropos les resulta muy natural usar tanto la conceptualización (o lógica humana) como la emoción (o instinto animal), conjuntamente, como factores combinados en la toma de decisiones, combinando dinámicamente cada uno para añadir riqueza y perspicacia al conjunto.

Cuerpo físico[editar]

Un aspecto controvertido de la teriantropía es el tema del "cambio físico" (es decir, el cambio de forma). Pocas personas dentro de la subcultura dudan de que puedan ocurrir cambios en la percepción mental y emocional, sin embargo, algunos teriántropos también afirman experimentar un cambio físico sutil o grueso en su apariencia. Si bien los cambios físicos e internos sutiles son efectos cotidianos de los cambios de humor y personalidad, por ejemplo, el enfoque de los ojos, el color de la piel, las percepciones, los patrones y hábitos neurológicos, la mayoría de las personas, tanto en la subcultura teriántropa como fuera de ella, dudarían seriamente de un testimonio que dice que se producen cambios corporales o un notable cambio en la forma física.

Organización social[editar]

La teriantropía como subcultura no tiene ningún dogma o principio central, ni ninguna autoridad reconocida. Los veteranos y las personas queridas son escuchadas, aunque no tanto porque se les perciba como una autoridad espiritual, sino por un simple reconocimiento de su experiencia. La palabra "hocicogris" ("greymuzzle" en inglés) a menudo se usa irónicamente para describir a estas personas.

Si bien no existe una organización social clara, existen comunidades en línea de terianos con muchas perspectivas diversas sobre el concepto, con cristianos, paganos, ateos, budistas y otros en estas comunidades. Como es de esperar, los desacuerdos son frecuentes, y los muchos foros en línea y salas de chat de la comunidad tienen cada uno su propia "atmósfera", que va desde la aceptación total hasta el cinismo desdeñoso.

Las reuniones en el "mundo real" se llaman "aullidos" (howls en inglés). Estas son intermitentes y su propósito es social.

Existe una interrelación compleja y en evolución entre:

Los practicantes pueden estar en varios, incluso potencialmente en todos estos grupos a la vez, y trabajar su "lado animal" dentro de ellos de varias formas, de sutiles a muy visibles, como:

  • el vestuario animal antropomorfizado,
  • la adopción de un animal referencial,
  • tener un "nombre de escena",
  • gestos animales afectados,
  • juego de rol de acción en vivo,
  • el uso de pieles u otros artículos de animales totémicos, e incluso colmillos artificiales, garras, prótesis de oreja o lentes de contacto de ojo de gato.

La conexión entre el fandom de los teriantropos y el de los vampiros es particularmente visible subculturalmente (a pesar del origen divergente y la naturaleza de los mitos detrás de los cambiaformas y los muertos vivientes) debido a la fuerte conexión entre el juego de rol de hombre lobo y su publicación principal, Vampire: The Masquerade, así como las recientes películas de vampiros contra licántropos Underworld (película de 2003) y Underworld: Evolution, vagamente inspiradas en los juegos.

Este surgimiento subcultural simultáneo es, por supuesto, principalmente impulsado por la reimaginación posterior a la década de 1960 del hombre-bestia y el vampiro (los íconos de terror más perdurables desde los primeros días del cine) bajo una luz neutral, incluso favorable (y frecuentemente erótica) como en las novelas de Anne Rice, las series de televisión de hombres lobo y vampiros, y otros ejemplos contemporáneos.

Comparaciones[editar]

Teriantropía o licantropía clínica[editar]

La teriantropía espiritual no es automáticamente lo mismo que la licantropía clínica, una enfermedad mental en la que un individuo cree que pertenece o puede cambiar a otra especie. Si bien algunos teriántropos creen que pueden asumir la mentalidad de su "otro lado" en lo que se conoce como un "cambio mental", por lo general creen que retienen el control durante estas transformaciones y no son un peligro mayor para ellos mismos o los demás.

Teriantropía o personalidad múltiple o dividida[editar]

La mayoría de los terianos no afirman tener personalidad múltiple o dividida (también conocida como trastorno de identidad disociativo) en el sentido clínico. Dicho esto, dado que la teriantropía involucra al menos la experiencia interna de naturalezas duales (es decir, humana y no humana) de algún tipo, es razonable esperar que las dos parezcan en la superficie compartir en común al menos alguna rasgo disociativo. Algunos consideran que los trastornos de personalidad son ​​expresiones del individuo, en lugar de enfermedad.

Al menos una diferencia clave parece ser que la mayoría de los terianos ven esto como parte de su naturaleza, en lugar de una disfunción o un mecanismo de defensa psicológico, por lo que a menudo se valora en lugar de esperar que sea "curado".

Otra diferencia es que para el trastorno de identidad disociativo, las otras personalidades suelen representar otras o las mismas personalidades humanas, y específicamente fragmentos de personalidad reprimida, alternativa o infantil, es decir, pueden representar la ira de una persona, la astucia o pueden representar la división de la personalidad para proteger la mente después de un suceso traumático.

Fenomenológicamente, esto es muy diferente de la gama de características de la personalidad y la experiencia teriana identificadas consistentemente.

Teriantropía o trastorno dismórfico corporal (TDC)[editar]

En algunos casos, uno probablemente podría clasificar la teriantropía como una forma de dismorfia (un término no clínico que significa una creencia muy arraigada de que uno no está en el cuerpo en el que debería estar, o una insatisfacción general con la forma o capacidades de la apariencia de uno). En ese sentido, los terianos que se sienten de esta manera son similares a aquellos que buscan la reasignación de género, o que se someten a modificación corporal de otras formas.

Si bien algunos terianos sienten que sus cuerpos humanos podrían mejorarse haciéndolos más parecidos a los animales, sus deseos en esta dirección tienen poco que ver con el deseo de ser normal o hermoso que generalmente caracteriza el TDC y los trastornos alimentarios. Tampoco tienen que ver con la insatisfacción de alguien con apotemnofilia (excitación sexual basada en la imagen o fantasía de uno mismo como un amputado). La experiencia de la teriantropía es más similar al transexualismo y el trastorno de identidad de género, donde existe un sentimiento persistente de que uno "debería haber sido" del otro género y un sentimiento de incomodidad o inadecuación por desempeñar el rol de género biológico propio, más bien que buscar la aceptación de los demás.

Aunque actualmente solo es posible un cambio corporal superficial, la solicitud de modificación quirúrgica de los dientes (implantes caninos y otros) es tan común que ha pasado a ser una bien documentado forma de odontología cosmética que está fácilmente disponible en muchos lugares para quienes la buscan. Del mismo modo, la tendencia reciente hacia tatuajes más realistas o notorios, como los tribales ha visto un fuerte aumento en los humanos que lucen grandes tatuajes a modo de parche o patrón animal estilizado (cebra, leopardo, etc.) casi de cuerpo entero en los casos de los practicantes más extremos. Otras formas de modificación corporal, como cuernos, modelado de orejas (gato, elfo o estilo vulcano), y similares, ya están disponibles, aunque de forma poco común. Es probable que con el tiempo, otros procedimientos quirúrgicos de este tipo estén disponibles.

Teriantropía o furry fandom[editar]

La teriantopía no debe confundirse con el furry fandom o el estilo de vida furry, aunque se produce cierta mezcla entre estos grupos. Como regla general, los teriántropos se centran más en el sentido de un animal interior, un lado animal de su naturaleza o conceptos espirituales; por el contrario, los furries se centran más comúnmente en el arte furry y / o juegos de roles relacionados con antropomórficos no humanos. Hay cierta superposición con aquellos que se identifican con cada grupo o ven al otro positivamente, así como aquellos en cada grupo que ven al otro negativamente.

Estereotipadamente, se dice que los furries ven la teriantropía como "llevar las cosas demasiado lejos" o "demasiado en serio", mientras que los teriántropos afirman que los furries son frívolos, juveniles y/o no respetan ni entienden la verdadera naturaleza de ser animales.

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. Keck PE, Pope HG, Hudson JI, McElroy SL, Kulick AR (February 1988). «Lycanthropy: alive and well in the twentieth century». Psychol Med 18 (1): 113-20. PMID 3363031. doi:10.1017/S003329170000194X. 
  2. Garlipp, P.; Godecke-Koch T; Dietrich DE; Haltenhof H. (January 2004). «Lycanthropy—psychopathological and psychodynamical aspects». Acta Psychiatrica Scandinavica 109 (1): 19-22. PMID 14674954. S2CID 41324350. doi:10.1046/j.1600-0447.2003.00243.x. 
  3. Laycock, Joseph P. (2012). «We Are Spirits of Another Sort». Nova Religio: The Journal of Alternative and Emergent Religions 15 (3): 65-90. doi:10.1525/nr.2012.15.3.65. 
  4. Robertson, Venetia Laura Delano (2006). «The Law of the Jungle: Self and Community in the Online terianothropy Movement». The Pomegranate 14 (2). página 274 de 256–280. doi:10.1558/pome.v14i2.256. 
  5. Gerbasi, Kathleen; Bernstein, Penny; Conway, Samuel; Scaletta, Laura; Privitera, Adam; Paolone, Nicholas; Higner, Justin (1 de agosto de 2008). «Furries from A to Z (Anthropomorphism to Zoomorphism)». Society and Animals 16 (3): 197-222. doi:10.1163/156853008X323376. 
  6. Clegg, Helen; Collings, Roz; Roxburgh, Elizabeth C. (2019). «terianothropy: Wellbeing, Schizotypy, and Autism in Individuals Who Self-Identify as Non-Human». Society & Animals 27 (4): 403-426. S2CID 149663734. doi:10.1163/15685306-12341540. 
  7. Proctor, Devin (29 de septiembre de 2018). «Policing the Fluff: The Social Construction of Scientistic Selves in Otherkin Facebook Groups». Engaging Science, Technology, and Society 4: 485-514. S2CID 55833371. doi:10.17351/ests2018.252. 
  8. Grivell, Timothy; Clegg, Helen; Roxburgh, Elizabeth C. (2014). «An Interpretative Phenomenological Analysis of Identity in the teriano Community». Identity: An International Journal of Theory and Research 14 (2): 113-135. S2CID 144047707. doi:10.1080/15283488.2014.891999 – via Routledge. 
  9. «Teriotipos». El directorio de teriano de la lista de hombres. Consultado el 15 de marzo de 2006. 

Enlaces externos[editar]

⚜️[editar]