Sueños:Trampa familiar

De Bestiario del Hypogripho
Logo Sueños Mirror Strict.png Notificación: Este artículo forma parte del espacio de nombres de Sueños.
Pretende registrar, de manera generalmente fideligna, un acontecimiento tal y como se presentó en el ámbito onírico. No conforma por sí mismo canon en los Omniversos del Bestiario.
Logo escatológico.png
Este artículo contiene descripciones o imágenes que pueden resultar hirientes y desagradables para algunos lectores.
El lector procede bajo su propia discreción.

   Este artículo se compone de contenidos creados por Imontegav.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo es de dificultad intraficcional negligible o nula (0). Debería ser apto para todo público. 

La nave plateada con forma de media Luna avistó un destino familiar, y mi tripulación y yo concluimos aterrizar. Atravesamos la atmósfera envueltos en llamas conforme la nave frenaba. Era la típica reentrada atmosférica a la cual el vehículo ya estaba acostumbrado. Finalmente aterrizamos en un claro o un parque en medio de una ciudad.

El planeta era similar a la Tierra y estaba habitado por humanos. Este mundo estaba salpicado por una ecumenópolis rural, un pueblo que parecía cubrir la mayor parte de la superficie del planeta. Desembarcamos y nos dispersamos hacia lugares de descanso y ocio. Estabamos exhaustos de la expedición previa.

Pasaron las horas y nos entretuvimos en bares, tiendas y parques... hasta que lo vimos. Uno de los tripulantes yacía despellejado y destripado sobre una pared, con los huesos fusionados con el gris cemento. - ¿Qué había sucedido? - Me pregunté. Mi compañero y yo nos horrorizamos y decidimos reunirnos con el resto de la tripulación mediante nuestros telecomunicadores, pero estos no funcionaban, interferían con una extraña frecuencia que parecía una voz eternamente gritando y extremadamente distorsionada y reverberante. Corrimos en dirección hacia la nave, pero no la vimos. ¿Nos habíamos perdido a caso?

Mientras buscábamos con incredulidad la desparecida nave sobre el claro, uno de los tripulantes se nos acercó corriendo despavorido. Al parecer su compañero, el cual había dejado atrás, había comenzado a sangrar por nariz y cuencas oculares y, posteriormente sus ojos comenzaron a derretirse y fluir sobre su cara, y su cerebro a escurrir licuado por la nariz. La escena fue dantesca, pues este no murió al instante, sino que, agonizando e intentando mantenerse de pie confundido, experimentó una lenta perdida de la consciencia, inteligencia y vida.

No había duda. Debíamos reunir a la tripulación con suma urgencia y escapar de este misterioso pero maldito planeta. Durante la búsqueda a través de las calles contemplamos eventos extraños, oníricos o alucinatorios: cauces de acequias que iban a contracorriente, civiles por las calles que parecían estar multiplicados o clonados y que pasaban varias veces por el mismo camino, el cielo soleado del mediodía se transformaba en medianoche tras explorar pocos minutos una tienda, etcétera.

Tras buscar durante horas al resto de los tripulantes y percatarnos de estas anomalías y sufrir muchos encuentros pesadillescos que en un principio consideramos alucinaciones, como torsos llenos de brazos arrastrándose sobre la acera, los dos tripulantes y yo encontramos finalmente la nave en un claro clónico del anteriormente visitado. Concluimos escapar del planeta abandonando al resto de los tripulantes, aquellos que no encontramos, a su suerte, pero no había forma.
A pesar de que la gravedad es similar a la de la Tierra, el pozo gravitatorio aparentaba ser muchísimo más superior. Tras pedir ayuda para revisar la nave a un ingeniero nativo del planeta y comunicarle nuestra intención de irnos, este comenzó a reír sonoramente, y luego lo hicieron los civiles que caminaban como autómatas alrededor. Algunas risas parecían engancharse o repetirse como el sonido de un disco rayado.

Entonces comprendí que estábamos atrapados en este horrible pero familiar planeta, sin escapatoria alguna y con una posible muerte agónica e inevitable.

⚜️[editar]

 Logo Imontegav.png  Artículo original de Imontegav
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png