Sueños:La tumba sellada

De Bestiario del Hypogripho
Logo Sueños Mirror Strict.png Notificación: Este artículo forma parte del espacio de nombres de Sueños.
Pretende registrar, de manera generalmente fideligna, un acontecimiento tal y como se presentó en el ámbito onírico. No conforma por sí mismo canon en los Omniversos del Bestiario.
Logo Sueños Mirror Strict.png Notificación: Este artículo forma parte del espacio de nombres de Sueños.
Pretende registrar, de manera generalmente fideligna, un acontecimiento tal y como se presentó en el ámbito onírico. No conforma por sí mismo canon en los Omniversos del Bestiario.
Entrada secundaria al recinto (como soñada por IA).

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo tiene elementos originales creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de NimoStar, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más. 

No puedo recordar todos los detalles ni toda la historia. Había cosas antes, puede que también después.

En un sueño había una excavación arqueológica. Una tumba. Inicialmente se suponía que era una tumba barata del Imperio Ruso en Siberia. "La tumba de ocho (o cuatro) kopecks". Llamada así porque se cobraba eso por enterrarse ahí. Era tétrico. Sin embargo poco después y al descender, en realidad era una tumba subterránea masiva incaica. Creada cerca del año 762 (?) en el Reino de Cuzco, y abandonada y sellada por los 1300. Al estar cerrada antes de la conquista española, había quedado intacta.

Estaba llena de momias paradas o acostadas en lo que sería como un anfiteatro. Estos cuerpos oscuros todavía conservaban telas, marrones y deslucidas, y sus huesos también oscuros con sus pieles desfiguradas. Algunos hubieran sido gobernanters, pero otros meramente miembros de la etnia Inca. Había también todavía decoraciones de oro, oscurecidas por la tierra y el polvo todavía sin remover. Sin embargo el gobierno apresuradamente ya lo estaba convirtiendo en un resort y atracción turística...

En el fondo del "escenario" del anfiteatro había un mural horizontal con escenas de pintura realista. Un gobernante inca, los Andes, unas Wiphala, construcciones de templos, casas y palacios andinos retratados. Lo que no coincidiría es que se suponía que esto era antiguo. Los pigmentos estaban también como nuevos. Un "especialista" peruano pretendía explicar dudosamente el simbolismo de la obra, lo cual iba contra las interpretaciones de otros llamados expertos.