Sueños:El Abismo no quiere mirarte

De Bestiario del Hypogripho
Logo Sueños Mirror Strict.png Notificación: Este artículo forma parte del espacio de nombres de Sueños.
Pretende registrar, de manera generalmente fideligna, un acontecimiento tal y como se presentó en el ámbito onírico. No conforma por sí mismo canon en los Omniversos del Bestiario.
Trees inside abyss purple mist grotto looking down from air full hd 1080 px index.jpg
"Aunque contemples al abismo, tal vez éste no quiera verte."
- Eferich Istcheb

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo tiene elementos originales creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de NimoStar, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más. 

Tree-lined abyss purple mist grotto looking down from air full hd 1080 px index.jpg

El desalojo era un hecho. El momento en el que no estuviera sería el momento en el que perdería todo.

Salió de todos modos. La ciudad nocturna y fresca lo llamaba. Ese departamento era la muerte. Olía a plantas viejas y la pobredumbre del interior de las cajas de madera abandonada. Cajas abandonadas como los ascensores. Escalones de pobredumbre como las escaleras.

Voces casi indiferentes lo saludaron. Grupos que se desvanecían como el eter de una sombra. Las lámparas de las calles desiertas eran invitaciones. Esta no era su ciudad. No era su barrio. Pero le pertenecía.

Encontró sus cosas amontonadas en una esquina. Apiladas como si fueran basura. Acaso lo eran ahora. Huyó de ellas. Un paso. Una corrida entre los nadies que no observaban esas veredas más que con ojos engañados. Una manzana, dos manzanas... cual caballo de ajedrez sentía saltearse los sectores. ¿Dónde estaba ahora?

Él no sabía si quería volver, si quería recuperar sus cosas y esos pasados diversos de claroscuro, eso que lo ataba pero también lo identificaba, eso que lo perseguía pero también le eludía.

Saltó más alto. El suelo era una condena. Cuando bajaba, cada vez más alto. En cualquier dirección. En impresiones azarosas de esa geografía que se distorsionaba. Bosques y casas. Suburbios y ventanas cerradas. Aire y lentas caídas. Todo sin fin en la noche. Todo saltando cada vez más alto.

Un salto fue erróneo. Un mal cálculo. En medio de la ciudad otro bosque que ahora era un abismo. Los árboles parecían caer en una grieta, un barranco ovalado-circular sin fin. En su interior una niebla lila-púrpura que resplandecía, marcando en contraste las verdes ramas. Iba a caer a su interior. ¿Quería caer a su interior? Al fin y al cabo era casi un alivio, el fin. El que no haya que decidir ir o volver. Alejarse o reacercarse. ¡Pero él era tan ligero ya!

El abismo brillaba cada vez más intensamente por la cercanía. Pero la caída progresivamente se detuvo; una fuerza la rechazaba. Los árboles dejaron de verse cada vez más grandes, y ahora se empequeñecían hacia vaya a saber qué horizonte, tal vez para nunca volver a ser encontrados de nuevo. Él fue enviado a volar nuevamente, en otra dirección. Había contemplado al abismo, pero este prefería mirar para otra parte.

⚜️[editar]

 Icon Nimo Rhombus II 1036px.png  Artículo original de NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png