Shiva

De Bestiario del Hypogripho
Bestiario borrador.jpg ADVERTENCIA DE FALTA DE CONTENIDO: esto es un borrador, que se encuentra (evidentemente) incompleto.
Logo mito hindú.png
Este artículo contiene una aproximación investigativa sobre temáticas correspondientes a mitos antiguos y/o leyendas orales.
Mitología hindú:
Shiva

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos redactados por Diegomaya4 (y creados por terceras personas).  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional moderada (magnitud 2). Algunos conocimientos sobre las ficciones mencionadas pueden ser necesarios para entender mejor, o del todo, el tópico. 

Shiva es una deidad hindú, miembro de la Trimurti, representando el tercer aspecto del ciclo del mundo, siendo este la destrucción que trae la renovación del cosmos. Una deidad creada a partir de la sincretización de varias deidades hindúes con el pasar de los años, sumado a costumbres que se fueron adhiriendo al hinduismo.

Papel dentro del hinduismo[editar]

Tradición védica pre-hinduismo[editar]

Shiva es un dios con diferentes representaciones a lo largo del tiempo, pero la que se suele considerar su primera representación más relevante fue como Rudra, durante la época de la tradición védica anterior al hinduismo actual.

En esta primera representación, contrario a su imagen actual, se le mostraba como un dios algo aterrador que contaba con dos facetas, la primera siendo Rudra el dios de la tormenta, su forma más maliciosa y violenta, y la segunda Shiva, que en este tiempo no era más que un epíteto para referirse a la forma bondadosa y hospitalaria de Rudra.

El temor que causaba Rudra era tal que cuando se casó, los demás dioses, incluidos los dioses más importantes de esa época como lo eran Indra, Agni, Varna y Surya, fueron ante él a suplicar que no tuviera descendencia, pues temían que su hijo fuera capaz de acabar con el cosmos cuando jugara. El desenlace de esa pequeña historia es que Rudra acepta y termina volviéndose asceta, pudiéndose interpretar como que se transformó en su epíteto Shiva.

Cabe aclarar que aunque Rudra es llamado dios de la tormenta en varias investigaciones sobre la tradición védica, realmente no hay casi nada que compruebe o señale realmente que él fuera un dios de la tormenta; este apodo se le suele atribuir por tres razones diferentes según la interpretación:

  1. Al significado del nombre de Rudra, siendo el agitador, el aullador o atronador, interpretándose como una manera de decir que su poder y comportamiento era igual de caótico que la tormenta o que estaba relacionado con las tormentas.
  2. En el mito de los Maruts, dioses menores de la tormenta, a veces también suelen referirse a ellos como Rudras, haciendo referencia a que Rudra posiblemente es su padre y que de él vienen los poderes de los Maruts.
  3. En algunos textos suele relacionarse a Rudra con el dios del trueno Indra, a veces tratándolo como si fuera un aspecto más de Indra, ya que el epíteto de Shiva también se usaba en él.

Sincretización de deidades[editar]

Cuando el hinduismo fue adaptando nuevas tradiciones, varias de sus deidades comenzaron a sincretizarse, y Rudra no fue la excepción, pues comenzó a tener más relevancia en el panteón hindú junto a Vishnu y Brahma. Sus principal sincretización fue con dos deidades y una figura histórica importante, mediante la cual se llegaría a la imagen actual de Shiva.

Dichas deidades serían los dioses Agni e Indra, y la figura histórica el Buda histórico llamado Siddartha Gautama, siendo este último la inspiración usada para darle más importancia a la faceta ascética del dios Rudra, convirtiéndose así en el dios Shiva actual, pues sus nombres cambiarían lugar, siendo ahora Shiva su verdadero nombre y Rudra el epíteto.

Hinduismo actual[editar]

A pesar de ya haberse conformado una imagen exacta de Shiva en la actualidad, su papel dentro del hinduismo y relevancia cambia según la rama del hinduismo en la que se vea a Shiva.

La imagen más poderosa y relevante de Shiva se presenta en el shivaísmo, pues como se puede imaginar alguien a leer el nombre de esa rama del hinduismo, se centra en el culto principalmente a Shiva y los dioses vinculados directamente a él, como lo serían Ganesha, Karttikeya o la diosa Shakti en sus diferentes encarnaciones.

En esta rama el dios Shiva es la entidad suprema, el Brahman, aquel que lo es todo y todos, lo cual a veces puede considerarse algo contradictorio para aquellos no muy metidos en esta rama, ya que a Shiva también se le suele llamar como "Aquel que es lo que no es", ya que su verdadera forma es la nada y su esposa la que representa todo en el estado físico; pero esa interpretación suele darse debido a que el shaktismo, rama del hinduismo donde la diosa consorte del dios Shiva es la entidad suprema, puede usarse como complemento al shivaísmo.

Su segunda interpretación más común es la mostrada en el vaisnavismo, rama hinduista que ve a Vishnu como la entidad suprema. En esta otra rama a Shiva se le puede llegar a representar como un dios que funciona a manera de faceta de Vishnu, siendo su forma destructora mientras Vishnu sería la forma protectora, aunque en otras representaciones, como en algunas versiones del Ramayana, se trata a Shiva simplemente como un dios menor al igual que todos los otros dioses, que no está más que para servir a Vishnu.

Una aclaración que debe hacerse, es que en varios textos un poco más neutrales se dice que Shiva es la forma más grande de Vishnu y al mismo tiempo Vishnu es la forma más grande de Shiva, dejando claro que están en igualdad de relevancia y poder, pero que lo manifiestan de diferentes maneras para el funcionamiento del universo.

Simbología[editar]

Atributos[editar]

En muchas representaciones de Shiva se suelen utilizar accesorios o símbolos para representar las hazañas o habilidades del dios, en algunos casos los factores sobre los que tiene control en el universo.

  • Tercer ojo: Es un tercer ojo de forma horizontal, el cual fue utilizado para quemar al dios Kamadeva tras interrumpir su meditación, y en algunos mitos del hinduismo, también es utilizado por Shiva para quemar o diluir la existencia cuando sea el final de los tiempos, pues a pesar de que en sus imágenes religiosas suela tenerlo abierto, según los mitos, lo mantiene siempre cerrado para evitar quemar el mundo con él.

El significado más importante del tercer ojo es de la trascendencia de Shiva, pues al abrirlo para quemar la realidad, se interpreta como la mente de un yogui que ha logrado entrar en un estado lejos de la ilusión terrenal, el Atman, que le permite estar cerca del Brahman, el origen de donde todos, incluido los dioses, provienen. O en el caso de Shiva, volver a su forma original, la nada absoluta que sería ese Brahman.

Otro significado del tercer ojo, que no es tan usado, es que sería una forma de representar que con sus tres ojos puede ver tanto el pasado, presente y futuro.

  • Trishula: El arma más representativa de Shiva, su tridente conocido como Trishula, en algunos textos se dice que fue creado a partir de los restos del sol, junto al Súdarshan chakra de Vishnu y el Vimana de Kubera. Esta herramienta representa con sus tres puntas las tres etapas del cosmos, la creación, preservación y destrucción.
  • Cuello azul: Algo muy característico de Shiva es su garganta azulada (Nilakantha), que obtiene luego de beberse el veneno del océano de leche durante la creación del amrita. Este aspecto es de los que interpretación más directa tiene, pues es una forma de mostrar que el se bebe el veneno del mundo (malicia e inmundicias humanas) para luego bendecir a la gente, en algunos casos siendo uno mismo quien toma el papel de Shiva en el día a día para evitar esparcir ponzoña.
  • Media luna: La luna sobre su cabeza es una forma simple de mostrar su control sobre el tiempo, al ser la luna una medida de tiempo. También se le atribuye debido al apodo de Chandrashekara, usado para referirse a Rudra durante la época védica en himnos como el Rudra-Soma.
  • Pieles de animal:En sus representaciones es bastante común encontrar a Shiva tanto vistiendo pieles como usándolas de alfombra sobre la cual meditar, dichas pieles son de tigre, venado y elefantes, los cuales representan la fuerza y poder (el tigre); El orgullo e intelecto (elefante) y la mente (el venado), siendo conquistados por el yogi mediante el yoga.

Culto a Shiva[editar]

Historia mitológica[editar]

Avatares de Shiva[editar]

⚜️[editar]

0
 Avatar Diegomaya4.png  Artículo redactado por Diegomaya4
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los redactores.
Icon bolígrafo azul 1.png