Relatos:Estofado de plástico

De Bestiario del Hypogripho
Ambox question.svg
Este relato presenta expresiones que imitan el habla de los personajes. Aunque parezca inusual y/o mal escrito, no lo cambies.

   Este artículo se compone de contenidos creados por Imontegav.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional negligible o nula (0). Debería ser apto para todo público. 

Carlos Arpiñano[r 1] se encuentra accionando una marioneta de mano que simula ser una indescriptible criatura purpúrea con miles de ojos, bocas y tentáculos. Mueve las mil bocas de la marioneta con su mano mientras canta una canción.
- Apunta y toma nota. Este es mi clamor. El que suena en tu gastrorio, el que suena en tu fogón. Ya llegó, ya está aquí, el anciano más rockero, el gastroclérigo más molón. - Arpiñado deja de cantar. - ¡Cállate Arpiñado!, cállate. ¿Eh? ¿Vale? ¡Que cantas fatal! - Pronuncia una antinatural voz distorsionada en tono de Sephard descendente mientras mueve la boca de la marioneta y dicha le tapa la boca con uno de sus tentáculos.

La marioneta quita el tentáculo sobre la boca del cocinero, y este, con una sonrisa en la cara y un tono de voz risueño, comienza a presentar el plato de hoy mientras deja la marioneta sobre una mesa.
- ¡Buenojojó! Muy buenas, queridas amigas amigos, el shoggoth me ha reñido ahora mismo. Don F'shey'ghatjduh. "No cantes Arpiñano, no cantes" y luego ve el programa le gusta y dice "canta, Arpiñano, canta". - Explica con un tono humorístico, y se dirige al lavabo de la cocina.
- Bueno, vamos allá. Me lavo las manos que es importante lavarse las manos antes de cocinar, ¿eh? Que no me entere yo que cocináis con las manos en la masa. - Expone mientras se lava las manos. Se seca las manos y se dirige al banco de cocina principal, en el centro de la sala.
- Arrancamos, queridos amigos. ¡Hoy traigo una receta rica, rica, y con fundamento, señores! La receta de hoy va dedicada a los plastívoros del planeta Efia-5d-1. Pues vamos a hacer un guiso, guiso de plásticos, un estofáo. Vamos a hacer un estofáo para chuparse los exocarpos.
¡Cuidáo gente! Esta comida no es apta para plastiacos. Si sois humanoides, draconianos o vatígeros no podréis probar ni bocáo. Pero eso no os impide preparar esta comida pa cuando invitéis a vuestros colegas plastívoros a casa durante las celebraciones de Tracción de Masía. Los sorprenderéis aseguráo. - Explica con abundante gesticulación, y con un rostro y tono de voz amigables.-

Arpiñano continúa explicando detrás de su banco de cocina, mientras prepara los utensilios y su bata.
- Pero no vamos a hacer un estofado de plástico cualquiera, ¿eh? Vamos a hacer un estofáo interesante, de poliestireno con PVC y un poquillo de poliuretano, una espuma plástica que queda muy suave y muy tierna... ya sabéis que siempre pido al plastiquero, ¿eh?, que me ponga los plásticos más suaves; pues este plástico, espuma de poliuretano, queda muy rico en estofáo, ¿eh?, guisado. Y le vamos a meter una rica salsita porque merece la pena en estas fechas aderezar los estofados de plástico. Le vamos a meter una salsia de PLA a la acetona y un sabroso picadillo de polisulfona, con un toque terrícola característico, ¡pa chuparse los exocarpos!, ¿eh?

Y no os limitéis a comer sólo un filete, un cachito un filete, también hay que comer. Pero los guisos son extraordinarios. Y al final alimentas a toda la familia y con mucho menos dinero, está claro. Porque con un filetito no le llenas a la gente, pero en un guiso tienes caldito, una salsa rica, ¿eh?, y muy fácil de hacer. Muy fácil, vais a ver. Y esto siempre queda bien. Y luego lo puedes dejar en la nevera de un día pa otro hecho, tranquilamente; lo puedes congelar una vez cocináo, que eso siempre también es interesante.-

Arpiñado se termina de atar el delantal, comienza a explicar los ingredientes mientras los señala e indica uno a uno. La cámara enfoca cada uno de forma pausada pero con movimientos vívidos.
- Entonces lo primero que voy a hacer, los ingredientes son muy sencillos: cuatro rollos de polietileno, un poquito de amoniaco blanco; el PVC natural, este es de patumbalas. La patumbalas es una fruta de Cyrik 52d que produce una carnecita tierna mu sabrosa y rica en PVC y que tiene aquí como un nervio, pero vamos a cortar por la mitad, vamos a abrirlo como un libro, sacaremos la semilla y haremos tiras y trozos con un cuchillo bien afilado. Lo metilamoniamos y lo rebozaremos en poliestireno expandido.
Y este polietileno bien pochado con el amoniaco luego lo trituramos y lo echamos a la salsa de PLA y acetona. Le añadiremos cloroformo, cloroformo afrutado de la marca hipaelectrión blanco, mu sano y mu sabroso; y luego polisulfona, polipropileno, ABS y nailón en tiritas a la cazuela. Pasamos al plato, bien.
Y aquí está ese hermoso estofado de plástico que tan rico huele. ¡Que aproveche y hasta el próximo programa!

La pantalla se funde a negro dando paso a los créditos con una recopilación de escenas del programas, acompañadas con sonidos de juicerinas de los flautistas amorfos de Azathoth.

Fuentes[editar]

Las fuentes se componen de referentes bibliográficos ficticios.

  • Carlos Arpiñano, Cocinoides Gastrastrales, capítulo 12463 (5ª temporada del ciclo 8 del periodo 34), Rectena Épsilon (canal de omnivisión volumétrica).

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. Se trata de una parodia de Karlos Arguiñano.

⚜️[editar]

0
 Logo Imontegav.png  Artículo original de Imontegav
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png