Primera Puerta (Oráculo de Uyulala)

De Bestiario del Hypogripho
Representación no fidedigna de la Primera Puerta en Uyulala (Fantasia), por Gilbert Williams.
Logo Michael Ende.png
Este artículo presenta información canónica según fuentes oficiales sobre la novela siguiente:
La Historia Interminable (Michael Ende)

Icon canon mirrorcrop.png

Este artículo tiene elementos que forman parte del Universo de Fantasia de Michael Ende.     Este artículo se compone de contenidos redactados por Jakeukalane (y creados por terceras personas).  Este artículo está ilustrado con imágenes de Gilbert Williams, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo es de dificultad intraficcional moderada (magnitud 2). Algunos conocimientos sobre las ficciones mencionadas pueden ser necesarios para entender mejor, o del todo, el tópico. 

La Primera Puerta o Primer Portal del Oráculo de Uyulala, llamado la Puerta del Gran Enigma o Portal de las Esfinges, es la primera puerta mágica que conduce al Oráculo de Uyulala u Oráculo del Sur. Atreyu lo atraviesa en su Gran Búsqueda a lo largo y ancho de Fantasia para encontrar una solución a la enfermedad de la Emperatriz Infantil.

El primer portal es una enorme arcada de piedra, en cuyas pilastras se aposentan dos Esfinges. Atreyu cuando vislumbró a través de un catalejo la Puerta del Gran Enigma sólo vio una gran llanura desolada más allá de la puerta. Esto es porque sin atravesarla no se puede ver realmente lo que contiene; es decir, la segunda puerta aparece solamente cuando se ha atravesado la primera.

Las Esfinges del Primer Portal tienen patas delanteras de león y la parte trasera de toro, en la espalda tienen poderosas alas de águila y sus rostros son humanos… por lo menos en cuanto a la forma, porque su expresiones no son humanas. Es difícil decir si sus rostros sonríen, o reflejan una tristeza inmensa o una indiferencia total. También pueden parecer llenos de una maldad y una crueldad abismales, pero, a la vez no encontrar en ellos más que serenidad.

Siguiendo los comentarios de Énguivuck, uno de los Dos Colonos, que dedicó toda su vida al estudio del Oráculo de Uyulala, dicha indefinición en su expresión es continua y cualquiera que las mire, no importa el tiempo que dedique, jamás podrá definir con precisión su expresión.

A diferencia del resto de seres de Fantasia, las Esfinges no perciben el mundo con sus ojos, en cierto sentido son ciegas; sin embargo con su mirada transmiten todos los enigmas del mundo. Es por ello por lo que sólo una Esfinge de Fantasia puede soportar la mirada de otra.

Es por esto por lo que son eficaces guardianes, el que es percibido por su mirada tiene que resolver todos los enigmas del mundo, lo que los paraliza. Sólo cuando las Esfinges cierran los ojos momentáneamente es posible atravesar la Puerta. Como muchas otras cosas en Fantasia, es imposible determinar cuál es el criterio que siguen las Esfinges para dejar pasar a un viajero que llega hasta allí.

Pero no sólo es su rostro el que cambia a cada momento. Por todo el cuerpo de las colosales Esfinges corren y palpitan corrientes de una fuerza terrible y desconocida como si las Esfinges no estuvieran en un lugar concreto, como pueda estar cualquier estatua, sino que, a cada momento, están a punto de desaparecer y, al mismo tiempo, se crean de nuevo a sí mismas[b 1].

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Michael Ende (1983), La historia interminable. Editorial Alfaguara. pp. 93, 99-100.

⚜️[editar]

0
Hypogripho Dorado 1.png
Este artículo está publicado en el blog del Bestiario.
El blog y la wiki pueden diferir en formatos y/o contenidos.
Puede encontrarse en:
El Primer Portal (Portal de las Esfinges)
 Avatar Jakeukalane.png  Artículo redactado por Jakeukalane
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los redactores.
Icon bolígrafo azul 1.png