Ocultoteca:Valente (Dictionnaire infernal)

De Bestiario del Hypogripho
Logo Dictionnaire infernal.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Ocultoteca.
Ver Bestiario del Dictionnaire infernal.

Logo no hoygan.png
Este artículo contiene ortografía acorde a su época. Aunque aparente ser erróneo, no lo cambies.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Valente[editar]

El emperador Valente, seducido por las caricias de su mujer que era arriana, y alucinado por el obispo de Constantinopla, hizo una guerra abierta á los católicos en favor de la doctrina de Arrio. Desterró á san Atanasio, á san Melacio y á muchos otros santos que pertenecian á la iglesia romana; y mandó la espulsion de todos los sacerdotes que se atreverian á contrariar sus opinione; el cielo hizo muchos milagros para reducir este espíritu indócil, pero Valente no salió jamás de su envilecimiento. En tanto san basilio no podia callar sobre la heregía arriana y predicaba la verdad a cuantos querian oirla: Valente le toleró algun tiempo por respeto á su edad y su mérito: pero como Basilio se obstinase en vociferar contra el emperador, este se decidiò á firmar el destierro del santo, y las tres plumas con que pretendió firmarlo se rompieron entre sus dedos... sobrecojido Valente de admiracion hizo trizas el decreto y dejó al santo obispo en paz pero no por esto se convirtió... hizo bautizar á su hijo por sacerdotes arrianos: el jóven principe murió inmediatamente y su padre persistió en el error...

Tantas impiedades tuvieron un término; Valente fué vencido por los godos á quienes solo habia hecho bien; una mano invisible le hirió en el campo de batalla; lleváronle á la choza de un labrador, donde tuvo el disgusto de verse quemado á los cincuenta años de edad. Los numerosos enemigos del ángel caido le atribuyen tambien esta accion y graves lejendarios afirman que el diablo puso fuego á la choza con su propia garra, pero Lambertino y algunos otros historiadores justifican al demonio de esta calumnia, asegurando que Valente fué quemado vivo por órden de Dios, que queria dar un ejemplar castigo al protector de los arrianos[b 1].

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".

⚜️[editar]

 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png