Ocultoteca:Enlil y el dragón Labbu (MSYA)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Labbu (desambiguación).

Logo Mitos sumerios y acadios.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Ocultoteca.
Véase Mitos sumerios y acadios y Bibliografía.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo es de dificultad intraficcional negligible o nula (0). Debería ser apto para todo público. 

Un mito acadio, recogido en sendas tablillas de Aššur y de Nínive, y ya de época tardía, nos narra la lucha del dios Tišpak[r 1] contra un terrible dragón que aterrorizaba a la humanidad. La lucha entre fuerzas y poderes opuestos fue una temática mucho más desarrollada entre los semitas que entre los sumerios. Recogemos la versión, lamentablemente fragmentada, que nos ha llegado desde la biblioteca de Aššurbanipal en Nínive.

Anverso[editar]

Gemían las ciudades, la gente (...),
se reducía (?), la gente (...).
De su griterío (...) no (...),
de su bulla no (oía) (...)[r 2].
«¿Quién ha (dado a luz) a lo que, (descomunal), serpentea[r 3]?».
«¡Tiamat[r 4] ha (dado ha luz) a lo que, (descomunal), serpentea!».
Enlil[r 5] trazó en el cielo (...)[r 6],
(los trechos) de cincuenta horas dobles[r 7] era su longitud, un (trecho) de doble hora (su anchura) (?)
seis codos[r 8] sus fauces, doce codos su (...),
doce codos la extensión (de sus) o(rejas) (?),
en sesenta codos (...) los pájaros (...),
en el agua alzaba nueve codos (...).
Él levanta su cola (...),
los dioses en el cielo conjuntamente (...)[r 9].
En el cielo los dioses se inclinaron ante (Sin)[r 10],
y apresuradamente (agarraron) el borde del vestido de Sin.
«¿Quién irá (a matar) al Labbu[r 11],
a salvar la amplia tierra (...)
y a asumir la monarquía (...)?
Ahora bien[r 12], Tišpak[r 13] (mata) al Labbu,
salva la amplia tierra (...)
y asume la monarquía (...)».
«Tú me enviaste a mí, señor, el retoño (?) de la corriente[r 14] (...)
nada conozco yo del Labbu (...)[r 15]».

El resto del anverso de la tablilla está roto.

Reverso[editar]

(...) abrió su boca (para hablar) al dios E(nlil)[r 16]:
«¡Deja que se alcen las nubes, el Viento del Sur[r 17] (...)!».
«¡(Mantén)[r 18] tu sello de vida[r 19] ante tu rostro,
arroja y mata al Labbu[r 20]!».
Él dejó que las nubes se alzasen, (que) el Viento del Sur (...),
(mantuvo) su sello de vida ante su rostro,
arrojó y (mató) al Labbu.
Tres años, tres meses, un día y (...)
fluyó la sangre del Labbu (...)[r 21]

El resto está totalmente perdido[b 1].

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. Nota del transcriptor: En el original Tishpak. Nosotros transliteramos sh por š.
  2. El estado tan fragmentario del texto impide conocer más detalles. Parece ser que Labbu, el dragón, causa la ruina de las ciudades y la muerte de muchos hombres. La gente, horrorizada pide ayuda al cielo, pero debido a la bulla y al desorden que causaba el dragón los dioses no oían estas súplicas.
  3. En el texto, mušgallu, «serpinete grande». Podemos interepretar la palabra con el sentido moderno de «dragón».
  4. Fue el segundo principio cósmico (Cf. Enuma eliš, I, 4). Representaba la masa de agua salada, esto es, la masa marina. Tiamtu, tamtu, que significa «mar», era la masa líquida, las aguas temibles en las que se fraguaban las tempestades y pululaban los monstruos. Los asiriólogos concebían a Tiamat como dragón monstruosos, con cuatro ojos, cuatro orejas y cuerpo híbrido, parte superior masculina e inferiore femenina, con cuernos y cola.
  5. Importante divinidad del panteón sumerio. Dios de la atmósfera, «rey del diluvio» y «señor de los destinos» era el ejecutante de las órdenes de An, su padre. Poco a poco, fue suplantando el papel de dios absoluto. Fue venerado en la ciudad santa de Nippur.
  6. Enlil, como divinidad principal, ha escuchado al fin las súplicas de los hombres y para resolverles el problema creó en el cielo un diseño o doble del dragón Labbu esperando que algún dios se atreva a afrontarlo[R 1].
  7. Una doble hora equivalía a casi 11 km de longitud. Por lo aquí dicho el monstruo media casi 550 km de longitud. La anchura, que se desconoce, la proponemos en unos 11 km. Como se ve tenía clara forma serpentiforme.
  8. El codo equivalía a 0,48 m. Sus fauces medirían 2,88 m y sus orejas el doble, casi los seis metros.
  9. Hemos de suponer que «los dioses en el cielo conjuntamente quedaron aterrorizados a la vista del monstruo».
  10. Sin fue el nombre que los semitas dieron al dios luna sumerio. originariamente su nombre era En-zu («Señor del saber») y más tarde el de Nanna o Nannar. Fue hijo de Enlil y padre de Šamaš
  11. Nombre del dragón. La palabra acadia labbu significa «león». Aquí está hablando ahora Sin que intenta excitar a algún dios a que haga frente al dragón. Algunos autores ven en este labbu un león que ayuda al dragón en sus fechorías.
  12. Sigue hablando Sin, que se dirige directamente a Tišpak para que asuma la tarea de dar muerte al Labbu.
  13. Dios asimilado a Ninurta, el dios de la guerra y de la caza.
  14. Tišpak era un dios de las abluciones, de las corrientes, como aquí se señala.
  15. En un primer momento Tišpak se retrae, pone objeciones a Sin; esto es, no desea enfrentarse al Labbu. Quizá ante la promesa de algún premio decide finalmente afrontar la situación.
  16. Ignoramos quién está hablando al dios Enlil, divinidad que proponemos en este pasaje. Lo más lógico es pensar que lo está haciendo Sin, el cual solicita que se produzca una lluvia y una tormenta (lo cual estaba en manos de Enlil en cuanto titular del diluvio) para facilitar la labor de Tišpak.
  17. El Viento del Sur era uno de los cuatro vientos creados por Anu para determinar los espacios superiores. Dicho viento, de carácter maligno, aportaba innumerables males a los hombres. Aquí será utilizado contra el Labbu.
  18. Sigue hablando Sin, pero ahora se dirige a Tišpak.
  19. Un talismán protector. Sin, dirigiéndose a Tišpak, le da instrucciones.
  20. Cf. con el Enuma eliš, IV, 31.
  21. Hemos manejado la edición de H. Gressmann para este mito.

Referencias de referencias[editar]

  1. Nota del transcriptor: En otras interpretaciones, Enlil sería el promotor de que Labbu se cebe con la humanidad, al igual que fue el promotor del Diluvio para acabar con el bullicio que provocan los humanos.

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Lara Peinado, F (1984): Mitos sumerios y acadios Este icono indica que el enlace anterior es un archivo PDF.Este icono dirige a una versión archivada en Internet Archive del enlace inmediatamente anterior.. Editora Nacional, Madrid, pp. 517-519 (266-268).

⚜️[editar]

 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png