Nunsha la Valiente

De Bestiario del Hypogripho
Nunsha la Valiente (forma atlética)

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso de Umaggar, lo Semifinito.   Este artículo tiene elementos que forman parte del multiverso de la Metásfera Ohk.   Este artículo tiene elementos que forman parte del demiverso de Zyrr´el, el Sistema Perdido, parte de la Metásfera Ohk.     Este artículo tiene elementos creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de autor no declarado, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Nunsha la Valiente es una Draconiana en el demiverso de Zyrr´el, el Sistema Perdido, parte de la Metásfera Ohk.

Nunsha pertenece a la casta de los Pieldraco Cambiaformas, una profesión exclusivamente femenina especializada en la infiltración y el asesinato. Su fama, por otra parte, es más bien como guerrera, convirtiéndola en una excepción entre su casta.

Situación geopolítica[editar]

Los Draconianos se consideran oprimidos por los Altari, una colonia aislada de Ummanos sin comunicación con el resto de su raza. Es en este contexto que Nunsha sirve a su Matriarca del clan Wulvenguard como una bioarma y operativa de gran habilidad física (y no tanta mental).

Por su parte, los Unoscuros habían estado vendiendo armas a ambos lados de la contienda por un tiempo, pero se colocaron en contra de los draconianos tras la invasión de Altari III. Así comenzó la que sería una rivalidad significativa, no solo con los Draconianos, sino con Nunsha personalmente.

La Cuarta guerra Altari-Draconiana fue comenzada por estos últimos como un intento desesperado de recuperar su sistema contra los colonistas militares, sabiendo que si fracasaban en su ofensiva, nada detendría a los Ummanos de su objetivo de dominar o destruir por completo toda presencia Draconiana en su propio sistema natal. En especial, la capital de Altarus Primus se colocó como el objetivo final de la campaña, ya que además anteriormente era el mundo ancestral Draconiano. Nunsha había soñado toda su vida con participar de la invasión que reclamaría la tierra de sus antepasados.

Personalidad[editar]

Aunque Nunsha no es la espía más brillante, compensa esta falta de sutileza con una gran velocidad, fuerza y precisión en sus movimientos. En sus propias palabras:

"Hay un motivo por el que soy Nunsha la Valiente y no Nunsha la Inteligente"

Nunsha es intensamente leal a su clan y a su especie. Aunque sea joven y algo impulsiva, se esfuerza por obedecer a la Matriarca, su ancestro de clan, en la mayor medida de sus habilidades. Por otra parte, Nunsha no tiene consideración alguna por la vida de los Unoscuros ni de los Ummanos, a los cuales considera universalmente como opresores.

Historia operativa[editar]

Nunsha la Valiente - forma de combate directo, con armadura.

Nunsha probó su valía en el combate directo más que en misiones de infiltración, excepcionalmente para su casta. Participó en las batallas de la invasión de Altari III y reivindicó su nombre en el combate, el cual se había ganado defendiendo los puestos de avanzada del renacido Imperio Draconiano.

La Matriarca posteriormente asignó a Nunsha entrar en el bunker de los Unoscuros, que estaban dirigiendo operaciones de resistencia en el planeta. Se había considerado a Nunsha como la gran candidata para esta misión ya que pocas draconianas cambiaformas tendrían la fuerza y velocidad necesaria para enfrentarse siquiera a un Unoscuro cara a cara, dejando pocas opciones para operativas más "sutiles".

A pesar de sus limitaciones, las habilidades de Nunsha resultaron suficientes para infiltrar la base planetaria de los Sombríos Unoscuros (asumiendo una forma particular para que creyeran que era uno de ellos) y verse cara a cara con su líder.

Tal entrevista, en la cual fingió ser "Admiradora" del líder Unoscuro local, bastó para otorgarle la oportunidad de asesinarlo de un solo golpe, utilizando una daga plateada la cual endosó en veneno cristalino mientras lo distraía con sus parlamentos.

La gran cantidad de guardias que aparecieron ante su grito no pudieron detener el proceso, que acabó rápidamente con su muerte ya que se había cristalizado su corazón. Los guardias sin embargo sí asaltaron masivamente a Nunsha la cual rompió un vial de gases tóxicos, confiando en que la fisiología inferior de los Unoscuros no los inmunizara a sus efectos, los cuales no eran nocivos para los draconianos. Acertó en esta expectativa y pasó largo tiempo corriendo por los pasillos subterráneos del laberintino búnker, el cual estaba custodiado también por torretas automáticas además de los guardias que debía evadir.

Infección[editar]

Sin saberlo, al atacar cuerpo a cuerpo al líder Unoscuro Nunsha se había infectado con su Virus Psicobiomimético, el cual comenzó a causarle alucinaciones aún antes de llegar a escapar del búnker. Inicialmente la dracónida intentó ignorar las alucionaciones auditivas, pero pronto se apoderaron de sus otros sentidos y empezó a tener alucionaciones visuales (de una especie de mujer humanoide rosada).

Al regresar volando con sus alas de cambiaforma, Nunsha reportó el éxito de su misión a su Matriarca. También expresó dudas sobre su salud psicofísica debido a lo que había ocurrido, y pidió estar exceptuada del deber hasta determinar qué le ocurría. La Matriarca, no conociendo del virus, no se preocupó personalmente; sin embargo, otorgó el pedido de Nunsha, seguramente pensando que tenía que descansar luego de su ardua misión.

A pesar de esta actitud leniente, las cosas eran más graves de lo que parecían, y pronto Nunsha comenzó a alucinar que la propia guarida Draconiana estaba infiltrada por Unoscuros. En su estado, confundió una revisión médica de rutina con una interrogación y tortura, matando a un médico Draconiano mordiendo su cuello e hiriendo grávemente a dos de los escoltas que asistían el procedimiento. La voz en su cabeza (en realidad el virus psicobiomimético unoscuro) le ordenó que matara a la Matriarca, la "última infiltrada". Sin embargo, este mandato le hizo a Nunsha dudar de si misma y darse cuenta de que estaba siendo manipulada, ya que la Matriarca nunca podría ser una agente enemiga y ella la había mandado en su misión para empezar.

Purificación[editar]

Arrepentida, Nunsha se inclinó ante la matriarca y le dijo que necesitaba un exorcismo para acabar con sus pecados. La Matriarca utilizó técnicas místicas de hipnosis y comunión ancestral draconiana para purificar el cuerpo y la mente de Nunsha, y limpiar su consciencia absolviéndola por haber matado en error a alguien de su propia especie (el peor crímen para los Dracónidos).

La sustancia viral psicobiomimética salió de Nunsha a través de sus lagrimales y se redujo a un líquido negro y pegajoso en el suelo, el cual fue aniquilado por armas de energía operadas por el Tecno-Chamán del clan.

Sin embargo, Nunsha se equivocó al pensar que este era el fin del ritual, ya que cayó inconsciente y este debía continuar en la choza del Chamán afuera. Su mente tenía remanentes de la infección aún y estos debían ser completamente purgados, como una posesión de sombras. Tras una larga jornada donde el chamán urdió hartos tecnohechizos una y otra vez, destruyendo hasta la última traza de la maligna influencia. Cuando hubo acabado Nunsha se sintió limpia, y se dio la señal de que había sido rehabilitada. La nave-enjambre draconiana envió un haz de luz a la atmósfera en señal de celebración, indicando que la conquista del planeta ya podía celebrarse.

Fiestas[editar]

Una parte significante de los festejos fue dedicada a Nunsha personalmente, ya que además de absolverla por su "crímen", se reconoció su rol en la destrucción del último líder organizado de la resistencia del planeta. A pesar de que los Unoscuros no eran exactamente Ummanos, se le otorgó a Nunsha el título adicional de Aunque Nunsha estaba expectante por la próxima invasión planeada: Altarus Primus.

Tiempo de la invasión[editar]

La invasión sería liderada por Akassha la Pura, otra Pieldraco Cambiaformas - sin embargo, una de estatus y leyenda mucho mayor que Nunsha. Akassha era una albina cuya fama la hacía salvadora de todos los Dracónidos, puesto que se había infiltrado como amante del anterior dictador Altari y lo había asesinado en su sueño. Su agudeza era mucho más mental y postural que psíquica. La misma Nunsha siempre la había admirado por ser todo lo que ella no podría ser. Y ahora la podría conocer por fin en la invasión.

O eso creía. No todo fue como Nunsha esperaba. Aunque Altari III, el planeta que había ayudado a pacificar, era la base de la invasión, en lugar de enviarla a Altarus Primus, la Matriarca decidió que Nunsha debía defender al planeta de rebeldes Ummanos, que lanzaban ataques a diversas ciudades fronterizas. Esto decepcionó mucho a la joven guerrera, que desde que era una pequeña lagartija en Draconia II había soñado con participar del primer asalto a "Altarus" (antes Draconia I). No pudo evitar protestar a la Matriarca, quien con sabias palabras le replicó suave pero firmemente que hay que proteger también la "casa y el húesped de donde se lanza el ataque".

Sin otra opción más que servir, Nunsha se embargó en las operaciones de contrainsurgencia, ahora al mando de tres escuadrones de Pielesdraco, que tomaban forma humana para acabar con cualquier insurgente que encontraran en las ruinas de las ciudades, que eran arrasadas de antemano por aeronaves draconianas antes de que pudieran ser capturadas por los rebelder - realizando así una estrategia de tierra arrasada. Cuando se supo que el líder rebelde, Klemtto, tenía aviones y aviadores de guerra, a Nunsha y sus escuadrones se les asignó una tropilla de Grifos Alamurciélago, suficientes para que todas tomaran vuelo para enfrentar a la alada amenaza Ummana.

Legado[editar]

La historia de Nunsha la Valiente, y la de la Cuarta Guerra Altari-Dracónida, aún no ha acabado...

Debate[editar]

Algunos investigadores en la Comunidad Interplanar generan controversias sobre cómo una organización sofisticada como la Conspiración Unaoscura parece haber sido engañada tan fácilmente por una espía tan torpe; máxime, cuando los documentos indican que estaban al tanto de su actitud sospechosa y de que no era una de ellos. Una teoría, postulada por Bron Khames de Nugoria, dice que los Unoscuros en última instancia pensaron que no podía ser una espía debido a que sus métodos eran "muy obvios" - acostumbrados ala complejidad, esperaban que una infiltración fuera sofisticada y los tomó por sorpresa que alguien tan obviamente "incompetente" en las artes del espionaje sea realmente una agente enemiga disfrazada.

Esta tésis fue criticada por la investigadora Nuriona Silonava, que adujo que tal cosa subestima mucho, no a Nunsha, sino a los propios Unoscuros. Según ella, el plan siempre fue exponer a Nunsha al virus. Para tal propósito colocaron un objetivo falso, que no era el verdadero líder, y le otorgaron una "audiencia" específicamente para que se infecte; luego la dejaron escapar. El propósito era convertir el arma del enemigo en su arma, la infiltración enemiga en su propia infiltración.

Una tercera tésis, avanzada por el grupo de investigación de Simón el Nulo, es que sencillamente el líder planetario tenía una gran debilidad por las jóvenes demonetas aladas. Por casualidad o más seguramente no, este había sido específicamente el disfraz cambiaformas elegido por la Matriarca para que Nunsha utilizara en esa misión. Los guardias sabrían de la predilección del jefe y por eso habrían guiado a Nunsha a él y dejádoles solos - por lo tanto, sellando su muerte. El narcisismo e idolatría del joven alto ejecutivo le habrían hecho creer que no existiría ninguna amenaza por parte de una "tonta admiradora" como ella. Es muy posible, asimismo, que la habilidad psicológica de Nunsha esté generalmente subestimada - ella habría percibido inmediatamente que la debilidad de su interlocutor eran los halagos excesivos y la fingida simpleza, con los cuales fácilmente bajaría su guardia. La historia de un punto ciego tan específico como obvio podría parecer increible, pero una larga serie de precedentes en incidentes similares pareciera validar su probable existencia.

En adición hay varias Hipótesis del Complot, populares en Illoria, sobre que Nunsha tiene la capacidad de manipular sutilmente la realidad sin saberlo y es Narractiva. Estas tendencias han sido rechazadas unánimemente por los investigadores más serios, que recordaban que la Draconiana no vive en las Postimetrías. Además, postular la narractividad, en este caso sin prueba alguna, fungiría como una respuesta barata para todo - por lo tanto, no serviría para explicar nada.

⚜️[editar]

Agregar un comentario...

¿Tienes un comentario sobre esta página? Agrégalo aquí o edita la página directamente.


Nombre: (Consejo: si accedes a tu cuenta no tendrás que escribir tu nombre manualmente)