Ngen

De Bestiario del Hypogripho
Logo mito mapuche.png
Este artículo contiene una aproximación investigativa sobre temáticas correspondientes a mitos antiguos y/o leyendas orales.
Mitología mapuche:
Ngen

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos redactados por Ayanes (y creados por terceras personas).  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Dentro de la cosmovisión y mitología mapuche el término Ngen se refiere a un espíritu de la naturaleza cuya función es velar por el bienestar del elemento al que se encuentran asociado, mantener el orden entre estos elementos y el ser humano.

Etimología[editar]

La forma de identificar a un espíritu como un Ngen es por su nombre, estos espíritus naturales tienen el prefijo "ngen" usado antepuesto a otro prefijo que determina el elemento al que están asociados. De tal forma que "ngen" significa dueño, el que domina, predomina, dispone, manda gobierna, cuida, resguarda y protege, un elemento concreto. Ejemplos: Ngen-echén, significa dueño de la humanidad, Ngen-mapu, significa dueño de la tierra (particularmente la cultivable), o Ngen-kütral, el espíritu dueño del fuego.

Apariencia[editar]

Los Ngen son descritos, al igual que casi todos los espíritus de la mitología mapuche, como seres de luz y color, además de cualidades cuatricéfalas, son descritos con cuatros rostros: uno de anciano, otro de hombre joven, otro de anciana, y el último de mujer joven, esto más que una descripción literal es una alusión a cuatro de sus caracteres, el rostro de anciano por su sabiduría propia de estos, el de hombre joven por su fuerza, el de anciana por su cualidad creativa, y el de mujer joven por su capacidad de crear vida. A pesar de estas cualidades cada espíritu tiene asociado un género específico, como es el ejemplo de Ngen-mapu-fücha y Ngen-mapu-kushe, que son una pareja de espíritus. Esta descripción cuatricéfala parece ser más bien metafórica por lo previamente dicho y porque en varios mitos los Ngen poseen características antropomorfas, zoomorfos y fitomorfos.

Origen[editar]

Hay muchas versiones del origen de los Ngen, una de ellas cuenta que se crearon junto a todos los demás espíritus al principio de la creación, otras postergan el origen de los Ngen posteriormente a la creación del mundo, tras la "Batalla de los Pillanes" los Ngen fueron creados por la Pu-Am (representación del alma universal y origen de todo) con el fin de que asegurarán el orden en la Ñuke-Mapu (la Madre Tierra) para que no se repita el caos que provocó la Batalla de los Pillanes.

Los Ngen fueron designados a la Mapu (la Tierra) para fomentar el vida y bienestar de la naturaleza y vigilar la correcta relación de los Mapuches con esta. Con esta decisión, Pu-Am quiso que cada espíritu cumpliera cada día con su camino y con cuanto el admapu (conjunto de tradiciones, leyes y normas que rigen la vida de la sociedad mapuche) había establecido para ellos, y cuidar de que los elementos a su cargo no sean afectados negativamente por los Wekufes, y por las malas actitudes del ser humano en contra de la Ñuke-Mapu.

Función y relaciones[editar]

Cada Ngen reside en el interior de un elemento o parte de la naturaleza, y puede aparecer en su entorno inmediato. La presencia de la naturaleza virgen en su lugar de residencia es una condición necesaria para su existencia, destino y acción en la tierra mapuche.

En su forma de interacción con los humanos solo se limitan al medio ambiente natural y solo suelen hacerlo cuando los humanos quieren hacer uso del elemento del que son dueños. En dichas situaciones se debe de seguir la admapu, el humano que entró al dominio del Ngen debe empezar un diálogo respetuoso y afectivo con este. Primero se debe de pedir permiso para ingresar al dominio del espíritu, luego se debe justificar porque se necesita usar algún elemento al cuidado del Ngen (si es que se tiene la intención de hacerlo) y declarar cuanto se piensa tomar para cubrir las necesidades, finalizando con el agradecimiento al espíritu. También, cuando se interactúa con un Ngen fuera del ámbito de la reducción es necesario entregar un obsequio u ofrenda para cumplir con la tradición de la reciprocidad de la admapu, la ofrenda puede consistir en migas de pan, granos de maíz y/o trigo u cualquier otro obsequio.

Es importante resaltar que los Ngen no son los creadores del elemento que gobiernan o el elemento en sí, solo son los espíritus encargados de cuidar de estos.

Ejemplos conocidos[editar]

No está claro si los Ngen existen como seres únicos sino como un conjunto o como una serie de espíritus que comparten una determinada categoría dependiendo del elemento al que se les asocia. A continuación, una lista de ejemplos:

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".

  • Alberto Trivero, (1999), Trentrenfilú, Proyecto de Documentación Ñuke Mapu.
  • María Ester Grebe (2005), Los espíritus de la naturaleza en la religiosidad mapuche, Mapuexpress Informativo Mapuche.
  • Grebe, María Ester; Pacheco, Sergio; Segura, José (1972). "Cosmovisión mapuche". Cuadernos de la Realidad Nacional.

⚜️[editar]

0
 Avatar Ayanes.png  Artículo redactado por Ayanes
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los redactores.
Icon bolígrafo azul 1.png