Neghkädut

De Bestiario del Hypogripho
Bestiario borrador.jpg ADVERTENCIA DE FALTA DE CONTENIDO: Este artículo es un borrador, que se encuentra (evidentemente) incompleto.
Sé paciente

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso del Milegu.   Este artículo tiene elementos que forman parte del Planeta Llih.     Este artículo se compone de contenidos creados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo carece de audios de pronunciación. Puedes ayudarlo trasladando su audio de pronunciación desde Blogia o desde corresponda.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional moderada (magnitud 2). Algunos conocimientos sobre las ficciones mencionadas pueden ser necesarios para entender mejor, o del todo, el tópico. 

Los Neghkädut son los antecesores de los Lröjhune. Se convirtieron en Lröjhune debido a un terrible accidente mágico.

Sucedió en el Planeta Llih, debido a un desafortunado incidente donde un Orādye, un miembro del cuerpo de élite de los antecesores de los Lröjhune, los Neghkädut (literalmente, "los completos")[n 1] quiso demostrar a un Azer (o Azhêr) su gran repertorio intelectual, retándole a una partida de ajedrez mental o nölkan.

Para los Orādye (cuerpos de élite) era muy habitual enfrentarse a los Azhêr en pruebas de resistencia y fuerza mágica, pero los retos mentales habían sido prohibidos por causas desconocidas hacía muchos siglos.

La historia de Âkmejokajyççu[editar]

Este Neghkädut llamado Âkmejokajyççu (/ak-me-xo-ka-'yi-cu/) 🔗, pertenecía, dentro de los Orādye, a la casta de los ril-miruherum, los Grandes Literatos.

Los ril-miruherum Orādye tenían amplias atribuciones dentro de la sociedad neghkädut: se dedicaban a recopilar, transmitir y rectificar la información para las generaciones siguientes (esto es, eran historiadores, logógrafos y bibliotecarios), así como a la búsqueda de nuevos documentos que les ayudaran a volver a su Plano originario. También, por extraño que parezca, contaban entre sus funciones presentarse en la mayoría de batallas rituales contra los Azhêr, puesto que en ellas se hace un uso muy avanzado y extraño del lenguaje.

Sin embargo, este Orādye era un presuntuoso que nunca había hecho caso a ningún otro Orādye e incluso había hecho creer al órgano colegiado de los ril-miruherum que había completado sus estudios cuando no había sido así.

En todas las sociedades (primitivas o no) existen aggrandizers (sujetos con un destacado nivel de oportunismo) que se aprovechan del trabajo de los demás sin resultar en ningún beneficio en absoluto para el resto de la sociedad, sin embargo, debido a la energía y decisión de estos individuos terminan en puestos muy importantes y condicionando la vida pública de dichas sociedades. Son individuos ambiciosos que frecuentemente tratan de concentrar el poder financiero, político, militar y religioso en sus manos. De hecho, los aggrandizers conforman élites locales que en tiempos de crisis no proveen ayuda alguna a la comunidad e incluso idean métodos de aprovechar las desgracias ajenas[r 1].

Y Âkmejokajyççu era un aggrandizer. Debido a pertenecer al poderoso clan de los Âkmejokauuulkoïhum defendía a capa y espada unos principios y valores que no eran los mismos que los del resto de ril-miruherum y por supuesto tampoco eran los mismos que los del conjunto de Neghkädut. El clan Âkmejokauuulkoïhum se concedía a sí mismo un rol preponderante en los rituales religiosos e incluso se otorgaban la reputación de provocar desastres naturales para así apuntalar su postura como canal de las fuerzas sobrenaturales.

Estos rituales llevaban consigo asociados una serie de estructuras (altares para los rituales, montículos funerarios, templos) y creaba incluso grupos sociales dependientes (monjes, constructores, cocineros, criadores de animales para el sacrificio) que les hacían más fácil a los Âkmejokauuulkoïhum continuar con su pretexto de realizar constantes celebraciones de fiestas con intercambios de objetos y también competiciones con otras comunidades y clanes (lo que incrementaba su poder).

Los Azhêr eran grandes enemigos de los Neghkädut, por lo que incluso las grandes familias como los Âkmejokauuulkoïhum tenían que enfrentarse con ellos con algo más que con palabras inventadas en complejos rituales. Así pues, los ril-miruherum, los conocedores de la Antigua Sabiduría neghkädut, eran los que comandaban el enfrentamiento con estos temibles seres de fuego puro.

Por ello, entre los ril-miruherum, había artistas guerreros, capaces de empuñar diversos tipos de catapultas mágicas (o lra´dukokler), mastiagatos (netheÂhelat) y salpechanes (tanjylrïhâk).

Las lra’dukokler son armas semi-invisibles y portátiles compuestas de fuego mágico y que funcionan bajo el principio de la palanca de primera clase. Se las conoce también como catapultas de brazo debido a que recuerdan a su forma y pueden anudarse al brazo para ser usadas.

Los mastiagatos son enormes "punzones" que pueden ser utilizados como lanzas pero que son capaces de trazar los complejos símbolos requeridos para luchar contra los Azhêr en un espacio abstracto cuadrimensional (esto es, tridimensional + tiempo) conocido como Âhelani. Este espacio cuadrimensional transforma los signos dibujados por los ril-miruherum en objetos arrojables a los Azhêr. Son una parte muy importante del ritual de repulsión de los Azhêr. Los objetos creados por los mastiagatos y por el Âhelani podían serlo mediante la escritura o mediante el dibujo.

Los salpechanes son placas de pizarra naranja[n 2] que todos los ril-miruherum llevan a modo de escudo. Cuando el Azhêr se acerca, los salpechanes se desenrollan y se colocan formando una muralla que proteja a los ril-miruherum y al resto de soldados neghkädut. También formaban un cilindro donde acumulaban la energía proveniente del espacio Âhelani (que se conoce como pozo Âhelani). La pizarra naranja del salpechán absorbe la energía de los Azhêr como si fuera una esponja y la redirige al cilindro que se llena de fuerzas incontrolables. Son estas energías la que permiten la conversión de dibujos o palabras en objetos tangibles. A pesar de que esta sea su utilidad principal, debido a la característica de absorber la energía de los Azhêr, los salpechanes también pueden ser utilizadas como armas cuerpo a cuerpo, infligiendo un daño moderado a los Azhêr.

La institución del "yeweewa aua Eqixuh", esto es, el "Combate con el Azhêr", es una tradición aún más antigua que la del propio clan Âkmejokauuulkoïhum, aunque basada en los mismos principios: los grupos de aggrandizers surgidos después de que las comunidades neghkädut tuvieran excedentes de producción —antes de ello no hubiesen sido siquiera tolerados—, buscaban maneras de redirigir los excedentes a actividades que involucrasen el prestigio de la élite recién formada, así como el uso (y control) de materiales de lujo. La fabricación y posesión de armas, corazas y salpechanes encajan perfectamente dentro de esos bienes de alta calidad que buscaban aumentar el prestigio propio.

Los Azhêr, que sobreviven en los desiertos, no contactaron con los Neghkädut hasta que estos expandieron su área de influencia a zonas fuera de su núcleo inicial de poblamiento, saliendo de su habitual hábitat de selva, internándose en la sabana primero para llegar a los bordes del desierto, donde los Azhêr buscan a sus víctimas.

Este incremento de territorio fue debido al crecimiento igual de pronunciado de la población, fruto del paso de una sociedad igualitaria a una con excedentes de producción y con élites en expansión.

Lo normal hubiera sido que los Neghkädut evitaran a toda a costa a los Azhêr, pero los clanes de la élite neghkädut se enfrentaban cada vez que podían con ellos, haciendo incluso que se alejaran cientos de kilómetros del desierto, para entrenar a legiones enteras de soldados. Así, aumentaban el prestigio entre sus camaradas.

La aplicación de los principios de la Antigua Sabiduría neghkädut a los guerreros hizo que una fracción de los tranquilos ril-miruherum fuese especializándose más y más en poder combatir a los Azhêr. Pasados cientos de años, todos los ril-miruherum recibirían dicha formación, aunque luego no se dedicaran a ello.

El clan de Âkmejokajyççu (los Âkmejokauuulkoïhum), no era visto con buenos ojos entre los ril-miruherum; su temeridad y desprecio por otras autoridades fuera del clan eran bien conocidas. Y Âkmejokajyççu fue aún más allá que el resto de sus antecesores, desobedeciendo incluso las normas del clan.

Aún así, era comandante de una partida de ril-miruherum en el norte, cerca del Desierto de los Azhêr (Uehaūla uemum Eqixuh), lo que había ocasionado ya algunos altercados en poblaciones fronterizas y en la propia compañía. Sin embargo, el carisma de Âkmejokajyççu y su imparable cháchara calmaba a unos y hacía fútiles los intentos de otros de sus subordinados de presentar sus quejas ante los generales de la comarca. A pesar de las múltiples protestas, el expediente militar de Âkmejokajyççu permanecía sin mácula. También calmaba a sus superiores organizando espléndidos banquetes, donde comía más que ninguno, lo que también hizo mella en su porte, algo más grueso que el del resto de los guerreros.

Encuentro y combate de Âkmejokajyççu con los Azhêr[editar]

Al no haber completado sus estudios, no conocía los métodos básicos para evitar o combatir a un Azhêr, ni cómo ahuyentar y separar a un Azhêr del resto de su grupo, por lo que la patrulla se encontró directamente enfrentándose contra cuatro Azhêr.

Tropezar de improviso con un grupo de Azhêr es extremadamente peligroso, a pesar de que sea tan reducido como al que se enfrentó Âkmejokajyççu, sobre todo sin la adecuada experiencia.

Ihhelokaçäsâkmejoka, compañero de Âkmejokajyççu, era mucho más experto y fue capaz de subsanar las brechas en la defensa, dividiendo a la patrulla en siete grupos de seis soldados, para que montasen los salpechanes y los pozos Âhelani, enfocándose en un ataque frontal, con toda su fuerza, sin utilizar las técnicas habituales de combate ritual, sino unas mucho más directas y eficientes.

Pasados varios minutos de los inicios de los combates, dos de los Azhêr decidieron huir y la unidad de ril-miruherum pensó que el combate ya estaba controlado, pues ya no estaban en desventaja.

Sin embargo, en un giro de los acontecimientos, Âkmejokajyççu ordenó que no se atacase a los Azhêr restantes en formación de combate sino de manera ritual. Aunque Ihhelokaçäsâkmejoka se negó al principio, tuvo que obedecer ante las impetuosas arengas de Âkmejokajyççu, que cargaba blandiendo su mastiagato y su salpechán, totalmente desprotegido.

Debido a su rápido movimiento, saliéndose de la columna, sólo una formación de tipo ritual, que guardaba los flancos del soldado en vanguardia, podría salvar su vida.

Pero los ril-miruherum habían obtenido su ventaja debido a su combate feroz y sin pausa y el estilo de combate ritual no favorecía eso en absoluto, puesto que requería de complejos movimientos con una línea siempre fija, para guardar los laterales, totalmente al contrario que la disposición en círculo de un combate directo.

Así pues, el grupo de ril-miruherum, muy reducido a causa de los heridos provocados por los dos Azhêr que habían conseguido poner en fuga, perdió su ventaja. La protección a Âkmejokajyççu se mantuvo, pero a costa de estar expuestos a los terribles ataques de los Azhêr restantes.

Después de que cayeran tres ril-miruherum más, Âkmejokajyççu decidió retirarse, pero uno de los Azhêr, el más grande, le atrapó con un abrazo ígneo e hizo retroceder al resto de soldados.

Aún preso en el abrazo ígneo, Âkmejokajyççu se revolvía sin éxito, pero no era atacado por el Azhêr. Pese a que tenía al líder del grupo a su merced, el Azhêr, llamado Cazwzeovthaösde, le dijo:

Cazwzeovthaösde wa sërözo. Wœhx xuhavýv nlaf, weup oký çäççýdebuas wa’së kljöjâ.
  — Cazwzeovthaösde —literalmente rostro-ardiente—, te saluda. Si te retiras ahora, cada uno podrá seguir su camino).

A lo que Âkmejokajyççu respondió[n 3]:

—Âke ný lý xnuxâd "Yewerumduhu".
  — Eso ni lo sueñes, Caratostada)[n 4].
Ihlalzâk sihççok ziu meglys nelkfes’ heiççâd föuvwñ
  — Entonces, tendrás que luchar contra mí.

Al ver a su líder atrapado, los ril-miruherum lucharon más denodadamente y consiguieron poner en fuga al otro Azhêr que aún combatía. Pero una vez alcanzado tamaño logro, cayeron exhaustos sobre el suelo pedregoso y se retiraron a una distancia prudencial. Poco más podían hacer aparte de animar a Âkmejokajyççu.

Sin embargo, él no necesitaba ánimos pues su arrogancia era demasiado grande para ello.

Muy lentamente, Cazwzeovthaösde aflojó su abrazo ígneo y depositó a Âkmejokajyççu en el suelo (pero no lo liberó). Una jaula de energía cubría a ambos e inmovilizaba totalmente al arrogante Orādye.

Como es habitual entre los Azhêr, Cazwzeovthaösde dio a elegir a su enemigo cuál sería la modalidad de combate entre ambos.

Dýewâh eicö’ex fp röhvp eö vafek: ḫöocö raiijý, cauwöhyxërxey, vdzvaih eo nuçowâmee ẃyu "yiuhfah nölkan"[n 5]
  — Puedes escojer la forma de morir: duelo físico, cauwöhyxërxey[n 6], carrera de velocidad o ajedrez mental.

A lo que Âkmejokajyççu contestó, creyéndose muy inteligente (pues ciertamente era una gran conocedor del nölkan):

Näxihhum ee yiuhfah nölkan, sh hegebö e’l yey mer ñoekler puler.
  — Juguemos al ajedrez mental, te ganaré aún con las piernas rotas)[n 7].

Todas estas pullas de Âkmejokajyççu no parecían hacer mella en Cazwzeovthaösde, pero le pondrían en cada vez una peor posición de cara al nölkan.

Odi ñozö yeçböhi ñi eosi’we, ihlalzâk.
  — Así será sellado tu destino, entonces.

Cazwzeovthaösde liberó al impertinente Neghkädut de su prisión de fuego para trazar en el aire una enorme plataforma con ayuda de su magia. Líneas de fuego y gas parecían surgir entre las ranuras del mismo espacio. El enorme panel pronto se fue haciendo más y más definido, apareciendo un enorme graderío, como si de un edificio para contemplar un espectáculo se tratase. Las circulares gradas rodeaban un espacio central donde un enorme panel, en un principio rectangular y liso y poco a poco cada vez más irregular se fue conformando.

Las llamaradas mágicas se alzaron como si fueran las columnas de templos largo tiempo olvidados, reflejándose en las montañas que flanqueaban el desierto de los Azhêr.

Notas[editar]

Las notas son tan ficticias como los contenidos.
  1. Neghkädut no puede ser el nombre originario de estas criaturas, puesto que la diferenciación "armaduras completas" frente a "armaduras vacías" aún no se había dado cuando todavía existían con su cuerpo físico. De hecho, ni siquiera eran una raza de sólo guerreros.
  2. Se supone que extraídas gracias a Cachalosas Naranjas o bien a cultivos de células mutadas de Cachalosa, con bioingienería.
  3. Ambos hablan variantes del idioma dussiano. El idioma azhêr y el idioma neghkädut son mutuamente ininteligibles debido a un vocabulario bastante diferente, pero como tienen una gramática similar (influencia del dussiano) ambos contendientes pueden traducir en tiempo real lo que dice el otro mediante sencillas técnicas mnemotécnicas.
  4. Yewerumduhu (esto es, "caratostada") es una inversión peyorativa y burlesca del auténtico nombre del Azhêr.
  5. Al pronunciar yiuhfah nölkan sus ojos brillaron con delectación, era uno de los mayores expertos en ajedrez mental de su estirpe. "Yiuhfah nölkan" es una expresión dussiana, no azhêr, lo que arroja aún más misterio sobre el origen de esta técnica.
  6. Cauwöhyxërxey significa literalmente "rompeespaldas". Es una técnica azhêr para combatir a los Neghkädut y superar la protección de sus armaduras.
  7. Frase hecha equivalente a "con los ojos cerrados", en castyano. Los Lröjhune se llaman así mismos conmiserativamente "Ñoekler puler" (los Piernas Rotas) y llaman a Âkmejokajyççu despectivamente "ú siy pwïkii Ñoekler puler", "el Piernas Rotas más grande".

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. Este párrafo sigue las teorías arqueológicas de Gary M. Feinman y de T. Douglas Price que analizan el papel de los aggrandizers y cómo se fundamentan las desigualdades en las sociedades humanas.

⚜️[editar]

0
 Avatar Jakeukalane.png  Artículo original de Jakeukalane
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png