Mundos elementales (Imontegaverso)

De Bestiario del Hypogripho

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso del Imontegaverso.   Este artículo tiene elementos que forman parte de los Mundos de Guxian-Fan.     Este artículo se compone de contenidos creados por Imontegav.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional moderada (magnitud 2). Algunos conocimientos sobre las ficciones mencionadas pueden ser necesarios para entender mejor, o del todo, el tópico. 

Los cinco mundos elementales son un grupo de mundos existentes y del mismo sistema planetario o pseudoplanetario. Hasta ahora sólo se ha conseguido acceder de forma segura mediante portales intrauniversales desde los iaunatorios de Munosilepia (hace milenios conocida como "Tierra") a los mundos de tierra, agua y aire. De los mundos de fuego y éter sólo se tiene constancia visual. Los cinco mundos son muy cercanos entre sí, siendo observables a simple vista desde cada mundo y orbitando en un pentágono perfecto. Entre estos, el mundo de fuego aporta luz a modo de miniestrella.

Los mundos elementales se clasifican en paralelo a los mundos de sabores, los mundos de los reinos y a los mundos elementales; y guardan alta relación con los mundos filosofales.

Mundo de tierra[editar]

El mundo de tierra es curiosamente muy similar al planeta Munosilepia. Posee una presión atmosférica similar, composición similar (es respirable) y masas de agua como ríos, lagos y pequeños mares sobre lo que parece ser un supercontinente global. Los entornos de este planeta son altamente rocosos, arenosos y montañosos, a veces mostrando pequeñas masas de vegetación biológicamente similar a la nativa de Munosilepia. También se tiene constancia de la existencia de mares, géiseres y ríos de arena que fluyen como si fueran de agua.

Mundo de agua[editar]

El mundo de agua es un planeta acuático que parece presentar pequeñas islas de pumita u otra roca de baja densidad que sostiene en ocasiones vegetación diversa similar a la del mundo de tierra. Estas islas se ha reportado que rotan y se mueven con los flujos oceánicos, chocando o separándose a veces entre sí. También se han encontrado icebergs y masas de hielo flotantes. Se cree que el océano global de este mundo no presenta un fondo rocoso. De presentar fondo, este estaría constituido por alguna fase de hielo de agua de alta presión.

Mundo de aire[editar]

El mundo de aire es un planeta gaseoso, un gigante de gas especialmente denso y constituido principalmente por oxígeno y nitrógeno. En la parte alta de la atmósfera se han observado extrañas islas que parecen flotar en el aire y cuya roca contiene menas de mineral extraño sin identificar. Gracias a estas islas se ha logrado levantar portales acceso a este mundo, ya que se requiere de un sustrato sólido para construir la infraestructura necesaria. Las islas a veces presentan vegetación y pequeños lagos y cascadas que parecen arrojar aguas infinitas. Se desconoce como se renueva el agua en dichas.

Se ha observado que las islas pueden atravesar nubes y alterar los ciclos climatológicos del planeta. También se ha observado la caída y colisión entre islas. ´ Algunas islas caen al fondo y no regresan. Se cree que este mundo no presenta fondo rocoso ni acuoso, constando probablemente de un manto de oxígeno y nitrógeno en estado de fluido supercrítico, y un núcleo de oxígeno y nitrógeno metálicos.

Mundo de fuego[editar]

El mundo de fuego es uno de los dos mundos elementales que no han podido ser visitados pero sí observados. Este mundo, probablemente un pseudo-planeta, presenta un color anaranjado intenso y escupe en ocasiones colosales llamaradas observables a simple vista desde los mundos de tierra, agua y aire. Se desconoce la posible composición y naturaleza de este mundo, aunque perfectamente podría tratarse de una anomalía profunda.

Mundo de éter[editar]

El mundo de éter es otro de los dos mundos elementales que no han podido ser visitados pero sí observados. Este mundo, probablemente un pseudo-planeta, presenta una apariencia de sombra y está constituido principalmente por éter omnipermeable superfluido. Se observa como una enorme esfera de vidrio invisible cuyo interior cambia en degradado a un negro translúcido cada vez más opaco. Esto se observa gracias a que el mundo de éter eclipsa al mundo de fuego en algunas localizaciones del mundo de tierra. En ocasiones, el mundo de éter produce pequeños destellos observable desde los otros mundos y que parecen ser mega-tormentas eléctricas, auroras táumicas u otro fenómeno extraño.

En un principio este mundo pasó inadvertido y se determinó que sólo habían cuatro mundos elementales. Tras calcular las distancias y posiciones entre estos cuatro mundos elementales, se notó que estos mundos, de misma masa, formaban un trapezoide entre sí y seguían una órbita estable gracias a fuerzas extrañas. Se llegó a la conclusión de que existía una anomalía gravitatoria y la órbita sería inestable sin dicha. Gracias a los destellos eléctricos formados en el mundo de éter, y a que "sombreaba" el mundo de fuego en algunas latitudes del mundo de tierra, este mundo fue descubierto.

Tras efectuar lecturas con taumoscopios, se detectaron altas concentraciones de magia en dirección al fantasmal mundo de éter y se pudo concluir su verdadera naturaleza etérea y cuasi-intangible. Sin embargo, y al igual que sucede con el mundo de fuego, se desconoce el origen del mundo de éter y el cómo se mantiene altamente denso, por lo cual se ha catalogado como otra anomalía profunda.

Véase también[editar]

⚜️[editar]

0
 Logo Imontegav.png  Artículo original de Imontegav
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png