Mundo de ΔΕΛΤΑΡ

De Bestiario del Hypogripho

Este artículo tiene elementos que forman parte del Mundo de ΔΕΛΤΑΡ.     Este artículo se compone de contenidos creados por EndruP25.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

ΔΕΛΤΑΡ es un mundo creado por la deidad ΔΕΛΙΣ hace miles de millones de años. La forma de este mundo no está demostrada, ni su tamaño tampoco, ya que su extensión es enorme. Se dice que es un mundo plano e infinito, ocupando todo el Universo en el que se encuentra. También se dice que ΔΕΛΙΣ va expandiendo el mundo y creando nuevas formas de vida, incitando a las especies que pueblan este mundo a explorar y descubrir cosas nuevas.

Descripción del Mundo[editar]

El mundo está dividido en 3 capas: La Superficie, Las Cavernas y El Otro Lado.

La Superficie[editar]

Es la capa más antigua del mundo, se encuentra encima de Las Cavernas y debajo de El Otro Lado. Esta tiene todo tipo de biomas: Lagos de Lava, Bosques de Coníferas, Bosques Tropicales, Hayedos, Pantanos, Océanos, Montañas Nevadas, Ríos, Desiertos, Praderas, Lagos Helados, Cerros y demás. En estos sitios habitan seres como Magos, Goblins, Slimes (excepto los de Luz y los de Oscuridad), Elementales (excepto los de Luz y los de Oscuridad), Humanos, Élfidos y más especies.

Las Cavernas[editar]

Es la capa más moderna del mundo. Esta fue creada en la Segunda Era tras la Corrupción del Cristal causada por la diosa ΔΕΛΩΡΑ, un evento que fue tan catastrófico que marcó el paso de la primera a la segunda era, junto con la aparición de muchísimas nuevas especies y biomas y la desaparición de los dioses para toda la eternidad. En este lugar debes estar completamente libre de magia para entrar y se encuentra por debajo de La Superficie. Para acceder debes encontrar un Estrato-portador y ser un ser no-mágico. Esta capa está compuesta por estrechos tubos de aire entre roca dura y pocas veces puedes encontrarte con zonas anchas y espaciosas, este lugar es la principal residencia de los Goblins precisamente por su ausencia de magia. Las principales especies que habitan esta capa son Goblins, Slimes y Elementales de Oscuridad y de Roca, Plantas Fungosintéticas y Candelongos, entre otras.

El Otro Lado[editar]

Esta capa se encuentra por encima de la superficie, siendo esta construida por los dioses en la primera era a la hora de buscar un lugar donde asentarse para poder observar a los seres mortales sin tener interacción directa con ellos, mientras que los seres inmortales se fueron a vivir con ellos. Se dice que tras morir tu espíritu va a una parte de este lugar llamado El Paraíso, y las Almas deciden si van al Paraíso Puro o al Paraíso Impuro basándose en unos criterios. Para llegar a esta capa has de encontrar un Estrato-portador y ser un ser inmortal. También podrás llegar a ella si mueres, pero sólo tendrás acceso a El Paraíso y no podrás salir de este. El Otro lado se divide en tres principales biomas, El Paraíso, El Averno y El ΔΕΙΔΙΚΥΣ o el lugar donde habitaban los dioses en el pasado. En cada bioma vive un tipo de ser, viviendo Almas y Seres de Luz en El Averno, los Espíritus de los muertos en El Paraíso y, en el pasado, los dioses en El ΔΕΙΔΙΚΥΣ.

Historia[editar]

La Preera: ΔΕΛΙΣ y la creación de ΔΕΛΤΑΡ[editar]

En un principio, no había nada, absolutamente nada hasta que, en un momento puntual, en esa nada se formó energía. Esa energía se agrupó hasta que generó algo que se podría conservar por toda la eternidad, algo lo cual tenía una inteligencia mínima, pero lo suficientemente poderosa como para saber generar más energía tal como se había hecho antes de su creación. Esta inteligencia generó y agrupó más energía alrededor suya desarrollando así su inteligencia. Llegó un punto en el que tanta inteligencia había adquirido agrupando energía que pudo ver, oler, oír, saborear y sentir todo lo que a su alrededor estaba, tanta inteligencia había adquirido que sabía que de la energía podía salir materia y, al poder crear energía de la nada, también podía crear materia de la nada. Así, este ser decidió crear un bloque de materia cuya área sería infinita y cuya altura se prolongaría sólo hacia abajo. Pero esta deidad, que por cierto decidió llamarse ΔΕΛΙΣ, sabía que tras crear algo infinito perdería su libertad y su capacidad de generar energía, ya que por siempre tendría que estar vinculado al mundo para que la energía de este nunca decayera. Así que antes de perderlo todo creó dos seres, los Dioses, seres inmortales pero incapaces de reproducirse, y Las Sombras, seres que morían casi tras nacer pero que también se reproducían rapidísimo (solían salir 2-3 hijos por pareja reproductora), para que estuvieran en continua lucha y su energía fuera empleada. También creo dos importantes objetos. La Piedra Elemental, una piedra en la cual estaban todos los elementos que poblarían el mundo, y el Cristal Antiguo, un cristal por el cual ΔΕΛΙΣ podría estar en contacto con el mundo y así poder transmitirle su infinita energía a este. Luego bautizó el mundo como ΔΕΛΤΑΡ y desapareció para siempre.

La Primera Era: Desde las Luchas Antiguas hasta la Corrupción del Cristal[editar]

Las Luchas Antiguas[editar]

Antes de irse, ΔΕΛΙΣ ya sabía que las Sombras irían aumentando su población de una forma tan descomunal que los Dioses no podrían hacer nada, si eso era así, las Sombras lo acabarían dominando todo y su infinita energía sería inútil. Así que decidió que antes de irse le daría ciertas habilidades a los Dioses para que la batalla estuviera igualada. Estas habilidades serían la custodia de la Piedra Elemental y el uso ilimitado de sus poderes. Así nacieron muchos Dioses, uno por cada elemento que no estuviera ya controlado por otro Dios, ya que estos nacían cuando había algún objeto que no estuviera ya controlado por otro ser. Así, estos nuevos Dioses usaron sus nuevas habilidades para combatir contra las Sombras con un único objetivo, la posesión del Cristal Antiguo, ya que así tendrían la energía de ΔΕΛΙΣ y la podrían emplear en lo que ellos quisieran. Al final, tras muchísimas batallas, los Dioses y las Sombras llegaron a un acuerdo. Los Dioses vivirían arriba, en el cielo, las Sombras vivirían en el subsuelo y el Cristal Antiguo se iría alternando entre ambos grupos. Sin embargo, a la hora de aceptar los Dioses robaron el cristal y, con ese poder extra, encerraron por siempre a las sombras en los subsuelos, dejándolas sin la más mínima posibilidad de salir. Estas, condenadas por siempre a vivir en las profundidades de ΔΕΛΤΑΡ, empezaron a excavar túnenles por debajo de La Superficie, originando lo que en un futuro serían Las Cavernas. Sin embargo, los cadáveres de Las Sombras iban llenando los túnenles, por lo que fue imposible habitar estos túnenles hasta comienzos de la Segunda Era.

Las primeras formas de vida[editar]

Tras ganar los Dioses sobre las Sombras, y poseer tanto la Piedra Elemental como el Cristal Antiguo, se dieron cuenta de que en ΔΕΛΤΑΡ apenas había movimiento, tras el destierro de las Sombras sólo ellos poblaban La Superficie, así que decidieron utilizar las habilidades y herramientas que tenían y crear una nueva forma de vida. Al principio no fue fácil, pero poco a poco fueron descubriendo cómo interactuaban los elementos y la energía y, tras muchos intentos, lograron crear su primera forma de vida. Esta era una especie de gelatina, sin forma ni color definidos, pero que se mantenía en pie y se movía ya fuera rodando o dando saltos. Los Dioses lo bautizaron Slime y celebraron que habían creado su primer ser inteligente. Luego, vieron que La Superficie era muy uniforme y decidieron darle forma, creando diferentes biomas (bosques, volcanes, montañas, etc.) y crearon más Slimes para que el primero no se sintiera solo. Conforme pasaba el tiempo, los Dioses observaban maravillados como los Slimes iban poblando La Superficie, también observaron que los Slimes eran muy sensibles al bioma en el que se encontraran, modificando el color de su gelatina y obteniendo habilidades para adaptarse mejor al bioma en el que estaban, ejemplo: Si un Slime vive en Lagos de Lava, este Slime cambiará su color a naranja y desarrollará inmunidad al fuego. También observaron que los Slimes eran sensibles a ellos (Los Dioses) perdiendo su color y habilidades cuando estos estaban cerca. Así que usaron la energía de ΔΕΛΙΣ para crear una nueva capa, muy por encima de La Superficie, lo suficiente como para no poder interactuar con ningún ser vivo. Allí pusieron un suelo, muy corto de altura pero indestructible y también infinito, como la superficie, y en el centro de este soltaron el Cristal Antiguo justo en el centro, con delicadeza y este, en vez de caer, quedó flotando, tal como los Dioses habían previsto, y construyeron una gran sala en el lugar donde estaba el Cristal. Llamándola a esta El ΔΕΙΔΙΚΥΣ, y sería la residencia de los Dioses. Luego decidieron crear varios biomas al igual que habían hecho con La Superficie y crearon un nuevo ser inteligente, sólo con la energía del Cristal Antiguo, basándose en su forma (la de los Dioses) y lo bautizaron como Alma. Este ser era exactamente igual que un Dios, sólo que este sí podía reproducirse libremente, era también inmortal. Los Dioses, por miedo a que estos seres les arrebataran el liderazgo los maldijeron por siempre, haciendo que cuando un Alma estuviera cerca de cualquier otra ente con vida (menos a otra Alma), pasaría a ser su sirviente eternamente. Así hubo muchas Almas que trabajaron como esclavos de los Dioses mientras que estos podían abusar de su poder.

La Corrupción del Cristal[editar]

Luego de dar forma al mundo, encerrar a las Sombras y crear nuevas especies el mundo pasó por un periodo de estabilidad, los Slimes se reproducían y poblaban La Superficie mientras que las Almas volaban por El Otro Lado o servían a Los Dioses por haberse acercado demasiado a ellos. Al nacer muchos pobladores, nacían nuevas ideas y al no estar controladas por nadie, nacían nuevos Dioses. En un día cualquiera, nació una niña, que seguiría siendo niña por siempre debido a que era inmortal, llamada ΔΕΛΩΡΑ, la personificación de la curiosidad. Esta Diosa era traviesa, y siempre había ocasionado problemas a los Dioses, ya que era capaz de sacrificar cualquier cosa sólo para saciar su enorme curiosidad. Un día, se preguntó qué habría debajo de La Superficie y buscó algún modo de acceder al subsuelo, se dio cuenta de que podía usar la energía de ΔΕΛΙΣ para construir un artefacto que le permitiera realizar dicha tarea, el resto de Dioses no sabía nada al respecto. Así que, una noche en la que no le veía nadie, robó El Cristal y lo utilizó. Se dio cuenta de que El Cristal no era fácil de manejar y tuvo que esforzarse mucho para crear lo que deseaba. Al final lo logró pero no uno, si no muchísimos repartidos por las tres capas. El gasto energético fue tan grande que ΔΕΛΩΡΑ se desmayó, dejando caer el cristal sobre el suelo, rompiéndose por el impacto. Del cristal roto salió toda la luz y la oscuridad que este había estado conteniendo, atacando al objetivo vivo más cercano, en este caso ΔΕΛΩΡΑ la cual estalló y desintegró a todos los seres que dependían del cristal para sobrevivir, Dioses y Sombras. Una parte de la energía de los Dioses y de las Sombras se acumuló en La Superficie y en Las Cavernas y crearía nuevas formas de vida en el futuro (Goblins, Magos, Plantas Fungosintéticas y Candelongos, entre otros) y el resto se acumuló en el cuerpo inerte de ΔΕΛΩΡΑ tomando vida de nuevo gracias a esa energía. Luego apareció en la superficie, puesto que tenía energía oscura y no podía estar en el cielo y también tenía energía luminosa y no podía estar en Las Cavernas. Despertó allí, ya no como una niña traviesa y curiosa, sino como una persona madura, recordando lo que había pasado y dándose cuenta de lo que había hecho. Al estar roto El Cristal, el mundo no tendría energía y, sin energía, el tiempo no fluiría y al no fluir el tiempo la poca energía que quedaba en el mundo no podría llegar a definirse de ninguna forma, haciendo que ΔΕΛΤΑΡ se convirtiera en un mundo desértico, sin vida. Ella sabía que podía arreglarlo, pero eso implicaría sacrificarse y estar sufriendo por toda la eternidad. Hizo balance de pros y contras y se dio cuenta de que tras lo que había hecho debía hacer ese sacrificio, así que corrió al Estrato-portador más cercano y fue hasta la Última Capa, la Capa de ΔΕΛΙΣ (el cual ya no se encontraba ahí porque no había nada que lo conectase con el mundo) y dejó un fragmento de Roca de las Cavernas (una piedra indestructible) como puente conector entre ella y ΔΕΛΤΑΡ. Tras eso, fue hacia la capa.



Cuentan rumores que la han visto en la superficie, caminando entre los campos. También se dice que ella tiene derecho a bajar una vez cada 10 años y encontrar y besar a un ser vivo en menos de 3 segundos. Si logra eso, ella quedará por siempre libre de su carga y el ser besado será el que sufra por mantener vivo el mundo.

La Segunda Era[editar]

Tras la Corrupción del Cristal nacieron muchas especies nuevas, ya que la energía de los Dioses y las Sombras se liberó descontroladamente y se agrupó de tal forma que hicieron seres inteligentes. Algunos, como los Candelongos o las Plantas Fungosintéticas, no se podían desplazar y al no poder extender sus raíces por la roca indestructible más que para poder mantenerse se alimentaban unos de los desechos de otros, los Candelongos emitían una luz teñida de Elemento Vegetal, la cual usaban las Plantas Fungosintéticas para alimentarse, expulsando estas un polvillo negro como desecho que le servía a los Candelongos como alimento. Si no hubiera sido por esta especie de relación, ninguna de las dos especies poblarían ahora Las Cavernas.

La creación de nuevos seres[editar]

La energía también se agrupó de tal forma que creó especies capaces de desplazarse, comunicarse, oír, ver, oler, saborear y tocar. Estas fueron dos, los Goblins: seres de estatura media 1,80 m, similar a la del humano promedio; de piel verdosa y gruesa, similar al cuero; grandes orejas, situadas estas en la parte superior de la cabeza; una larga y robusta nariz y garras en las manos y en los pies. También poseían una fuerza descomunal y una increíble resistencia. Por otra parte estaban los Magos: Seres similares a los humanos pero que enncima de su cabeza habitaba una extraña presencia, pudiendo poseerle al mago y controlar todo lo que este hace, llegando a usar su cuerpo para dañar y destruir. Esa era la razón por la que iban cubiertos casi al completo, ya que al no recibir luz dicha presencia no tendría energía para poseer al Mago; sin embargo, esto era sólo por el día, ya que por la noche la luz de la Luna hacía que la presencia se convirtiera en puente entre la Luna y los Magos, permitiéndole así potenciar sus habilidades y aumentar el control de la presencia durante el día.

La creación de El Paraíso[editar]

A su vez, en El Otro Lado habían problemas, ya que al morir estos nuevos seres, sus espíritus iban a esa capa, y normalmente estos tenían un carácter revoltoso (el carácter cambiaba cuando el espíritu salía del cuerpo) y eran molestos para la mayoría de Almas, las cuales tras la muerte de los Dioses dejaron de estar malditas y poseídas. Así que las Almas decidieron dividir El Otro Lado en dos partes: Una para ellas y otra para los espíritus de los seres que morían, dividida a su vez en otras dos partes según el comportamiento que tuvieron cuando estaban vivos. Así se creó el Averno, el lugar donde habitaban las Almas, y el Paraíso, dividido en el Paraíso Puro y en el Paraíso Impuro. El Paraíso Puro era un lugar similar a la superficie pero el Paraíso Impuro era un laboratorio, en el que aparecías atrapado dentro de un tubo de cristal y las Almas experimentan contigo para saber cosas como de qué están hechos los espíritus y demás cosas. Lógicamente, no se preocupan por tu estado actual y les da igual cómo estés o el hambre que tengas, ya que los Espíritus no pueden morir de ninguna forma.

La Edad de Plata[editar]

En Las Cavernas todo estaba tranquilo, la poca actividad que había se debía a las interacciones entre Candelongos y Plantas Fungosintéticas, estos seres vivos poco a poco fueron evolucionando hasta que desarrollaron la habilidad de convertir la Roca de Las Cavernas en metales preciosos. Las Plantas Fungositéticas empezaron a formar Plata, un elemento capaz de absorber la Magia e ir soltándola, convirtiéndose en generadores de esta. Un solo rayo de luz con Elemento Vegetal le bastaba para propagar ese elemento por toda la zona. Esto hizo que las Plantas Fungosintéicas se propagaran mucho más rápido, absorbiendo la luz que emitían los Candelongos en cantidad de manera mucho más veloz. Esto generó mucho más desecho por parte de las Plantas así que la población de Candelongos también creció exponencialmente, esto es lo que se conoce como Edad de la Plata.
Un tiempo después de que Las Cavernas pareciese una jungla subterránea, los Candelongos también desarrollaron la habilidad de crear un metal precioso. Este fue el oro, y también tenía propiedades, anulando toda clase de Magia que se encontrara a su alrededor. Este metal se propagó muy rápido, mucho más que la plata y provocó que la luz que emitían los Candelongos careciese de Elemento Vegetal, rompiendo la relación entre Plantas Fungosintéticas y Candelongos. Esto provocó la extinción de las Plantas Fungosintéticas, puesto que la plata estaba siendo anulada e invadida por el oro y la luz de los Candelongos no tenía ninguna clase de elemento. Después, los Candelongos se extinguieron, ya que al no haber Plantas Fungosintéticas no había ese polvo negro del que se alimentaban, así finalizó la Edad de Plata, y Las Cavernas pasaron a ser un desierto lleno de oro.

Hoy en día si viajas por Las Cavernas podrás encontrarte con estas especies, sin embargo, estas no son exactamente las especies que nacieron tras La Corrupción del Cristal, si no una mutación la cual hace que estas dos especies puedan generar el alimento de la nada. En un principio parece algo ilógico pero ΔΕΛΙΣ sabía generar energía de la nada, al Igual que el Cristal Antiguo. Eso quiere decir que estas especies lograron desarrollar esa capacidad por sí mismas, aunque también se dice que ΔΕΛΩΡΑ, apenada por la extinción de estas especies, las creó de nuevo, adaptándolas al nuevo ambiente de Las Cavernas, no obstante, estas especies no aparecen hasta la Tercera Era.

La Posesión[editar]

El periodo anterior a La Posesión[editar]

En un principio los magos eran un pueblo nómada y débil, el cual apenas tenía para comer, ya que estos eran seres con apenas fuerza. Estos vivían en cuevas o lugares mucho más oscuros, intentaban evitar el Sol todo lo posible, ya que este les generaba un gran malestar, tras estar unos minutos expuestos al Sol, ya notaban cómo se les nublaba el juicio y cómo iban cayendo poco a poco en un profundo pero doloroso sueño, en el que era casi imposible despertar, con diez minutos al Sol era suficiente como para dar al Mago por muerto, sin embargo el Mago nunca moría por estar expuesto al Sol, lo que realmente sucedía era que una presencia la cual siempre estaba con él cobraba energía y le poseía, haciendo que este cayera en un profundo sueño en el cual dejaban de ser el mismo ser, durante el sueño, el cuerpo del mago comenzaba a mutar, la piel se enverdecía, sus orejas se alargaban, al igual que su nariz, su fuerza aumentaba y le salían garras de las manos y de los pies, fue este el origen de los Goblins, Magos poseídos por la Presencia que siempre habitaba en ellos.
Los Magos eran seres débiles, pero inteligentes. Aborrecían el Sol, puesto que sabían que era la causa de muerte de muchos de sus compañeros (desconocían la Conversión Mago-Goblin), pero amaban la noche, sobre todo las noches de Luna llena, ya que esta despertaba su conciencia y les hacía pensar mejor y más rápido
Por el contrario, los Goblins eran fuertes, y no demasiado avispados, solían vivir en tribus nómadas y practicaban muy habitualmente la caza, amaban el Sol, puesto que este les daba más fuerza y confianza, y aborrecían la noche, ya que esta les hacía enclenques y miedosos, sobre todo odiaban cuando la Luna estaba llena, puesto que esta les hacía temer hasta a su propia sombra y muchos morían cuando había Luna llena (si un Goblin es golpeado por la luz de la Luna, se convertirá de nuevo en Mago, esto surte más efecto si la Luna está llena), estos vivían al aire libre, y para protegerse de la Luna usaban el Oro, el cual les protegía de la Conversión, sin embargo, su dismunución de fuerza y confianza seguían estando presentes durante la noche, lo cual hacía que fuera difícil soportarlas.
Sin embargo, tras el pasar del tiempo, tras muchos magos convertidos en goblins y viceversa, los magos se dieron cuenta de que entre sus hechizos se hallaba el de poseer a otro magos y seres. Conforme pasó el tiempo, los magos se dieron cuenta de que poseer a otros magos o seres les permitía que el ser poseído hiciera las cosas que el mago no quería hacer y, lógicamente, no podía quejarse. Conforme pasó el tiempo, los magos vieron que poseyendo a otros su vida sería más fácil, y como lógicamente no iban a poseer a los de su especie (puesto que la población de magos conscientes se reduciría notablemente) decidieron poseer a otro ser, el cual era fuerte, no muy inteligente (lo que facilitaba que se pudiera poseer) y podía aguantar el día. Así es, a partir de ese entonces, empezaría La Posesión, periodo en el que los magos poseerían a los goblins para que hicieran sus tareas, periodo en el que los goblins dejaron de vivir y pasaron a ser objetos de otra persona (lógicamente tratados con las condiciones mínimas para que el sujeto pudiera trabajar). Periodo en el que los magos se empezaron a alzar, y pasaron de ser tribus nómadas a una civilización bien formada.

ΔΕΛΤΑΡ durante La Posesión, la Civilización Maga[editar]

Durante este periodo, la superficie de ΔΕΛΤΑΡ estaba totalmente invadida por los magos, ya que estos eran inteligentes y su falta de fuerza la compensaban con los Goblins, los cuales hacían todo lo que no precisara de magia para funcionar, así, los magos tuvieron mucho tiempo libre, el cual dedicaron a extender su magia, así fueron saliendo diferentes profesiones de magos, según la magia en la que estuvieran especializados y su catálogo de hechizos aumentó notablemente, también hubo algunos magos, que se dedicaban a recopilar todos los hechizos que los magos iban aprendiendo, para lo cual se solía utilizar sangre de Goblin como tinta y su piel como papel (normalmente se obtenía de un Goblin muerto, aunque hubo de todo) y utilizaban un alfabeto muy parecido al griego, aunque inventaran las palabras, de ahí surgió todo el vocabulario que empleo para describir este mundo. Algunos libros famosos escritos por los magos fueron El ΜΑΨΙΥΝ el cual recopila todos los hechizos y tipos de magia que se utilizaron durante La Posesión y el ΔΕΛΤΑΡΙΥΜ, el cual recopila toda la historia que lograron recopilar de ΔΕΛΤΑΡ, mientras tanto, la mayoría de los Goblins vivían poseídos haciendo todo lo que no hacían los magos (lógicamente no por voluntad) comían lo mínimo y comida de poca calidad, los pocos Goblins que quedaban libres vivían todo lo lejos posible de las ΔΕΛΙΑΣ, o ciudades de los magos, se seguían dedicando a la caza, aunque ahora también a evitar ser cazados y siempre huían a un lugar que consideraban seguro, un lugar bajo tierra, repleto de oro, al que sólo ellos sabían acceder, aunque esto fue cuando La Posesión estuvo a punto de acabar.

El Final de La Posesión, la Guerra entre Magos y Goblins[editar]
El Descubrimiento de Las Cavernas[editar]

El final de esta etapa de la Segunda Era llegó con un descubrimiento por parte de los Goblins que quedaban sin poseer: Un Estratoportador, al principio pensaban que era único y no sabían cómo utilizarlo pero con el paso del tiempo descubrieron que ΔΕΛΤΑΡ estaba plagado de ellos y vieron que tenía la función de teletrasportarte a sitios que para los Goblins eran desconocidos. Sin embargo, los Goblins sólo podían ir a un sitio de los tres que aparecían en el Estratoportador, el cual eran Las Cavernas.
Al principio, los Goblins temían el lugar donde se hallaban, ya que tanto oro congregado era muy extraño (La Posesión surge bastante después de la Edad de Plata). Pero con el tiempo le fueron perdiendo el miedo y descubrieron que tanto oro congregado, al fin y al cabo, debía ser bueno para ellos. Así fue, ya que este potenciaba su fuerza y les hacía no temerle a casi nada (su baja inteligencia se seguía manteniendo), así los pocos Goblins que quedaban se refugiaron en Las Cavernas y aprendieron a orientarse por ellas, en un principio no fue fácil, ya que eran continuamente túneles estrecho de los que lógicamente no emanaba luz, pero pronto su visión se acomodó a la inexistencia de luz y pudieron orientarse sin demasiada dificultad, una vez superado todo esto, los Goblins pudieron prosperar en Las Cavernas, puesto que el oro aumentaba la resistencia y fuerza de los Goblins, también lo hacía con su fertilidad y la especie se reprodujo a velocidades imaginadas en La Superficie, no obstante, cada generación de Goblins era entrenada para lo mismo, desposeer a los suyos y hacer que Los Magos dejaran de controlar la superficie. Puesto que el oro emitía una energía que les alimentaba sin que tuvieran que comer, Los Goblins hicieron otras cosas, como entrenar para cuando fueran a enfrentarse contra Los Magos pero no sólo eso, si no investigar. Así descubrieron el pasado de Las Cavernas, descubrieron que aquella capa estuvo habitada hace mucho tiempo por una especie de Sombras y, después, fue una selva subterránea, descubrieron que Las Cavernas eran de oro porque una planta lo utilizó para propagarse y exterminó al resto de vida para luego morir, descubrieron que el oro les potenciaba, les hacía más fuertes, más confiados, etc. por su relación con el Sol, ya que este hacía lo mismo en La Superficie, y que la plata, mucho menos frecuente pero también abundante en algunas zonas, hacía que fueran débiles y miedosos por la relación que esta tiene con la Luna.
Pero también vieron otra cosa, la plata mataba, o eso pensaban hasta que de pronto vieron como a uno de sus compañeros le ocurría otra cosa, sus garras, se empequeñecieron, así como sus orejas y su nariz, su piel cambiaba de color al color de piel habitual en los Magos y una especie de presencia apareció sobre su cabeza. Cuando despertó, no sabía dónde se encontraba, puesto que no recordaba nada después de su transformación en Goblin. Los Goblins temieron por un momento, pero luego se dieron cuenta de que no recordaba cómo se poseía y se tranquilizaron, sin embargo, el nuevo Mago en cuanto se dio cuenta a quienes tenían delante se asustó y salió corriendo hasta que salió de ese espacio repleto de plata y volvió al oro que poblaba la mayoría de las Cavernas, allí se desmayó y se volvió a transformar en Goblin, y, curiosamente, recordaba lo que le había sucedido, así los Goblins se dieron cuenta de que la plata y el oro transformaban, así como la Luna y el Sol en la Superficie, sin embargo, no podrías recordar lo que eras antes de transformarte por el Sol o por la Luna, pero si tu transformación anterior a lo que eras era por la plata o por el oro, sí recordarías lo sucedido; también vieron que si eres el ser que eras antes de haberte transformado por Sol o por Luna tampoco recordarías lo que eras, sin embargo, si eras el ser posterior, así lo recordarías, así los Goblins descubrieron que la Luna y el Sol te transformaban completamente, haciendo que olvidaras lo que eras antes porque ya no pertenecías a eso, mientras que la plata y el oro te transformaban parcialmente, haciendo que no recuerdes lo que eras antes porque en verdad no eres de esa especie, pero que al volverte a transformar recordaras todo con lucidez, con esos conocimientos, Los Goblins fueron urdiendo un plan, el cual requería de extraer oro, al no haber material en Las Cavernas para extraerlo, algunos Goblins tuvieron que subir a La Superficie para encontrarlos, a pesar de ser perseguidos por Los Magos, lo cual hizo que al principio algunos Goblins cayeran, pero que poco a poco fueran aprendiendo a esquivar a Los Magos, de todas formas, llegó un punto en el que tenían tanto oro que los Goblins que salían a buscar materiales siempre llevaban en su mano para que no les pudieran atrapar ni poseer. Después de haber extraído el suficiente oro, los Goblins empezaron a salir a La Superficie, dispuestos a derrocar de una vez a Los Magos, así empezó La Guerra.

La Guerra[editar]

La Guerra comenzó de manera lenta y discreta, puesto que los Goblins usaban su mínimo de astucia para no ser descubiertos, durante todo el tiempo que habían estado en las Cavernas habían conseguido urdir el plan para derrocar a los Magos pasara lo que pasara y de manera casi imperceptible, ese plan era muy sencillo, los Goblins esperaban al día (ya que era el momento en el que los Magos entraban en sus casas y descansaban a oscuras para no morir por el Sol) y se infiltraban en las ΔΕΛΙΑΣ, ahí, empezaban a poner Oro por toda la ciudad de manera discreta para que no fueran delatados, hasta que la ciudad quedara repleta de Oro, por la noche que era cuando salían los Magos, sería cuando el Oro actuara contra ellos, convirtiéndolos en Goblins, los Goblins también habían logrado, tras muchas investigaciones, modificar el Oro para que aunque no recordaran dónde estaban ni lo que eran, los transformados le tuvieran un odio mortal a los Magos y que siempre que veían uno lo expusieran ante oro para que se transformaran, como esto sucedía en ΔΕΛΙΑΣ pequeñas, nadie de alrededor se enteraba de lo sucedido y así fueron reuniendo un ejército para seguir transformando a los Magos. Llegó un punto en el que todas las ΔΕΛΙΑΣ pequeñas quedaron desiertas y los Goblins fueron atacando ΔΕΛΙΑΣ de mayor tamaño, así poco a poco hasta que los Magos se fueron dando cuenta de que muchas ΔΕΛΙΑΣ estaban quedando desiertas y de había una cantidad insana de Goblins que no estaban poseídos, ellos, lógicamente, los intentaban poseer, pero no sabían que el Oro evitaba que no pudieran ser poseídos, así fueron avanzando poco a poco, lenta pero imparablemente, hasta que llegó el punto en el que los Magos temían salir de su casa por miedo a perder la vida, antes de atacar las ciudades que tenían mayor importancia, los Goblins descubrieron otra manera de transformar, la cual haría que los Magos sufrieran más cuando se transformaran, esta hacía que el Goblin (antes Mago) recordara lo que era antes y se tuviera miedo a sí mismo, lo cual creó muchísimo más caos y esto provocó revueltas y demás cosas las cuales rompían la paz que llevaba habiendo mucho tiempo, llegó un momento en el que los Magos se rindieron, desposeyeron a todos los Goblins que estaban poseídos y se refugiaron en cuevas y zonas oscuras, los Goblins no les persiguieron, puesto que no querían exterminarlos, sólo quitarles el control. Así finalizó la Posesión, sin embargo, no la Segunda Era, puesto que aún quedaba por suceder un evento mucho más importante y destructivo que la Posesión, el cual barrería con las formas de vida actuales para crear nuevas.

El final de la Segunda Era[editar]

Tras La Posesión, los Magos fueron prácticamente desterrados de La Superficie, puesto que los que no fueron convertidos en Goblins tuvieron que refugiarse en Cuevas y sitios oscuros, sin embargo, La Posesión les benefició enormemente en el campo mágico, pudiendo hacer hechizos bastante más complejos y fuertes de los que antes podían hacer, eso hizo dentro de las Cuevas investigaran una nueva rama de la magia, la Alquimia, la cual consistía en mezclar distintos elementos de la naturaleza a base de un caldero y varios hechizos, esto les hizo conocer muchísimo sobre La Superficie de ΔΕΛΤΑΡ, puesto que vieron cómo algunos elementos estaban compuestos por otros.
En Las Cavernas, todo era paz y alegría, los Magos convertidos en Goblins que recordaban lo que eran antes solían lamentarse, pero a los Goblins no les importaba, sin embargo, había algo más en las Cavernas, una presencia nueva y extraña, bueno, en verdad varias, todas de color negro y con un alto nivel de reproducción, así es, Las Sombras habían vuelto, aunque los Goblins no supieran lo que eran, tenían el presentimiento de que esos seres que habitaron las Cavernas en la Primera Era estaban volviendo a reclamar lo que era suyo, pero lo más curioso era que desaparecían, así es, había momentos en las que poblaban Las Cavernas y era prácticamente imposible respirar y momentos en las que desaparecían, pero eso sólo fue al principio, conforme avanzaba el tiempo, los intervalos en los que desaparecían se fueron reduciendo y cada vez había más, por lo que los Goblins pensaron que sería un buen momento para abandonar las Cavernas.
Pero, ¿cómo había sucedido eso? Es sencillo, al final de la Primera Era, cuando ΔΕΛΩΡΑ rompió el Cristal Antiguo, los Dioses y las Sombras desaparecieron, pero no se extinguieron, lo que realmente sucedió cuando se rompió el Cristal fue que todos los seres allí presentes olvidaron todo lo que sabían (con excepción de sus instintos primarios) ya que dejó de haber la energía suficiente como para que la conciencia pudiera existir, eso provocó que los Dioses no pudieran vivir al no haber ideas que controlar y, al no vivir los Dioses, las Sombras dejaron de existir (sí ΔΕΛΙΣ sabía que aunque unos u otros ganaran, unos no podrían morir sin que los otros lo hicieran, así nadie ganaría). ¿Por qué las Sombras han vuelto? Bien, al haber nuevos seres, nacieron nuevas ideas, sin embargo, los Dioses se hallaban atrapados en una especie de barrera, por lo que hasta no haber los suficientes Dioses, no la podrían romper. Tras la Posesión y con el descubrimiento de la Alquimia habían nacido muchísimas ideas, la barrera estaba a punto de ser destruida y eso hizo que las Sombras volvieran, aunque no se pudieran mantener vivas todo el tiempo que querían, al ir naciendo más ideas la barrera estaba más cerca de ser destruida, pero hubo una idea que lo decidió todo: los Magos sabían que los Goblins usaban el Oro para que ellos se transformaran en Goblins, con el tiempo, descubrieron la existencia de la Plata, que hacía el efecto contrario y que a ellos, los Magos, los potenciaba, una duda que recorrió a cada Mago en ese momento fue qué pasaría si se unieran ambos materiales, puesto que habían descubierto una extraña roca que no parecía salir de ninguna combinación, así que se pusieron a ello, en un caldero metieron la Plata y el Oro y, a base de varios hechizos, consiguieron que reaccionaran entre sí y surgió una roca idéntica a la que suponían que iba a salir (Roca de las Cavernas) sin embargo, ocurría otra cosa, la roca original se comportaba de forma extraña, esta estaba soltando fogonazos de luz, como si hubiera energía dentro de ella, hubo uno tan fuerte que nunca se apagó, cegó a todos los seres que había en el mundo incluyéndose las Cavernas y El Otro Lado y luego los disolvió y los trasformó en partículas elementales, pudiéndose dar por muertos, tras eso, unos seres aparecieron. Efectivamente, la barrera se había roto, los Dioses habían vuelto.

La Tercera Era[editar]

EL Caos Particular[editar]

Los Dioses acaban de llegar, nada más hacerlo observaron lo que ocurría y vieron que había una luz bastante luminosa y por ella iban y venían partículas de los antiguos seres que habían existido en la Primera y Segunda Era, también vieron que en Las Cavernas las Sombras seguían allí, aunque en verdad sólo acababan de volver a la vez que ellos, entonces decidieron hacer una cosa, recrear a todos los seres y luego exterminar a las Sombras de una vez por todas, así que empezaron: los Slimes y las Almas fueron fáciles de hacer, puesto que ya los habían creado antes, pero no sabían nada de los Magos y de los Goblins, así que crearon dos seres nuevos: Los Humanos los cuales eran una mezcla entre Magos y Goblins y los Elementales, los cuales mezclaban a magos y slimes, luego, utilizando la Roca de las Cavernas que desprendía tal luz, la cual era la roca que ΔΕΛΩΡΑ usó para transmitir su energía al mundo, bajaron a las Cavernas y exterminaron a las Sombras, lo que ellos no sabían era que si las Sombras estaban muertas ellos también morirían así que conforme exterminaban a las Sombras iban desapareciendo, cuando todas murieron, los Dioses desaparecieron y la luz de la Roca se fue reduciendo con el tiempo, hasta que ΔΕΛΤΑΡ volvió a ser un lugar habitable y los nuevos seres creados pudieron moverse y relacionarse.

Los Nuevos Seres y la Actualidad de ΔΕΛΤΑΡ[editar]

Puesto que los Dioses no sabían cómo estaban formados los Magos y los Goblins (los cuales también fueron extintos por la luz) agruparon las partículas para crear nuevos seres, sin embargo, aunque siguieran siendo dos seres, no eran los mismos que hace una Era, por una parte estaban los Humanos, los cuales eran iguales a lo que sería un Homo sapiens en la Tierra, estos eran una mezcla entre Magos y Goblins así que no llegaban a la fuerza ni inteligencia de estos, aunque por otro lado, tampoco llegaban a la estupidez de los Goblins y a la falta de fuerza de los Magos. Estos se agrupaban en tribus nómadas, ya que aunque hicieran cultivos, por alguna razón aborrecían el sedentarismo y las ciudades.
Por otro lado estaban los Elementales, estos fueron una mezcla entre Magos y Slimes por lo que su nivel de fuerza e inteligencia era más reducido que el de los Humanos, pero eran seres mucho más mágicos y espirituales, estos tenían dos fases, en la primera, el Elemental era parecido a un humano, aunque tenía los colores del elemento con el que estuvieran relacionados (cada Elemental tiene relación con un elemento, se nace con esta relación y nunca cambia ni se puede cambiar). Durante esta fase se podía transformar en un animal (el animal también se determina al nacer, tampoco se puede cambiar) relacionado con el elemento que tuvieran, así los Elementales que se transforman en cierto animal solían relacionarse más entre sí y vivir en el mismo bioma, la primera fase terminaba en el momento en el que el Elemental sólo podía ser el animal en el que se transformaba y empezaba la segunda fase, la cual era bastante más larga, cabe decir que si el elemento con el que se relacionaba era el vegetal, los Elementales relacionados con ese elemento se transformarían en plantas (o setas) en vez de en animales. Llegaba un punto en el que el Elemental moría, tras eso, el Espíritu del Elemental trascendería al Paraíso, pero su cuerpo se modificaría de tal manera que formaría uno o dos Elementales nuevos, con la misma relación de elementos y al menos uno con la misma relación de animal, así tanto humanos como animales fueron poblando ΔΕΛΤΑΡ y aquí llegamos a la actualidad de ΔΕΛΤΑΡ los Humanos siguen siendo nómadas y los Elementales siguen poblando la Tierra en muchas formas diferentes, hasta aquí llega la Tercera Era y también lo hará su historia, al menos hasta que otro gran suceso vuelva a ocurrir.

Especulación, ¿cómo será el final de ΔΕΛΤΑΡ?[editar]

Aunque no haya ninguna forma de saber las Eras que tendrá ΔΕΛΤΑΡ, ni en qué momento acabará, se ha especulado mucho sobre su final, la teoría más acertada es que algún día la energía de ΔΕΛΩΡΑ deje de llegar al mundo, por lo que el tiempo dejará de fluir y el mundo se apagará gradualmente hasta su muerte, otra teoría es que los Dioses volverán (junto con las Sombras) y lo exterminarán todo, incluyéndose a ellos mismos, debido a que atribuirán su nueva desaparición a los seres que ahora pueblan el Mundo, así ΔΕΛΤΑΡ quedaría desierto, sin energía. Sin embargo, aún queda mucho para ese momento, quién sabe cuántas eras pasarán, cuántos Humanos o Elementales morirán... Así que, al menos por ahora, la vida puede seguir como sigue sin preocuparse mucho porque la energía del mundo sea menor a infinito o porque los Dioses vayan a volver.

⚜️[editar]

0
 Avatar EndruP25.png  Artículo original de EndruP25
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png