Muertesanos

De Bestiario del Hypogripho

Los Muertesanos (supuestamente Klak'Kalak, aunque la etimología es incierta) son un gremio de asepsinos Ummanos en Ummán, la Expansión Disputada, parte de la Metásfera Ohk.

Metodología[editar]

Utilizan la psal para visualizar a su víctima, la cual esculpen cuidadosamente -sea a tamaño real o en figurillas- en distintas posiciones para incrementar su entendimiento del objetivo, sus atributos y debilidades físicas y mentales, y la conexión que poseen con ellos.

La presencia de esta escultura psíquica no es sólamente decorativa ya que actúa como un amuleto con el cual el Muertesano puede sensar los organos débiles del objetivo, su susceptibilidad a enfermedades, sus temores y deseos, e incluso percibir tintes de sus emociones diarias y trajín cotidiano.

Pre-juicios[editar]

Se considera que las mujeres son mejores muertesanas que los hombres. Se cree respecto a la profesión que las mujeres son mejores para conocer a las personas y sensar sus intenciones. Incluso los muertesanos hombres suelen maquillarse y vestir vistosas ropas de moda cuando no estan en una misión, aunque cuidan no poseer estilos característicos e inconfundibles. Existe el mito de que estos ejercicios de transformación de apariencias les permiten "Ponerse en la piel" de los demás. En cualquier caso, sí sirve como práctica de disfraz, una habilidad eventualmente muy útil para su trabajo.

Los pre-juicios son la forma interna en la que los Muertesanos resuelven sus disputas internas con honor. Está prohibidop que un muertesano mate a otro o a su familia inmediata. Nueve Videntes, seis mujeres y tres hombres, resuelven en cada cofradía las afrentas a las prácticas de su profesión. Las afrentas son detenidas antes de que sucedan mediante la precognición. Sólamente hay una pena: La muerte, conocida en este contexto como "fin del Florecimiento" (ver Fluorit). Todos los Muertesanos son entrenados en una Cofradía, puesto que de otro modo se considera prácticamente imposible aprender su arte.

Subcultura[editar]

Los Muertesanos se consideran a sí mismos personas altamente sensibles -no sólo física y psíquica sino emotivamente-, escultores finos y verdaderos artistas del asesinato. Con frecuencia las esculturas que hacen de sus objetivos valen más en el mercado que el pago por el asesinato en si (el valor siendo acrecentado por tratarse de una persona muerta). Se dice que el Muertesano promedio necesita de dos semanas a dos meses de luto luego de matar a su objetivo, y que lloran por su muerte más que sus mismos parientes. Poder manejar estas emociones es la marca de un gran muertesano, que las justifica con que no estan matando sino "inmortalizando" a sus víctimas.

Adquisición de componentes[editar]

Al ser la Psal casi invariablemente ilegal (debido, más bien, a que las Entidades Geopolíticas las necesitan para sus Canogues), los Muertesanos suelen conseguirla de traficantes (conocidos como Especiadadores). En ocasiones se encuentran vinculados con Ummanistas, los cuales también se ven obligados a operar por fuera de la ley debido a su credo fanático, y a que utilizan la Psal para conseguir sus visiones místicas de una Ummanidad unificada.

Agregar un comentario...

¿Tienes un comentario sobre esta página? Agrégalo aquí o edita la página directamente.


Nombre: (Consejo: si accedes a tu cuenta no tendrás que escribir tu nombre manualmente)