Magia de la irracionalidad

De Bestiario del Hypogripho
Cierto tipo de magia se encuentra en lo irracional

Este artículo tiene elementos que no poseen contexto intraficcional. Puede servir como plantilla o referencia para incluir el tema en diversas ambientaciones.     Este artículo se compone de contenidos creados por Avengium (Ángel Montero Lamas).  Este artículo está ilustrado con imágenes de_Avengium, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo es de dificultad intraficcional negligible o nula (0). Debería ser apto para todo público. 

La magia de la irracionaliad es una magia emocional que se basa en la experimentación de psicosis, delirios, alucinaciones y cualquier tipo de pensamiento no racional para hacer magia y alterar la realidad. Aunque sus efectos comunes suelen ser psíquicos e interpersonales, pueden llegar a afectar el destino, la realidad y las estructuras cósmicas.

La irracionalidad tiene un Concepto Anexo a la Realidad que es afín al pensamiento no lógico, el Noialkaptchen, también traducido como "Siempre hay más paranoia". Aunque este concepto es incomprensiblemente poderoso, no es magia, sino algo alternativo.

Fundamentos[editar]

Magia de manipulación

Es una modalidad que permite generar, quitar o modificar los pensamientos propios o de otros según procesos de deducción no lógica, psicosis, paranoia, rabia y otras fuentes de poder.

Magia modulada por la enajenación

Modalidad que requiere experimentar una sensación de enajenación, sueño febril o alucinaciones durante los hechizos, rituales y conjuros para ser completados o efectivos. Estos hechizos tienden a ser magia genérica.

Magia nacida de la irracionalidad

Cuanta más irracionalidad, más poder mágico surge del interior. Esta modalidad suele producir efectos masivos.

Variedades[editar]

Alucinaciones[editar]

Los magos que se basan en alucinaciones pueden hacer que sus alucinaciones sea tanto imaginadas como que pasen a ser más reales y afecten a objetos, lugares y situaciones.

Confusión[editar]

Los magos de la confusión son especialistas en ofuscar sus planes y si son descubiertos pueden confundir aún más hasta el punto que los receptores de su magia confundan hasta sus propios nombres.

  • La magia para confundir un objeto con otro puede producir efectos similares a la transmutación.
  • La magia que confunde dos lugares puede actuar como una teleportación.

Delirio[editar]

Los magos del delirio son especialistas en sugerir ideas con su magia. Esta magia tiene multitud de normas y dogmas, aunque muchos de sus practicantes usan el multipensar y otras técnicas para intentar saltárselas. Las normas para que la magia de delirio funcione son:

  • La idea debe ser firmemente sostenida pero con fundamentos lógicos inadecuados.
  • El delirio debe de ser incorregible con la experiencia o con la demostración de su imposibilidad.
  • Esta idea sugerida debe de ser inadecuada para el contexto del sujeto que la sostiene.

Con frecuencia los tiranos y arribistas políticos contratan a magos del delirio para que difundan mensajes de prosperidad, gloria y riqueza a aquellos que apoyen al candidato. En otras ocasiones son los magos del delirio los que combaten una idea imposible pero sostenida por la mayoría.

Delirium[editar]

Los magos del delirium producen una alteración de conciencia aguda, transitoria, global y reversible en sus objetivos. Esto lo usan para confundir a la victima, convencerla, conseguir información o para completar alguna misión. Una vez pasado el efecto, la persona volverá en sí y será más racional para compensar su desvarío momentáneo.

Espectro emocional[editar]

Algunos magos pueden usar el pensamiento irracional de su cabeza como combustible para sus hechizos. Con un entrenamiento especifico puede llegar a proyectar haces de luz sólida, moldearlos en diferentes formas y levitar sobre la superficie.

Hipnosis[editar]

Los magos de la hipnosis experimentan en ellos mismos y en otros los poderes del Hipnotismo. La mayoría pretenden crear grupos de esclavos hipnóticos para gobernar sus respectivas realidades. Las diferentes ramas y escuelas de hipnotistas tienen diferentes principios y estrategias.

  • Los babeantes prefieren sumir a todo el mundo a seres vacíos que apenas se pueden tener en pie.
  • Los sugestivos buscan mantenerse en las sombras sin ser detectados e ir sugiriendo a sus victimas los planes de control mental.
  • Los amos buscan tener sirvientes que los adoren como dioses y que no se encarguen de nada más que adularles y complacerles.
  • Los maquinadores quieren montar grupos criminales de seres bajo su control que les ayuden a tomar estructuras de poder. Valoran mucho que sus sirvientes hagan el trabajo manual y nos lo quieren cerca suya.
  • Los sectarios buscan controlar a sus victimas de manera que estos piensen en realidades extrañas e inexistentes pero que crean que todo ello es lógico y que lo hacen por voluntad propia.

Histeria[editar]

Los magos de la histeria disfrutan provocándola. Lo que delata a un mago de la histeria suele ser el histrionismo y una risa maniaca incontrolable. Aquellos magos de la histeria que van ascendiendo en la pirámide procuran poner cada vez mejor una fachada de tranquilidad, pero es difícil cuando la propia histeria corre dentro de muchos de ellos.

Los magos histéricos gustan de propagar histerias colectivas o monomanías, ya sean de baile, de pánico, de miedo o de emociones afines.

Irracionalidad exterior[editar]

En algunas ocasiones, un poder mental incomprensible viene de otros Planos. En estos casos, es posible que el poder exterior forme un pacto o alianza con un mago dispuesto a cooperar, y este obtendrá un poder eldritch o alienígena.

Libido irracional[editar]

La magia de la libido irracional se basa en el poder que contiene el pensamiento sexual. Este pensamiento no es racional y nubla la mente de quien lo tiene apartando el resto de pensamientos. Los magos de libido tienen que entrenar tanto la concentración metódica como el abrazo a la irracionalidad, por lo que pocos de ellos pasan siquiera de aprendices. Aquellos que consiguen mantenerse concentrados mientras el resto sucumbe a su mente se vuelven poderosos magos.

Locura[editar]

Los magos de la locura suelen caer presa de su propia magia y muchos de ellos están completamente locos. Siendo esto así, no pueden distinguir ya los hechizos y pronuncian cosas sin sentido. Hay magos de distinto grado, pero este se determina en cuanto tiempo tardaron en caer en la locura. Muy pocos magos de la locura han conseguido aprender algún hechizo nuevo una vez perdieron la cabeza, y se tienen que conformar con los ya aprendidos aunque nunca desistan en probar nuevos versos y formulas mágicas.

Aún así, su magia es muy peligrosa y contagiosa. Esta magia tiene efectos imprevistos, y las intenciones de los magos una vez locos son erráticas e inconsistentes, cada uno sumido en un mundo alternativo.

Odio irracional[editar]

Los magos del odio nacen con una fuerte conexión con el odio. Lo paladean y lo disfrutan. Muchos de ellos tardan décadas en odiar algo y durante todo ese tiempo piensan que son seres normales, pero cuando cualquier objeto les produce odio por primero vez, ya no pueden escapar. Ese poder y esa satisfacción de aplastar lo que odian les llena por dentro haciendo que se les erice cada vello del cuerpo.

Los magos del odio conocen muy bien su odio. Aunque su odio racional les empuja a planear y maquinar, este no les da magia. Si acaso poder político o económico, pero no magia. Es cuando sienten algo irracional y se salen de sus cabales, cuando se ven traicionados o sobrepasados que sus defensas caen y se permiten experimentar odio irracional. En este momento es cuando un mago del odio es más vulnerable y más peligroso. Un ser al que los demonios temen.

Pánico[editar]

Los magos del pánico suelen retirarse a bucólicas y tranquilas zonas rurales. Allí donde se puede oír el sonido de los grillos y el mecerse de las ramas. Cuando están asentados, los pánicos se reúnen en aquelarres o grupos de apoyo. Entre todos pactan en hacer ceremonias y juegos populares. Los pueblerinos que se sumen se ven embebidos en el ritmo de instrumentos con cadencias ascendentes, ánimos avivados y empezarán a temer por sus vidas. La magia de estos magos del pánico se alimenta de este temor creado.

Muchos otros tipos de magos del pánico existen. Este es solo uno de ellos.

Paranoia[editar]

Los magos de la paranoia estudian hasta la extenuación. Hacen gala de una paranoia incansable en cuanto a predecir posibles fallos o derrotas a sus métodos. Esto los vuelve unos adversarios formidables, y lo único que puede con ellos es algo muy superior y fuera de su alcance o su propio circulo vicioso de obsesión.

Psicosis[editar]

La magia de la psicosis es accesible a magos de diferente perfil y con contextos distintos. Esto es ampliado con drogas y otras sustancias que permiten experimentar esta magia aún a más tipos de practicantes e incluso a personas comunes.

Estos experimentan un pensamiento desorganizado, comportamiento inusual o extraño y delirios y alucinaciones durante las cuales pueden obrar magia. Solo en ciertos casos y con ciertos hechizos y rituales, los magos de la psicosis sienten temor, peligro y dificultad para escapar, pero estos casos son también parte de su repertorio.

Algunas escuelas mágicas argumentan que una mente normal y otra bajo psicosis están en el mismo continuo psíquico, y que esta es solo un espacio de conciencia alterada donde la realidad es más fluida al poder mágico. La escuela continuista promueve y extiende el uso de magia de la psicosis a todo el mundo.

Otras argumentan al contrario, que la psicosis produce una desconexión con la realidad, un cambio de personalidad, un moldeo de la mente del mago por parte de la fuente de la psicosis y que el mago pierde capacidad de convivir en sociedad y de llevar una vida diaria. Las escuelas de la vía discontinua promueven ocultar todo conocimiento sobre la magia de la psicosis.

Rabia[editar]

Los magos rabiosos son conocidos en muchas culturas. Los hay tanto bondadosos, como salvajes, neutrales, fortachones, engreídos, busca peleas, taimados y traicioneros. Los magos rabiosos pueden obtener la rabia de otros o sentirla desde el interior y pueden volver a otros rabiosos. Diferentes escuelas tienen sus técnicas y enfoques, algunas son físicas, otras espirituales y otras psíquicas. No es extraño ver a algunos magos rabiosos arañando y mordiendo puertas y a otros leyendo un libro en la misma sala.

Véase también[editar]

⚜️[editar]

0
 DarenGa by nosoyridley dbhf432.png  Artículo original de Avengium
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png