Los Hijos de Guau

De Bestiario del Hypogripho
Un grupo de Hijos de Guau.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso de Umaggar, lo Semifinito.   Este artículo tiene elementos que referencian especies, fenómenos y/o asuntos interplanares (pertenecientes o relativos a más de un plano) y sus temáticas asociadas.   Este artículo tiene elementos que referencian ámbitos, seres, fenómenos y/o asuntos extraplanares (fuera de cualquier Plano).     Este artículo tiene elementos originales creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de TaleSpin, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional moderada (magnitud 2). Algunos conocimientos sobre las ficciones mencionadas pueden ser necesarios para entender mejor, o del todo, el tópico. 

Entre todos los grupos, manadas y jaurías perroristas a través de los planos, uno se destaca por su poca convencionalidad: Los infames "Hijos de Guau". A diferencia de otros perroristas como los Clanis Lupus Familiarensis, los Hijos de Guau no desprecian la tecnología, ni requieren pertenencia a una raza o especie en particular, ni dependen de sus poderes psíquicos.

Son considerados banda criminal, secta interplanar cánida, cofradía de piratas, mafia, traficantes de psales, y otras tantas cosas.

Resultan controversiales y difíciles de penetrar sus creencias, incluyendo las que puedan poseer sobre el Sublime Mañana.

Composición[editar]

Aunque la mayoría de sus integrantes son cánidos, estos provienen de los más variados orígenes. Notablemente se incluyen miembros de varias especies antropoides y los Hijos de Guau pueden usar vestimentas, lo cual les facilita la diplomacia.

Nivel tecnológico[editar]

Los Hijos de Guau poseen naves interplanares con capacidad de mantenerse en el Vacío Extraplanar durante el tiempo suficiente para operaciones de compraventa, ataque y saqueo. Suelen estar armados hasta los dientes con Cañones de energía Pladius de fabricación casera u obtenidos por medios poco reputables de fabricantes escasamente fiables. Incluso se dice que tomaron parte activa en el desarrollo de una versión de escala de arma personal.

Orígenes[editar]

El nombre del grupo suele rastrearse hasta un críptico escrito de orígenes extrañamente desconocidos, llamado por el título de "Los hermanos perros y el Mañana". En él, un personaje llamado Guau es alentado a aceptar su destino como el amargamotz (por su dramático hermano Carotas), y finalmente se transforma en el Árbol de la Redención, convirtiéndose así en ALCAZAR.

Filosofía y propósitos[editar]

En contraste con otros perroristas cuyos integrantes literalmente no hablan (en el sentido verbal del término), los Hijos de Guau se deleitan en divagar incesantemente ante cualquier extraño sobre la filosofía de su secta. El problema es que estas "explicaciones" resultan completamente incomprensibles. De hecho, es muy probable que quien las oiga reporte saber menos sobre el pensamiento de los Hijos de Guau que cuando comenzaron.

Se cuenta que un sabio estudioso y académico llamado Pran L. Suichén era el mayor experto sobre Los Hijos de Guau en todo el Cuadrante Septenoriental. Solía dar confiadas conferencias donde explicaba todos sus esquemas, y durante cuatro decenios fue considerado la autoridad más eminente en el tema. Luego de pasar dos semanas con ellos para estudiarlos, se lo vió volver perturbado y lo primero que hizo fue quemar, retractar y destruir todos sus escritos previos, repitiendo traumado "no sé nada, no sé absolutamente, completamente nada". Nunca volvió a dar cátedra.

Supuestamente, los Hijos de Guau hablan constantemente de su esotérica doctrina a sus prisioneros, esperando que se unan a ellos. Pueden lograrlo, o hacer que sus prisioneros se vuelvan locos en el intento (aunque algunos dirían que unirse a los Hijos de Guau ya implica de por sí estar loco). Por otro lado, suelen liberar a sus prisioneros de todos modos (muchas veces a cambio de un rescate), a menos de que los consideren demasiado peligrosos para vivir.

Otros creen que la "filosofía" de Los Hijos de Guau, si alguna vez tuvo sustancia, es ahora solo una vaga excusa para encubrir sus actividades criminales. Sin embargo, los análisis de sus alianzas revelan que estas suelen ser organizaciones ideológicamente comprometidas, por lo que esta tésis no adquiere tanto peso como se podría ingenuamente suponer. En resumen, si los Hijos de Guau son fanáticos absolutos, o toda su filosofía no es más que una especie de broma para engrupir a los incautos, nadie lo sabe. Posiblemente ni siquiera ellos.

Asociaciones[editar]

Se suele conectar a los Hijos de Guau con los siguientes grupos:

Según las investigaciones interplanocriminologinalísticas, los Hijos de Guau son claves para traer a estos grupos tecnologías extranjplanares que les ayuden en sus luchas, sean estas físicas o ideológicas. Sin embargo, los Hijos de Guau siempre tienen un precio, y a veces ese precio es muy elevado. Si el precio acordado por fiado no puede ser pagado, están dispuestos a secuestrar miembros de las organizaciones involucradas, por lo cual se considera -aún entre sus "alianzas"- que los tratos con ellos son inestables y peligrosos.

Ciertas fuentes consideran irónico que los Clanis Lupus Familiarensis hayan amenazado perrorísticamente a quien desarrollase o utilizare Armas Fractales (mediante una aparición fuera de orden en la Asamblea Interplanar), pero simultáneamente los Hijos de Guau trafiquen Armas de Deconstrucción Misiva. Por otro lado, se puede apuntar que estas son armas de clases diferentes, y, además, que ambos grupos son sólo externamente calificados bajo el paraguas de "perrorismo" y no están organizacionalmente relacionados.

La Decimoquinta división de contracrímenes es la asignada a perseguirlos.

⚜️[editar]

0
 Icon Nimo Rhombus II 1036px.png  Artículo original de NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png