Lobos Inmortales de los Libros

De Bestiario del Hypogripho

Este artículo forma parte de un ámbito ficcional propio que no es necesariamente compartido con otros contenidos del Bestiario.   Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.   Este artículo tiene elementos que describen el funcionamiento de Omniversos.   Este artículo tiene elementos tentativos o especulativos que formarían parte del Omniverso de Umaggar (lo Semifinito), pero que no fueron necesariamente confirmados como canon en él.   Este artículo tiene elementos tentativos o especulativos que formarían parte del Omniverso del Milegu, pero que no fueron necesariamente confirmados como canon en él.     Este artículo tiene elementos originales creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de NimoStar, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional potencialmente elevada (magnitud 3). La comprensión puede resultar difícil si no se poseen conocimientos previos sobre las ficciones referidas. 

"Será mejor que empieces a creer en los cuentos de hadas... porque estás en uno ahora."

Los Lobos Inmortales de los Libros son una criatura predeterminada (una clase de Entidad Corpórea) de carácter legendario. Se supone que existen en cada Plano o Realidad para registrar todo lo que allí sucede.

Cuando el Plano o Realidad en cuestión deja de existir, el Lobo (o la Loba, según el caso) que la habita lleva el libro a las misteriosas Bibliotecas del Infinito que existen, vedadas a todos los mortales, más allá de todos los omniversos.

Por cada Plano o Realidad puede haber uno o más lobos.

Fisiología[editar]

Los Lobos pueden hablar cualquier idioma en el que se les hable, incluso idiomas no verbales.

Los Lobos Inmortales de los Libros no necesitan comer, aunque les genera apetito cuando su interlocutor les hace muchas preguntas: Un apetito por el interlocutor mismo. Los lobos en esta instancia poseen nutrición subjetiva por lo que no importa quién o qué les esté importunando.

Los Lobos no necesitan dormir, aunque pueden hacerlo de puro gusto.

Los Lobos pueden usar anteojos posados sobre sus largos hocicos. Aunque los Lobos pueden verlo todo y saberlo todo en su Plano, las letras de sus libros son en realidad Extraplanares y Extraomniversales, por lo que muchos lobos realmente necesitan estos anteojos para leer y escribir sus crónicas.

Difieren bastante físicamente, aunque no es certero que su apariencia física está correlacionada directamente son su personalidad individual o sus afinidades.

Sociedad[editar]

Aunque los Lobos pueden relacionarse con otros de su especie normalmente, no parece que se reproduzcan. Todos los Lobos Inmortales son adultos por lo que se ha reportado.

Los Lobos Inmortales de los Libros tienen nombres que solo ellos conocen. Un Lobo conoce intuitivamente el nombre de todos los demás Lobos con los que se encuentra, en adición al suyo propio (pero solo al estar en presencia de alguien más). Estos nombres son desconocidos e incognoscibles para todas las demás criaturas que se sepan. Son nombres sin sonidos ni palabras. Como estos nombres ya se conocen, y ya saben que se conocen, nunca hace falta referirlos explícitamente.

Varios estudiosos han especulado con que el misterio de los nombres de los Lobos está estrechamente relacionado con su inmunidad a todo lo que suceda. Se trataría nada menos que de una forma de Igmortalidad, impidiendo que la Realidad misma pueda identificarlos. En algunos mitos, inclusive, un protagonista consigue el nombre del Lobo -a veces mediante trampas-, llevando entonces a la obliteración de susodicha Entidad encarnada. Por otra parte, tales relatos no tienen más credibilidad que simples cuentos infantiles.

Aparte de lo poco "conocido" sobre sus enigmáticos nombres, se sabe que los lobos también huelen el aroma único y peculiar de los demás individuos de su clase. Pueden detectar de esta manera a otro de los suyos en el Plano en el que se encuentran, e identificarlos de esta manera.

Encuentros[editar]

Casi nadie puede ver, sentir, oir, percibir, o creer en los Lobos. Tal vez algunos seres en estadíos especiales de la consciencia o inconsciencia sean capaces de tener un encuentro de destino o de chance con estas supremamente raras criaturas. Se sabe que estos encuentros pueden ser parte de un camino que termine por cambiarlos para siempre.

Propósito[editar]

El propósito de los Lobos Inmortales de los Libros es que nada se pierda. Ciertos Poderes no encontrarían oportuno que parte del conocimiento de lo que sucedió sea perdido para siempre. Dado que incluso el Omniverso mismo Fin del Omniverso terminar de diversas maneras, ni siquiera fuera de los propios Planos de orígen estarían a salvo estos escritos. Hace falta por lo tanto excluirlos del ámbito de esa existencia por completo, llevándolos quizás al máximo e imposible nivel.

Sin embargo, en distintas mitologías, el Poder que envía a los Lobos varía significativamente. En realidad, no se sabe quién o qué los envió. Pero sí se nota que están muy dedicados a su trabajo.

Limitaciones y aporte[editar]

"No me hagas perder la paciencia..."

Más allá de las difamaciones a las que están a menudo sujetos los cánidos en diversos ámbitos, los Lobos no se involucran en actividades perroristas; tampoco en el perritorialismo o el perronismo.

Eso no significa que los Lobos sean absolutamente neutrales respecto a todo. Poseen perspectivas de los sucesos del mundo al que observan y hacen comentarios acorde a sus propias opiniones y personalidades, aunque tratan a la mejor de sus capacidades mantener estas observaciones subjetivas "separadas de los hechos", no siempre lográndolo en modo absoluto. El carácter de un lobo puede influenciar no solamente sus perspectivas de los hechos, sino también sus estilos personales de escritura, tanto como para la actitud que toma respecto a aquello que observa. Hay lobos que aman y se ven fascinados por los Planos que miran, describiendo cada detalle como una maravilla de la existencia; mientras que otros son mucho más críticos, encontrando las faltas y describiendo los defectos, falencias o incoherencias que encuentran en las historias y ámbitos que les tocó relatar. Por supuesto, estos no son polos absolutos: Muchos Lobos se encuentran entre ambas o bien adoptan actitudes enteramente distintas de éstas.

Es difícil decir si la subjetividad de los Lobos Inmortales de los Libros es parte del plan, si es que hay uno, o si es alguna clase de peculiaridad o defecto. Los propios Lobos no lo saben y han llegado a discutir entre sí sobre cuál es el grado de comentarios que pueden incluir en sus notas, en especial cuando dos o más lobos trabajan de forma colaborativa dentro de la misma realidad. Incluso aunque sea un único lobo, el grado en el que su propia perspectiva influye en sus crónicas puede resultarle conflictivo en diverso grado.

Percepción[editar]

A pesar de que normalmente se cree que un Lobo puede percibir todo lo que ocurre en el Plano de la Existencia al que está asignado, esto no es necesariamente así de una manera directa. Hay historias en las cuales los Lobos Inmortales de los Libros son asistidos por los Zorros Notariales de las Crónicas. Estas criaturas reportarían a los Lobos todo lo que pasa, y sería leyendo estos informes que los Lobos redactan sus Historias más amplias y generales. La existencia de estos Zorros, por supuesto, es altamente contenciosa y está disputada en múltiples Omniversos.

Destino último[editar]

Cuando los lobos terminan sus tareas y ascienden a las bibliotecas extraomniversales, no se sabe qué destino les depara. ¿Son reabsorbidos por la eternidad imposible? ¿Son transformados en otros Lobos? ¿O simplemente regresan para una nueva misión? Si lo hacen, no tienen memoria directa de sus asignamientos previos.

Quizás los lobos dejen de existir, dando un giro irónico y trágico a su supuesta inmortalidad, demostrando que todo es relativo.

¿Quizás, incluso, las bibliotecas extraomniversales, más allá del espacio, del tiempo, y de todas las demás realidades... alguna vez terminan?

Citas[editar]

Book Wolf.png
— Oh Lobo, ¡Qué orejas tan grandes tienes!
— Es para oír cada palabra insegura, cada temblor insignificante, cada mínimo susurro que se escapa de unos labios, cada canción de pájaro, cada gota desplazada por el nadar del pez...
— Y lobo, ¡Qué ojos tan grandes tienes!
— Es para ver cada cambio de expresión en un rostro, cada músculo que se comprime, cada meteorito que surca los cielos de un mundo, cada estrella distante desde todos los planetas, todos y cada uno de los insectos y las flores y las olas del mar...
— Ah, pero lobo, ¡Qué bigotes tan largos tienes!
— Son para sentir cada vibración de las alas de la libélula en el aire de primavera, cada caricia en la piel de una abuela querida, cada hebra de los ropajes de los magos, los pasos de los elefantes en la Tierra, y los vientos del Oeste, que traen el final de todas las cosas...
— Y lobo, qué nariz tan gr...
— ¡YA BASTA MOCOSA INGRATA! ¡¿¡QUE NO VES QUE TENGO QUE TRABAJAR!?!
El lobo se levantó de su escritorio y se tragó a la niña de un bocado. [1]

Notas[editar]

Las notas son tan ficticias como los contenidos.

⚜️[editar]

1
 Icon Nimo Rhombus II 1036px.png  Artículo original de NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png 
  1. Después la escupió viva porque al fin y al cabo reconsideró, y le daba lástima.