Ihstales

De Bestiario del Hypogripho
Ihstales de Cuero en el subsuelo de una fortaleza. Detrás, una armadura de Hierro que espera a ser animada.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso de Umaggar, lo Semifinito.   Este artículo tiene elementos que forman parte del multiverso de la Metásfera Khur.     Este artículo tiene elementos creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de autor no declarado, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.   Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas. 

Los Ihstales constituyen una civilización (la Ihstálica) de seres de forma antropoide pero carentes de componentes biológicos convencionales. Tienen una sociedad de castas diferenciadas y un nivel tecnológico bajo. Condenan la magia a pesar de estar animados esencialmente por ella. Esta civilización no ve nada raro en su diferencia con los demás seres vivos, ya que explican todo teológicamente. Habitan en el plano de Mileva, parte de la Metásfera Khur.

Características básicas[editar]

Todos los ihstales pueden hablar emitiendo sonidos, moverse por si mismos, ver, escuchar, y sentir lo que está en contacto con su cuerpo físico, que se asemeja a distintos tipos de vestimentas. No poseen carne, huesos ni órganos. No se reproducen de manera convencional ni tienen libido o relaciones sexuales. La forma de crear más ihstales es discutida en secciónes posteriores, sin embargo basta mencionar que todos son manufacturados en lugar de nacer y aparecen con completo conocimiento de su rol social y capacidad de cumplirlo.

Castas[editar]

Hay tres tipos básicos de ihstales: Los Ihstales de Hierro, los Ihstales de Hábitos, y los Ihstales de Harapos (frecuentemente resumidos a su última palabra por brevedad). Los dos primeros colaboran y compiten por la dominancia sociopolítica en roles complementarios, mientras que los terceros proveen la mano de obra y la base económica.

Ihstales de Hierro[editar]

Se asemejan físicamente a armaduras sin que nadie las habite. Sus movimientos son bastante fluidos, sin embargo la falta de libertad completa en las articulaciones y rigidez de sus materiales los vuelve torpes comparados con los otros tipos de ihstales. Su gran ventaja es la gran dificultad que existe en destruirlos mediante el fuego y los elementos.

Sire Karlus es el héroe de todos los ihstales y el modelo de comportamiento al que aspiran. Se trató de un rey guerrero capaz de unificar toda la península de Ynsall y ganarse el respeto de varios pueblos.

Los Ihstales de Hierro poseen la dominancia militar indiscutida. Tienen frecuentes guerras unos con otros, aunque destruirse entre si es más bien raro. Hay una serie de reglas que los Ihstales siguen para no dañar demasiado sus caros y valiosos cuerpos. De cualquier modo a menos de que vivan una indigna existencia enclaustrada, eventualmente los elementos y el óxido tomarán la vida de un Ihstal de Hierro.

Como las armaduras estan hechas de partes modulares, los Ihstales de Hierro pueden intercambiar partes en ocasión; sin embargo no todas las armaduras son compatibles entre sí por diferencias de tamaño y diseños. Intercambiar partes con otro Ihstal de Hierro o ayudarlo de este modo se considera el más alto tipo de ihrmandad (más allá de aquella "biológica" de creación), cementando así un lazo similar al parentesco y ayudando a la consolidación de alianzas políticas y militares.

Los Ihstales de Hierro no forjan sus propias armaduras, sino que las encargan a Ihstales de Harapos; bien pagándoles, bien reclutando a alguien que habite en sus dominios y forzándolo a trabajar. La forja de una nueva armadura completa signa el pronto nacimiento de un nuevo Ihstal de Hierro que es animado en una ceremonia donde el rey de turno le otorga el título de Sire.

Viven en fortalezas de cristal con sus Harapos más confiados, quienes tienden a todas sus necesidades diarias.

Ihstales de Hábitos[editar]

Constituyen la casta clerical de la sociedad. Son los únicos capaces de leer y escribir. Viven normalmente en monasterios y operan los servicios eclesiásticos de adoración y agradecimiento a los Animadores Eternos, las figuras teístas de todo Ihstal.

Los Ihstales de Hábitos tienen largas vidas ya que estas ropas están hechas con mucho cuidado de telas resistentes. También algunos de ellos tienen la habilidad de repararlas por si mismos. La resistencia física no es un problema frecuente ya que pocos Ihstales de Hierro se atreverían a atacar uno de Hábitos. Las batallas de estos no pueden resolverse de forma cruda con espadas o armas similares debido a que su crudeza y poco filo sería incapaz de dañar los hábitos vacíos debido a ductilidad y baja masa. En su lugar esta casta combate a los propios a través de debates que pueden terminar con una condena a la hoguera, a la cual sí son extremadamente vulnerables.

El Túnica Blanca es el líder, supuestamente único, de todos los Ihstales de Hábitos; a pesar de esto, frecuentemente hay varias autoridades reclamando ser el único y verdadero Túnica Blanca. La decoloración deliberada de los hábitos es una forma habitual de señalar esta pretensión.

Aunque los Ihstales de Hábitos dependen de la protección de los de Hierro contra otros de su clase y los de Harapos, en ocasión también mueven sus propias piezas, teniendo escuadras leales de mercenarios de Hierro y dominando sus propios territorios, muy útiles para extraer impuestos adicionales.

Los Ihstales de Hábitos, a diferencia de los de Hierro, no requieren necesariamente la intervención de otra casta para crear más de los propios. Aunque prefieren también encargarlo a los de Harapos y limitarse a supervisar, también hay entre ellos quienes pueden coser nuevos hábitos...

Aunque condenan formalmente la magia, en realidad la practican en sus rituales para animar a nuevos Ihstales. Su intervención es fundamental para generar individuos adicionales de todas las castas, ya que ellos son los que invocan el "aire de la vida". El proceso es altamente hermético y está poco estudiado, por lo que las demás castas les adjudican poderes indefinidos de propiciar la intervención de los Animadores Eternos en varias circunstancias.

Ihstales de Harapos[editar]

Son la columna vertebral de la sociedad Ihstal, y como tal deben sostener todo su peso. Si bien los Ihstales no consumen comida de la forma tradicional, requieren sustento basado en Cristales ATPP para permanecer en movimiento. Los ihstales de Harapos tanto minan como "cultivan" estos cristales en cavernas especiales. Ellos también requieren de su consumo, pero lo minimizan por necesidad, hallándose parcialmente desnutridos y siendo su percepción y reflejos menores a los de las otras castas. A pesar de esto siguen siendo la más ágil de las castas, con pies ligeros y brazos veloces. Viven así en cuevas rudimentarias en laderas húmedas de colina y montaña, requiriéndoles las otras dos castas tributo en especie. Otros cristales minados son utilizados para la construcción de fortalezas.

El duro trabajo al que están sometidos, las condiciones de humedad y suciedad, bacterias y polillas todas contribuyen a disminuir la calidad y cantidad de vida de los Ihstales de Harapos.

Los Ihstales de Cuero se consideran de la misma casta que los de Harapos, sin embargo constituyen una división especial tanto por su manufactura como por su rol social. Ellos forjan las herramientas de metal y las armas y armaduras de los de Hierro, por lo que con frecuencia se "invita" a los más habilidosos de ellos a residir en las fortalezas (no tienen opción de rechazar esta oferta y es una vida aún de servidumbre, pero de mayor estatus y que los opone a la mayoría de sus semejantes).

Rebeliones[editar]

A pesar de ser menores en potencia individualmente, los Ihstales de Harapos son mayores en número por mucho que las otras dos castas mencionadas. Las rebeliones son frecuentes a pesar de la estructura social que enfatiza la sumisión al mandato divino de los Animadores Eternos. Estas rebeliones de forma prácticamente indefectible eventualmente fracasan, debido a que los Harapos no tienen forma directa de vencer o destruir a los de Hierro. En ocasión sus herramientas de minería son utilizadas como armas improvisadas, pero las superficies curvas de las armaduras y su mayor ductilidad y dureza respecto a los cristales es normalmente suficiente para protegerlos (las herramientas suelen estar hechas de madera y bronce, mientras las armaduras son de acero y plata). Asimismo las fortalezas con frecuencia resultan inexpugnables, y los Ihstales de Hierro acumulan cristales para resistir varios años si fuese preciso.

Las rebeliones más grandes suelen tener liderazgo espiritual en la forma de Ihstales de Hábitos disidentes, que ven una oportunidad de poner una teología radical en práctica. Algunas de estas tendencias son el Ascendidismo (propugna que los propios Ihstales pueden ascender a ser Animadores Eternos), el Reemplazacionismo (cree que el progreso material es posible y a través de ello podrían alcanzar y superar a los dioses) y el Atencionismo (a través de grandes sucesos tan sorprendentes que no pudieran ser evitados se obligaría a los Animadores Eternos a notar el mundo e intervenir). Si estos son encontrados cuando la rebelión es derrotada, indefectiblemente les espera la Hoguera (la mayoría de los Ihstales de Harapos son "perdonados" y menos identificables por su gran número y capacidad de dispersión). A pesar de la retórica grandilocuente de estos Hábitos Protestadores, es muy raro que alguno de ellos se reclame el Túnica Blanca. Prefieren enfatizar su propia humildad para fraternizar con los Harapos.

Leyendas[editar]

A pesar de la falta de progreso tecnológico y cultural, hay una serie de leyendas y folklore variado asociado a los Ihstales. Aquí se mencionan sólo algunas de las más famosas.

La Leyenda del Jinete con Cabeza: Habla de un Ihstal de Hierro que tiene cabeza... ¡Como un animal! - Los seres biológicos del plano de Mileva son normales, así que esto imagina cómo sería un Ihstal con cabeza como ellos. Obviamente es un cuento de terror. Como no conocen cabezas antropoides, su cabeza es dibujada como la de un animal a elección, generalmente un Yerro o un Ratto (aunque estas también son bastante mal representadas).

Los Cuentos de los Ihrmanos Grima: Se dice que dos hermanos de hábitos (fueron creados iguales y a la vez) renunciaron a su monasterio para viajar por Karlia Norte y recompilar muchas historias populares. La mayoría de estas son cuentos precautorios de naturaleza cruenta, como los tres Osomosqueteros (terminan siendo filete por desafiar a Rapiñecita Roja).

El Ropavejista: Según la leyenda, hay un Ihstal de Harapos que nunca desaparece, sino que huyó a las tierras salvajes como los bosques profundos y se sostiene secuestrando otros y cosiéndolos a sí mismo, constituyendo una acumulación anormal y enorme de harapos.

Trivia[editar]

  • Los Ihstales son terriblemente malos dibujando. Se han propuesto varias explicaciones para esto, como que los de Hierro son los únicos con dedos bien diferenciados (el resto agarra los aditamentos con la manga, excepto ciertos de cuero que tienen guantes incompletos) y los menos interesados en desarrollar letras. Asimismo se cree que está relacionado con su falta de ojos, teniendo una magipercepción más difusa e indefinida.
  • El calendarios Ihstal es cíclico pero no completo. Cuando se termina al año 1000, el calendario vuelve a empezar desde el 476. Esto es debido a una profecía dada en ese año de que en el 1000 los Animadores Eternos regresarían. Por lo tanto, si pasa esa fecha y no se reinicia el calendario, deja de existir la esperanza de que vuelvan. De este modo el calendario va desde el día en el que se hizo la profecía hasta el final del año en el que se debía cumplir.
  • A pesar de estar hechos de ropas, los Ihstales de Hábitos y de Harapos no se lavan deliberadamente. No se sabe si esto es por ignorancia o si hay otras razones como el riesgo que esto conllevaría a quedar mojados. Los Ihstales de Hierro se pulen, se aceitan y se desoxidan en contraste.
  • Aunque no tienen sexos, los Ihstales frecuentemente vienen en variantes de forma y ropaje femenina y masculina. Esto puede decir algo respecto a sus creadores. A pesar de esto la forma no modifica la casta y existen ambas formas en todas las castas. En los de Hierro puede ser difícil distinguir cual era la forma de género que se pretendía.

Conclusiones[editar]

Esta sociedad es extremadamente atrasada y falta de autoconciencia. Su historia parece en estasis, posiblemente hasta el punto que se los puede considerar incapaces de avanzar. Sin embargo, misterioes significativos permanece: ¿Quiénes son los Animadores Eternos? ¿Qué clase de magia o ciencia anima estos atuendos y les dota de consciencia y personalidad? ¿Por qué los Animadores no regresan y cuál es el propósito de esta extraña raza?

Fuentes[editar]

  • Tarpón Molok, "Sin Permisos: Un viaje independiente por IlKhur", autopublicado.
  • Laurah Gremeghin y Kamilla Cobelenpán, "Sin fronteras - Igualdad femenina en planos diversos", Editorial Metásferas y Magos, Universidad Panilloriana.
  • Herbert Tyllendon, "Líneas de tiempo: Los calendarios olvidados", Landgon Book Publishing.
  • Hua Ginfeng, "Monotematismo y estancamiento en seres artificiales", División de Temporalidades, Biblioteca de Um.
  • Tarantella N. Imiedad, "Vestimentas y vestidos - Animados e inanimados + Libro para colorear", Elenco de Crías, Lepos-5.

⚜️[editar]

Nimo logo 1.png
El contenido de este artículo fue creado por la persona siguiente:
NimoStar
Sus derechos le "pertenecen" (?). Intenta consultarle antes de cambiar el lore.

Agregar un comentario...

¿Tienes un comentario sobre esta página? Agrégalo aquí o edita la página directamente.


Nombre: (Consejo: si accedes a tu cuenta no tendrás que escribir tu nombre manualmente)