Heka

De Bestiario del Hypogripho
Logo mito egipcio.png
Este artículo contiene una aproximación investigativa sobre temáticas correspondientes a mitos antiguos y/o leyendas orales.
Mitología egipcia:
Heka

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos redactados por Ayanes (y creados por terceras personas).  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Dada la gran amplitud de la historia de Egipto, de más de tres mil años, es normal que muchas concepciones de lo que es Heka, o magia, cambien a lo largo del tiempo, sin embargo, aquí se intentara redactar una explicación lo más clara posible sobre la figura del dios y el concepto de la magia en sí.

La creación[editar]

Si vemos en la cosmogonía egipcia notamos que el dios Heka se encuentra presente desde el inicio del universo, no es de extrañar dado que para los egipcios la magia, o lo que ellos entendían por magia, era más que importante en su cultura, no solo en el ámbito religioso, sino también estatal y cotidiano, puesto que los Hekau (en egipcio Magos que significa “aquel que posee heka”) fungían como funcionarios públicos, miembros del clero y hasta existían orfebres que mezclaban su trabajo con prácticas mágicas (es posible que desde el punto de vista de los egipcios estos dos sean un mismo concepto) y también la magia estaba presente en los ritos funerarios, más que importantes para el mundo egipcio.

En muchos relatos de la creación de diferentes ciudades, si no es que en todos, al dios Heka se lo concibe como hijo del dios creador, ya sea de Ra según las tradiciones de Heliópolis o de Jnum en Esna, otras veces Heka es la propia divinidad creadora como es el caso de la ciudad de Menfis. Entonces la magia es producto directo del creador o de la creación y esta misma es quien la mantiene, la magia sostiene el orden, o el Heka sostiene la Maat, entonces la magia llega a ser el poder de la creación que los Hekau (Magos) usan para imitar los poderes de los actos de los dioses.

La relación entre Heka, Maat, y las personas[editar]

Volviendo al tema de la creación y la relación de Heka con Maat, para entender esta se tiene primero que ver varios de sus mitos, que no son pocos, debido a que Egipto fue separado y reunificado varias veces cada ciudad del país contaba con su propia versión del mito de creación en el que participaban diferentes dioses dependiendo de cuales de estos sean más populares de cada ciudad. Sin embargo, en todos ellos (o casi todos ellos) se mantienen elementos comunes como es el papel Heka en este mito, en este él dios creador (ya sea Ra, Atum, Path, etc.) nace a partir del Nun, referido de forma simplista como el caos primordial, y este organiza al Caos primero haciendo surgir de este una montaña primordial (en algunos mitos llamada Benben, es este Nun que envuelve al mundo y que intenta destruirlo, y al que pueden llegar las almas de los muertos si no son protegidas con rituales mágicos. Luego el dios creador procede a engendrar a los demás dioses para terminar la creación. Es, entonces, mediante Heka, la magia que el dios creador organiza el mundo separando del caos, de Nun, y creando el orden, a Maat, Heka es quien lo mantiene unido y son los dioses y los humanos, particularmente los Hekau y el rey quienes mediante la magia protegen a Maat.

Entonces se entiende al Heka no como una deidad con personalidad sino como una fuerza divina, ya sea que emana del creador como uno de sus dones o como la fuerza creadora misma, se evidencia esto con la ausencia de un personaje en los mitos egipcios que pueda ser identificado con Heka y que lleve a cabo acciones en estos mismos. No se tiene muy claro, al menos por mi parte, si el Heka era semejante a una fuerza que se podía “absorber”, dado que varias fuentes hablan de contener Heka en el cuerpo, especialmente en el estómago, en el abdomen, o era un don que tenía que ser rogado a los dioses por medio de ritos ya que otras fuentes hablan de pedirle Heka a ellos, lo más probable es que sea una combinación de ambos. Pero dado que el nombre Heka significa lo que activa el ka, y para los egipcios, el ka es el principio vital de todo ser vivo, popularmente mal llamado una de las partes del alma egipcia, se puede sobreentender que todo ser vivo tenía Heka, pero esto no pasa de ser una hipótesis propia y no debe de ser tomado en serio.

También hay múltiples referencias de objetos y personas que poseen Heka por sí mismo, tal es el caso de niños que nacían con malformaciones o enfermedades que eran considerados tocados por la gracia divina, es entonces evidente que los egipcios veían aquello que resaltara o fuera diferente no como una razón de exclusión sino como algo mágico. El caso más resaltante es el de los enanos, referidos a la condición genética del enanismo, pues estos se decía que estaban hinchados de Heka y muchos enanos llegaban a ocupar cargos de orfebres o escribas. El mismo caso sucede con el Rey (el faraón, aunque esta es una palabra hebrea no egipcia) quien poseía una importancia máxima en la religión egipcia como el mago predilecto y más poderos, quien a través de él se mantenía el orden, era el que más Heka poseía, al igual que sus elementos representativos de su cargo como la corona doble, el Cetro Nejej y el Cetro Heka.

Simbolismos[editar]

En las representaciones de Ra durante su viaje por la Duat se lo ve acompañado de tres figuras o dioses, en la popa del barco se ve a Sia representación del pensamiento, de la imaginación, le sigue, detrás de Ra, Hou, representación de la expresión creativa, de la palabra y por último en la popa se ve a Heka protegiendo el barco de la serpiente Apep (Apofis para los griegos) máxima expresión del caos. Entonces el simbolismo queda claro, el dios, en este caso Ra, piensa e idea lo que va a ser creado mediante Sia, luego expresa lo imaginado mediante Hou y mediante Heka, la magia, todo lo imaginado y expresado con la palabra es creado.

Existen muchas representaciones del dios Heka, una de las más conocidas es de este como un hombre que sostiene o estrangula dos serpientes, dado que las serpientes en el antiguo Egipto podían representar tanto fuerzas benignas, por su cualidad de cambiar de piel lo que se veía como símbolo de revitalización, o fuerzas malignas dado lo peligrosas que eran por su veneno. Entonces esta imagen del dios sosteniendo dos serpientes se pueden interpretar como este con poder sobre la sanación y la protección, o el dios Heka subyugando a las fuerzas malignas y el caos.

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".

⚜️[editar]

0
 Avatar Ayanes.png  Artículo redactado por Ayanes
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los redactores.
Icon bolígrafo azul 1.png