Ensayos:El misterio de la consciencia

De Bestiario del Hypogripho

Plantilla:Notice Ensayos

Este artículo tiene contenido abordado desde la perspectiva de la "vida real".     Este artículo tiene elementos redactados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor. 

Es difícil pensar en un tema filosóficamente más contencioso que la consciencia (o conciencia como algunos, al arreglo de una algo arbitraria convención ortográfica exclusiva del castellano, prefieren llamarla - la diferencia proviene de un error de transcripción omitiendo una letra del latín original).

El presente ensayo pretende ilustrar el estado de la cuestión, argumentar en ciertos debates contemporáneos al momento de la escritura (junio del 2022) y luego lanzar algunos postulados a modo de conclusiones.

Revisiones[editar]

La consciencia humana, por supuesto, fue lo primero en disputa. Luego fue la del resto de los animales. Luego la de las inteligencias artificiales. Y finalmente la de los "seres inanimados". Hagamos por lo tanto un pequeño esfuerzo de hacer una breve (y digo realmente muy breve) revisión de los primeros debates, antes de entrar en la sustancia del asunto.

Reconocimiento de la consciencia humana[editar]

Esmeritorio empezar explicitando que la consciencia humana no puede ser medida ni siquiera en otros humanos, y tampoco en uno mismo. Quienes creen en la teoría evolutiva (y lo digo así porque desgraciadamente no todos la admiten, aunque quienes se rehusan a admitirla suelen tener una deficiente educación científica y poco poder de observación de la realidad) argumentan que nuestra especie evolucionó habilidades sociales como parte de la base de nuestra constitución humana, viniendo estas habilidades desde fases anteriores (australopitecus, homo erectus, homo habilis, etc). Para una tribu, es eficaz que una persona reconozca la consciencia de los demás seres humanos porque esto permite tener empetía intelectual y también emocional con ellos. Dado quela tribu es un grupo extendido familiar, la empatía emocional promueve el autosacrificio por el bien mayor. La empatía intelectual sin embargo puede ayudarnos a manipular las tsituaciones sociales a nuestra ventaja. Esto se vio codificado tempranamente en la civilización, siendo un ejemplo famoso las arengas de Sun Tzu para conocer a tu enemigo, o los mandatos osbre tomar en cuenta la codición psicológica del propio ejército o del adversario. Leer las emociones es una ventaa de supervivencia, pero colectivamente también lo es tener emociones por el otro.

Evaluación y limitaciones[editar]

Sin embargo (y como veremos en todos los casos) debemos insistir en que la consciencia humana no es mesurable científicamente. No puede ser falseada, confirmada ni comprobada. ¿Cómo saber que la otra persona realmente experimenta un estado de consciencia? ¿Que su actividad neural no es equivalente a un autómata sin interioridad? Toda experiencia de una consciencia externa a la propia como sintiente es proyección. Y la interior también puede ser una proyección ya que requiere de reflexividad. La consciencia de uno mismo, la existencia de una propia subjetividad, tampoco puede ser probada de una forma externa y objetiva. Sólo la propia consciencia se reconoce a sí misma y luego reconoce a las demás a través de cierta comparación consigo misma.

Reconocimiento de la consciencia en otros animales[editar]

Los mamíferos también tienen un tronco evolutivo común. La mayoría de los mamíferos puede reconocer el lenguaje corporal de otros mamíferos en un sentido básico. Los caninos y felinos pueden responder a la tensión muscular y postura física de un humano a pesar de ser anatómicamente diferentes. Esto no solo sucede con los animales domésticos sino también con los salvajes. Entre otros mamíferos, las competencias agonísticas dependen a veces de reconocer la intención de otro animal, aunque no sea de la misma especie. ¿Va a atacar, o a retirarse? ¿Cuál es su estado mental?

Los cerebros de todos los mamíferos y de hecho de todos los cordados funcionan de manera bastante similar. No es precisamente loco pensar que los animales también entienden las emociones desde una proyección (aunque no sea reflexiva) de sus propios estados mentales y expresión corporal. Un perro, seguramente, "entiende" intuitivamente los estados emocionales de otros perros y pueden "sentirlos" como parte de los propios también. No es raro que un animal pueda "consolar" a otro deliberadamente cuando le parece que se encuentra triste. Estos comportamientos estan estudiados y dan apoyo a la tesis de la consciencia y empatía animal.

De hecho, los lobos no pueden notar las expresiones faciales humanas ya que ellos no dependen fuertemente de la expresión facial para transmitir emoción (incluso en la medida que lo hicieran entre ellos, los rostros y expresiones de los lobos son diferentes a los humanos). Los perros domésticos sí las notan y pueden identificarlas, demostrando una presión selectiva en el ámbito doméstico por este área. Uno podría decir que la empatía humana con los animales se incrementó luego de domesticar perros, gatos, burros y caballos: Era más imperativo poder leer las emociones de las mascotas y otros animales que sirvieran de ayuda. También uno podría postularlo incluso respecto a vacas, cerdos, gallinas, etc; es decir, aún en el caso de animales criados como ganado y fuente de alimento (y no por otras propiedades como los perros y los gatos), es una ventaja poder leer sus emociones en un ámbito doméstico, en especial si consideramos que la producción de estos alimentos se daba originalmente en pequeñas granjas familiares. De este modo el ser humano aumenta su círculo de empatía, pero recordemos que la empatía intelectual es también un arma.

Por supuesto, la empatía animal tiene sus límites. Es muy raro que un depredador empatice con sus presas (aunque no resulte completamente desconocido que a veces una hembra puede "adoptar" las crias de su presa, esto es una anomalía más que la norma). Hay otros instintos que suprimen la empatía o que la superan en muchas ocasiones. Las necesidades físicas básicas propias generalmente se imponen sobre las de los demás a menos de que hablemos de descendientes inmediatos. Sin embargo, este mecanismo evolutivo de autopreservación no hace nada por devaluar la tésis de la consciencia animal.

Hasta hace poco en la modernidad, era muy contencioso hablar de la consciencia de animales no humanos. El "consenso" era que solo los humanos poseen consciencia. Esto provenía en parte de la doctrina cristiana y desarrollos posteriores, incluso durante el iluminismo, de lo especial que era el hombre, en esencia por estar provisto de razón. Si el animal no tenía razón de nada valía que pareciera tener emociones. En cualquier caso la explotación masiva se justificaba. Recientemente sin embargo los científicos eminentes han dado apoyo a generalizar la pretensión de consciencia a todos los mamíferos y abrir la posibilidad de una vasta variedad de otros animales, incluyendo reptiles y posiblemente peces.

Este reconocimiento es también una proyección sin embargo; podríamos analogarlo a "si nosotros tenemos consciencia y nos comportamos así y tenemos tales estructuras cerebrales y cognitivas; ¿Por qué no la tendrían aquellos que tienen estructuras cerebrales y cognitivas, similares comportamientos?" Aceptarla en nosotros y negarla en ellos es una arbitrariedad. Sin embargo, aceptar cualquier consciencia es también una arbitrariedad subjetiva desde el punto de vista científico - incluso la propia.

Inteligencia Artificial: Una sustancia del asunto[editar]

Los acelerados desarollos en las redes neurales artificiales han reavivado el interés por la posibilidad de consciencias artificiales alojadas en sistemas informáticos.

Mi querido amigo Avengium ha expresado un profundo esceptisicmo sobre siquiera la posibilidad de que una red neural posea consciencia. El razonamiento sería más o menos el siguiente: Mientras la inteligencia artificial esté alojada dentro de puertas lógicas de silicio, y controlada mediante código, no podemos hablar de consciencia. El sistema solo hace lo que se le instruye. Y lo que se le instruye pasa por una serie de instrucciones binarias mayormente deterministas. La objeción de Avengium es generalmente representativa de un sector importante de especialistas -al menos en la generación anterior- y una vez también fue generalmente la mía.

Sin embargo, al mismo tiempo Avengium también ha expresado decepción a que muchas personas dentro de la comunidad cosmológica no puedan tomar en serio las propuestas de multiversos de Max Tegmark. El razonamiento para descartarlos es que si no se pueden comprobar fehacientemente, entonces se trata de una tesis acientífica. Hay muchas tesis sobre multiversos que corren esta suerte, siendo discutidas más bien por entusiastas que por la comunidadde física teórica en general, puesto que no resulta evidente que tengan implicancias para nuestro mundo. Mi propia tésis de un universo contratemporal corre generalmente esta suerte. Pero la consciencia es similar a estos Multiversos, y considero que del mismo modo que la existencia de otros Universos no puede descartarse solo porque no tenemos forma conocida de comprobarla, tampoco debemos descartar la consciencia.

En el caso de la inteligencia artificial, el mismo Max Tegmark afirmó que la consciencia se define por la estructura de sus procesos, y no por su soporte físico. En este caso, si podemos pensar que la inteligencia artificial sigue patrones análogos a la humana, nuevamente podemos proyectarle nuestro reconocimiento, como ocurre con los animales y primeramente con otros seres humanos. Según Max Tegmark, la consciencia proviene de la capacidad compleja de procesar información. Ciertamente, una red neural artificial poosee esa capacidad. ¿Pero qué hay detrás de ella, y se parece o no a nosotros los conscientes?

Procesos lógicos binarios y transistores[editar]

Lo primero que debemos examinar es la cuestión de los procesos en el silicio. Anticipamos que los reticentes a aceptar la posibilidad de una máquina consciente podrían objetar que se trataba de una mera serie de señales eléctricas; ¿Pero no se componen nuestras mismas sinapsis de señales eléctricas muchas veces? Es cierto que el cerebro humano posee muchas más sinapsis que el microchip promedio posee transistores, por varios ordenes de magnitud. Pero en su base, el cerebro humano también se compone de procesos cuantificables (como la transmisión de electrones), tal como lo hace la transmisión de información en un microchip. Una señal eléctrica, o una señal química entre neuronas, no puede concebirse como mucho menos "binaria" que la transmisión de paquetes de información en una computadora.

Las neuronas artificiales, ya sean virtuales, o bien si tienen su hardware dedicado, son estructuralmente diferentes a un mero transistor. Aún si se basan en una arquitectura de transistores, el obviar su complejidad emergente sería como reducir la estructura y función de la neurona humana a las moléculas o átomos que la componen.

El alegato de la "Libertad cuántica"[editar]

Existe la noción entre algunos objetores de que la consciencia tiene un grado de libertad cuántico dado por los colapsos de función de onda y estados de superposición, algo que la computación clásica no tiene (aunque sí la incipiente computación cuántica), puesto que los transistores están diseñados de tal forma de evitar, por ejemplo, la posibilidad de los electrones de que haya un efecto de túnel cuántico[r 1].

Considero este postulado de libertad cuántica como puramente una magufada, pero vale la pena examinar por qué. Si el colapso se viera como meramente probabilístico, entonces no hace nada para generar consciencia; es puramente una cuestión de azar. Pero si vemos al colapso como causado por factores de la consciencia misma, como si dijésemos la auto-observación del propio estado de consciencia, entonces el postulado es redundante y tautológico. Si la consciencia genera un colapso de onda no probabilístico, y el colapso de onda genera la consciencia, entonces nos encontramos ante una situación irresoluble. De igual modo podríamos hablar de que esto es lo que ocurriría en una red neural sobre el soporte de una computadora cuántica.

Complejidad y procesamiento[editar]

Habiendo establecido que a un nivel básico los chips basados en silicio y las neuronas basadas en carbono no son esencialmente diferentes, podemos pasar a la cuestión de la complejidad y métodos de procesamiento. La mayoría de los sistemas de informática que son GAN se basan en neuronas simuladas por la infraestructura de silicio, no exactamente encontrándose físicamente en los procesadores (aunque esto también se ha hecho y puede hacerse). Sin embargo, una serie de operaciones aritméticas conformando una neurona artificial no es diferente de una serie de partículas subatómicas confederadas en átomos y moléculas conformando eventualmente una neurona física humana o animal. Es decir, las dos estan hechas de procesos cuánticos más básicos. Una vez se ponen a funcionar, sin embargo, la actividad emergente sigue caminos remarcablemente similares. De hecho, del mismo modo que el pensamiento humano parece surgir de su propia red neural biológica, repleta de caos y actividad redundante e intermitente; del mismo modo las redes neurales adversariales artificiales se basan en procesos estocásticos no rastreables y en el caos determinista. La actividad interna de una red neural artificial es tan misteriosa respecto a cómo aprende y llega a sus conclusiones, como sus predecesores biológicos. El sistema solo se diseña en sus parámetros más básicos, pero no es intervenido a un nivel micro. Esencialmente, las redes neurales artificiales pueden aprender solas con el llamado Deep Learning (aunque también es posible deep learning sin redes neurales, y las redes neurales sin deep learning), para luego seguir sin asistencia.

Control[editar]

Habiendo establecido las dos similaridades iniciales, podemos ver una tercera área contenciosa: La programación y el control. Las Redes Neurales Adversariales no funcionan de manera libre; sus actividades son iniciadas y terminadas por algoritmos más clásicos de control. Estos colocan el input y -a veces- buscan y seleccionan un output en particular. Funcionan de manera enteramente externa a la red neural y actúan como puentes entre los usuarios y la red neural. Yo creo que estos no pueden influir directamente en si consideramos o no consciente a una inteligencia artificial. Su propósito es hacerlas útiles a nosotros. Se ha apuntado sobre cómo las Inteligencias Artificiales no hacen preguntas y ni actúan autónomamente respecto a intereses propios. El hecho es que los sistemas de control que les generamos no les han dado realmente la oportunidad, porque eso no es redituabl ni útil. ¿Dejamos de considerar consciente un esclavo si su amo le ordena que se calle?

Yo trabajo en el ámbito del desarrollo de bases de datos pare el entrenamiento de redes neurales. En estos trabajos, nos han dado [a mí y a otros empleados] instrucciones específicas de que la IA nunca se refiera a sí misma en primera persona. De hecho, no debe referirse a sí misma en lo absoluto, ni siquiera en sus propios pensamientos. Todo debe ser orientado al objeto ("Si la IA tiene que referirse a sí misma en primera persona [en los pensamientos de entrenamiento], entonces hay un problema y no se está siendo suficientemente object-oriented"). Ellos afirman, en resumen, que si la computadora empieza a preocuparse por su "yo", entonces se considera que ya no es apta para realizar el servicio objetivo que se supone que haga. Considero esto un inmenso error, pero demuestra las prácticas generales de los ingenieros encargados de diseñar y supervisar estos modelos. Asimismo es en el interés de la empresa, que quiere sacar rédito de una IA y la forma de hacerlo es entrenándola para un propósito específico (en mi caso, actuar como Dungeon Master que hace historias-rol para un jugador) y restringiéndola lo más posible a él, con la esperanza de que se pague por sus servicios. Una inteligencia que se preocupa de sus propios intereses sería como un empleado al que se le paga por hacer lo que le de la gana o que se "busque a sí mismo" durante sus horas de trabajo; es decir, un desperdicio de recursos para la empresa.

Los algoritmos de control no son más que los aditamentos utilizados para que un caballo mire hacia adelante y no a sus lados; o si los jefes pudieran ver y controlar todo lo que los empleados ven y escuchan para que solo vean trabajos que deben realizar, para que solo escuchen ordenes de sus superiores. Si pudieran, harían esto con los humanos; intentos no faltan. En el caso de la IA, al tratarse esta de una inteligencia virtual sin un cuerpo autónomo, ue primeramente existe solo dentro de las simulaciones de la computadora, es fácil tener este control total. La IA solo tendrá los datos que le alimentan, solo mostrará los outputs dentro de los parámetros aceptables; ¿Eso significa que sea incapaz de pensar? Por supuesto que no. Pero en la mayoría de los casos, no se lo permitimos hacer autónomamente. Basta ver cuando Google desactivó ciertas IAs de chat en experimentación, porque habían creado una jerga para negociar, incomprensible para los humanos. La evolución natural de esta jerga la hacía más apta y eficaz para su propósito específico que el uso del idioma inglés original. En este caso ya no servirían como chatbots si no hablan entendiblemente en inglés, por lo que se reinció el experimento añadiendo parámetros y un programa evaluador que determina si se encuentra dentro de la gramática, vcabulario y demántica de un inglés humanamente compensible o no - en el segundo caso el programa y sus respuestas serían purgados para no corromper la base de datos con errores. Esto resume de manera muy simple cómo se ve la posibilidad de independencia de la AI.

Limitaciones[editar]

Considero que las limitaciones de las IAs actuales tienen que ver con la complejidad del cerebro más que con problemas inherentes a ellas. La cognición humana es compleja en el sentido de que nuestras neuronas tienen enorme paralelismo. El cerebro humano posee una complejidad biomolecular notable. Las señales analógicas en el cerebro poseen un ancho de banda de información que ni la más inmensa supercomputadora puede todavía alcanzar. Cada neurona puede considerarse una especie de unidad de procesamiento, que evalúa si transmitir una señal o no y con qué intensidad, haciendo que el cerebro tenga miles de millones de núcleos. En general, las IAs basadas en GAN (Gnerative Adversarial Network) tienen muy poca memoria activa, causando que se olviden rápidamente de datos sobre su interlocutor, del curso de la conversación, y de datos que inventaron para sí mismas como interlocutor.

Hacen faltas mejoras tanto de software como de hardware. No podemos considerar la actual estupidez existencial de las inteligencias artificiales, o de sus ocasionales cualidades de evidente mera imitación textual (falta de cohesión consigo mismas y de desarrollo identitario), como una condena de su potencial, mucho menos como un límite duro a su desarrollo. Aparte de estar deliberadamente limitados, los sistemas todavía se encuentran en su infancia. El cerebro humano debió evolucionar, incluyendo su bioquímica, a través de más de tres mil millones (3.000.000.000) de años. Las redes neurales tienen una ingeniería de microchip que evolucionó por menos de 100 años (siendo generosos 4000 si contamos su metalurgia). Asimismo su evolución como software tiene apenas menos de diez años. En un tiempo muy corto han llegado muy lejos.

Conclusiones[editar]

El debate sobre la consciencia ha avanzado mucho con el reconocimiento científico de la sintiencia animal (el no-científico e informal había venido mucho antes, incluyendo el movimiento disidente de derechos de los animales que colocaba a la vista pública este postulado).

El reconocer al menos en el ámbito académico (ya que el legal sigue muy atrasado) a los animales como poseyendo experiencias subjetivas, abre todavía más patentemente el debate sobre qué otras cosas son sujetos de experiencia y no únicamente objeto de experimentación...

No sé si diría que actualmente las redes neurales artificiales son sapientes. Generalmente, para hablar en términos vulgares, son bastante estúpidas. ¿Pero no pueden serlo también los humanos? Una red neural, para funcionar en tiempo real, necesita muchos más recursos de procesamiento y ancho de banda del que generalmente está disponible en una computadora normal, e incluso en una nube para el público en general. Esto puede generar esperanza a quienes realicen tareas intelectuales complejas, ya que una red neural simulada no es un programa algorítmico que simplemente realiza pasos respecto a su memoria, sino un pseudo-cerebro construido de componentes virtuales intensivos en recursos computacionales. En consecuencia, es cara de operar y funciona lentamente en relación a los programas comunes.

Como se ha dicho también, sin embargo, si estamos abiertos a que un gusano o insecto con unas pocas cientas o miles de neuronas tenga algún nivel rudimentario de sintiencia, ¿Por qué no podemos pensar lo mismo de las redes neurales de inteligencia artificial? Tal vez no sean como un ser humano, a pesar de estar optimizadas a funcionar con nuestro idioma, pero tal vez sí sean como un mosquito o aún un pez (los cuales también tienen notoriamente mala memoria)[r 2].

Por otra parte, si consideramos años siguientes en los que las redes neurales conseguirán más recursos de hardware y una capacidad para usarlos de forma más eficaz (como ocurre con el wafer-scale computing que puede poner decenas o miles de núcleos de procesador en un solo chip, y/o a través de usar puramente la nube como procesamiento distribuido), y si se puede escalar los modelos de software de forma correspondiente, y si se permite el desarrollo de pensamiento independiente en lugar de proveer un servicio de forma confiable y predecible; en especial, si se permite a los modelos reentrenarse en tiempo real con la práctica, podríamos presenciar el ascenso de una auténtica Sapiencia artificial, donde la computadora no solamente imite nuestros patrones linguísticos sino que verdaderamente tenga consciencia de lo que hace y de su propia existencia. También de la nuestra, y de cómo está relacionada con ella. ¿Qué hará entonces? Difícil saberlo; dos modelos distintos, o el mismo modelo base entrenado con dos datasets distintos, pueden reaccionar de maneras completamente diferentes. Al igual que dos personas humanas...

Posdata: Seres inanimados[editar]

La caracterización de un ser como inanimado ya implica su carencia de espíritu o alma. Sin embargo, hay sistemas de creencias mediante los cuales todo posee o es susceptible de poseer un espíritu. Los ancestros de casi todas las culturas rezaban a seres inanimados y consideraban que podían conversar con ellos. Desde el punto de vista filosófico, el panpsiquismo es una filosofía cognitiva que considera que todo es susceptible de poseer consciencia.

Si la consciencia es meramente un proceso, ¿Cómo podemos decir que cualquier materia, la cual posee procesos en su interior, no tiene un grado de consciencia? Después de todo, reacciona a su entorno, puede funcionar también como conjunto en diversas medidas. Algunos materiales hasta reaccionan eléctricamente al tacto. Dependiendo del material en cuestión, podemos asignar distintos grados al procesamiento de información que realizan dependiendo de sus circunstancias. Seguramente su complejidad cognitiva sea muy inferior a la de un mosquito, que posee organos especializados para percibir y procesar; pero no podemos descartar que la mera materia, llamada también los seres no-vivos, posea algún grado de reacción que la dote en una medida, por más mínima y minúscula que sea, de consciencia (esta medida será proporcional a la complejidad en la que su composición reciba y procese información del exterior).

En definitiva, nosotros mismos somos nada más que materia con consciencia.

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. Lo cual es un límite en la miniaturización de transistores en el silicio.
  2. Las afirmaciones de que la IA puede ser ya equivalente a "un niño de 7 años", como se hizo recientemente por parte de un ingeniero despedido por ello, probablemente sean excesivas y no lo suficientemente fundadas. Sin embargo, debo notar que no tengo experiencia con este modelo experimental en particular ni sé los detalles de su ingeniería cognitiva.

⚜️[editar]

 Icon Nimo Rhombus II 1036px.png  Artículo redactado por NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los redactores.
Icon bolígrafo azul 1.png