Ensayos:De héroes y villanos - Batman y la policía

De Bestiario del Hypogripho
Batman vs Anarky, Detective Comics.
Assets newatlas.jpg Este artículo contiene información explicativa, desambiguando un tema incluso con la ayuda de conceptos y ejemplos pertenecientes a la vida real ().
Estas referencias a ℝ no deben confundirse con Omniversos ficticios. Las Ficciones del Bestiario son consideradas teóricamente independientes de nuestra realidad desde el Meta-verso.

Este artículo tiene contenido abordado desde la perspectiva de la "vida real".   Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo tiene elementos redactados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de autor no declarado, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo carece de bibliografía real que sustente su contenido; se beneficiaría de su adición.  Este artículo es de dificultad intraficcional moderada (magnitud 2). Algunos conocimientos sobre las ficciones mencionadas pueden ser necesarios para entender mejor, o del todo, el tópico. 

Quizás no parezca una vista muy común: De un lado, Batman y la policía. Del otro lado, "Anarky" y un ejército de indigentes insurrectos. Esta tapa fue real y oficial, parte de una serie de historias sobre nuestro multimillonario murciélago favorito y su némesis, nada menos que la representación de la Anarquía.

No es casualidad que el mayor aliado de Batman sea el "Comisionado Gordon", ni que sea la policía la que deliberadamente llame a una persona que está más allá de la ley. Según el guionista de comics Alan Moore (él mismo autodescrito como anarquista y creador del icónico antihéroe enmascarado "V"), las historias de superhéroes hacen poco más que enmascarar el trasfondo de las pulsiones fascistas de nuestra sociedad. En efecto, los superhéroes "Mantienen el orden" a toda costa en un mundo marcado por el caos y donde las fuerzas oficiales son inefectivas. No es casualidad que "Superman", siendo el primer superhéroe, viniera directamente del concepto Nietzschiano del superhombre. De hecho, el primer concepto de Superman en 1933 fue como un villano que usaba sus poderes para dominar el mundo, sin que exista en la historia héroe alguno. Pero no hace falta remontarse a tales fechas para ver de lo que se tratan realmente los "superhéroes".

Podemos ir a ver las películas que devolvieron el éxito a las películas de superhéroes para la audiencia general: La trilogía de "El Caballero Oscuro" de Nolan es específicamente sobre cómo el héroe titular combate las tendencias antisociales, anárquicas y revolucionarias. El Espantapájaros, por ejemplo, antagonista de la primera película, amenaza la estabilidad social mostrándole a todos sus miedos más profundos. Suficiente se ha dicho sobre el populismo revolucionario de Bane, como explícita movilización de los pobres y su toma de la ciudad. Pero en cierto sentido, el "Joker" de Heath Ledger va más lejos. Aunque se nos introduce robando un banco, luego lo vemos quemar toda su parte del dinero. Su propósito es explícitamente desestabilizar la sociedad, "introducir un poco de caos". En sus apariciones vemos cómo interrumpe la fiesta de la alta sociedad, y con su aspecto vagabundo no sería difícil pensar su apariencia como cualquier irrupción del pobre "violento" que arruina la diversión de los ricos y les muestra la dimensión de su aislamiento de la sociedad cotidiana. Por si esto fuera poco, los aliados circunstanciales del Joker son un diverso cartel criminal - Todos extranjeros, su líder siendo un chino que aparece sólo a través de la televisión. Los aliados de Batman son los políticos y la policía, que acaban de empezar a "combatir la corrupción" con un hombre realmente "honesto" - Abundantes banderas norteamericanas los acompañan. Así que tenemos marcados los tantos: El héroe, un billionario. Sus aliados, los patriotas y la policía. Uniformidad, oficialidad. El villano, alguien que no tiene dinero -y más aterradoramente, no lo desea ni necesita-. Sus aliados, sindicatos criminales y extranjeros; variedad, ilegalidad. Pero el Joker no es malo porque roba; ni siquiera lo es porque mata (después de todo, aunque no lo veamos, es evidente que la policía hace lo mismo... y Bruce Wayne es millonario porque vende armas para el ejército, pero se queda con las mejores). No, el Joker es el malo porque busca destruir la confianza de la gente en sus instituciones. Por eso ataca específicamente al nuevo jefe de la policía, y al convertirlo en "dos caras", demuestra la corruptibilidad humana y la falsedad de creer en héroes políticos y policiales. Ahí es donde se subvierte el mensaje por su opuesto, sin embargo: Aunque sea mentira la existencia de policías incorruptibles y personas honestas con puestos públicos que nos salvarán, Batman "sacrifica" su reputación (no Bruce Wayne) para mantener esa mentira. Batman asimismo se erige como el ser incorruptible (ficticio, por supuesto), avatar del sistema en el cual, aunque metaficcionalmente falso, debemos creer ciegamente. Esta es la función sine qua non de los superhéroes: El ser "caballeros" del orden establecido, no en el ámbito físico (porque no existen en él) sino en el ámbito moral.

Por lo tanto, según el mensaje de la película, la mentira es lo moralmente "bueno" porque permite mantener el Status Quo de la sociedad. La mentira, como el Soberano hobbesiano, mantiene nuestra cohesión bajo el sistema, sostiene la confianza en las instituciones y rectifica el orden público contra el caos. El enemigo número uno de los superhéroes que luchan contra villanos humanos siempre fue la anarquía, no el crimen. Y como vemos, esto puede llevar a conclusiones como que, para mantener el orden, mentir es el bien, y la verdad es el mal. El maquiavelismo triunfa.

⚜️[editar]

 Icon Nimo Rhombus II 1036px.png  Artículo redactado por NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los redactores.
Icon bolígrafo azul 1.png 

02/09/2018