Elfos Umbríos (Anher)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguación No confundir con Elfos Oscuros.

Nalkimia El Último Rol.png Este artículo tiene contenido basado en Alkimia: El Último Rol y sus proyectos asociados. Sus autores mantienen las licencias originales correspondientes a sus creaciones personales publicadas fuera de la wiki.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso de Umaggar, lo Semifinito.   Este artículo tiene elementos que forman parte del multiverso de la Metásfera Zzsh.   Plantilla:Icon Anher  Este artículo tiene elementos creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo contiene elementos que son parte del proyecto "Alkimia: El Último Rol". Sus autores originales mantienen sus derechos originales en sus contenidos creados antes de la existencia de la wiki.  Este artículo está ilustrado con imágenes de autor no declarado, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas. 

Los Elfos Umbríos son una subespecie de elfos del Plano de Anher, los cuales estan adaptados a la oscuridad subterránea; en especial las de los complejos excavados bajo el terrible norte congelado de Anheria continental[1].

Son los gobernantes indisputados de la Dinastía Ksorn, una familia y entidad geopolítica con control sobre vastas regiones boreales de Anheria.

Los Elfos Umbríos desarrollan carácteres disciplinarios y displacentes. Sus vidas enteras se basan en la lealtad al régimen y el perfeccionamiento de si mismos, en ese orden.

Complexión y clase[editar]

Una Elfa Umbría de clase alta. Nótese las vestimentas sencillas y el manejo de dos espadas obsidianas. Este estilo de vestir es utilizado sólo para cálidas recámaras subterráneas y no para la helada superficie. La única muestra de su avanzada edad son las largas orejas, que nunca dejan de crecer del todo.

Es común entre los reinos sureños el creer que la piel de los Elfos Umbríos es gris oscura. En realidad esto es producto de la Argiria, y su piel natural es extremadamente pálida. Solo los elfos oscuros guerreros y emisarios (con frecuencia estas dos profesiones son la misma) que se espera pasarán mucho tiempo en el sur son seleccionados para desarrollar esta condición. Los depósitos de plata en su piel actúan como reemplazo de la melanina, protegiéndolos de la radiación solar.

Los Elfos Umbríos de la alta realeza y dedicados a la administración interna de la Dinastía normalmente mantienen una piel sumamente blanca (casi traslúcida en algunos casos), ya que la baja radiación solar en el norte, combinada con sus hábitos normalmente subterráneos, los llevan a no desarrollar pigmentación natural.

Ciertas profesiones desarrollan la argiria a pesar de que no se espera que pasen mucho tiempo sobre la superficie o en el sur. Por ejemplo, los capataces de trasgos mineros o de enanos del Oeste la suelen desarrollar meramente por su exposición a la plata en la minería, la cual termina también en sus comidas (contadas veces en un vano intento de asesinarlos con su toxicidad). De hecho, los Elfos Umbríos son muy tolerantes a la toxicidad mineral y metálica, una muestra de la selección natural por las generaciones de su supervivencia subterránea (y del ocasional deseo de algunos de sus esclavos de matarlos).

Los Elfos Umbríos tienen un ciclo de vida promedio superior al humano (cuán superior, es difícil decir ya que se rumorea que se extiende por medio de la magia y la alquimia), y se mantienen siempre en forma física hasta el día de sus muertes. Sus articulaciones exceden la flexibilidad incluso de las de otros elfos, y su cuerpo produce mucho colágeno que permite mantener sus aspectos tersos y sus movimientos dúctiles.

El cabello de un Elfo Umbrío tiene una variación natural desde el blanco completo hasta el negro más oscuro. No posee coloración cromática, pero esto puede lograrse con ciertas tinturas, utilizadas sobre todo para asignaciones especiales...

Un o una Elfo Umbrío/a pálido/a puede pasar fácilmente como un miembro de la especie humana si apropiadamente vestido, arreglado y maquillado (asumiendo que pueda hablar el idioma correctamente y replicar sus manerismos) - ventaja no poco abusada para propósitos de infiltración. La concepción errónea de la piel gris oscura es mantenida deliberadamente en otras culturas de tal forma que se faciliten estas misiones secretas. A pesar de esto, hace tiempo ya los eruditos Nether encontraron la trampa - aunque encontrar a los espías mismos es una tarea mucho más difícil.

Cultura[editar]

Un Elfo Umbrío siempre está en la cima racial del sistema de castas de la Dinastía Ksorn. Sin embargo, eso no tiene solo derechos sino que compone obligaciones. Los Elfos Umbríos son más intolerantes con los defectos propios que con los de los demás. Los individuos que nacen deformes son apuñalados y dados de alimento a las especies sujetas[2].

La legitimidad interna (entre su propio grupo) y externa (con la totalidad de los sujetos bajo el control de la Dinastía) de los Elfos Umbríos para gobernar se basa en su disciplina y frugalidad. Los Elfos Umbríos entrenan desde la niñez sus reflejos, habilidades de combate y velocidad con una diversidad de armas. Aprenden a detectar y defenderse de asesinos o infiltradores. Y aprenden, también, a odiar a la Federación Nether por su rol en acabar de facto con su reclamo sobre un Reino Anheriano unificado.

Los Elfos Umbríos desprecian el lujo y lo consideran vulgar. No desperdician nada, ni se decoran con joyas y artefactos a diferencia de los dorados aristócratas Nether. Se les enseña a todos que en las tundras congeladas la eficiencia y frugalidad son asuntos de vida o muerte, y todos los Elfos Umbríos que quieran ser parte de la sociedad Ksorn y reclamar sus derechos deben sobrevivir dos meses solos en la superficie helada al cumplir los catorce años. Si mueren durante esta prueba, se considerará que nunca han nacido.

A cambio de tanta disciplina, sin embargo, los Elfos Umbríos sí tienen privilegios; el privilegio de dar órdenes a los esclavos de otras especies bajo su autoridad, de recibir títulos del Estado y de ser honrados por todos quienes no posean su status. Además, los Elfos Umbríos tienen derecho a comer carne y apropiarse de las presas de otras razas, un módico precio de vivir bajo su protección. Se cree que la dieta de los Elfos Umbríos, consistente casi completamente de carnes rojas (que comen crudas, desgarrándola con filosos colmillos) explica una buena parte de su dominio tanto simbólico como físico. Muchos de sus sujetos se ven reducidos a comer setas de granjas fúngicas (organizadas por la Dinastía) e insectos que pululan entre las minas abandonadas y pasadizos antiguos, o el ocasional pez gélido de una laguna subterránea.

Son los elfos oscuros los que exclusivamente representan a la Dinastía Ksorn en todos sus tratos externos. También son los únicos a los que su Estado permite vivir en condición de libertad en la ciudad "neutral" de Cirmaquia, aunque este es un privilegio y un peligro reservado a más bien pocos. Sólamente Elfos Umbríos son iniciados en la Orden del Cráneo Rojo para aprender los secretos de la alquimia y otras artes mistéricas.

Los Elfos Umbríos son igualitarios respecto a su trato de ambos sexos, pero la primera hija es preferida en el caso de la sucesión monárquica. Tal vez este hecho es lo que llevó a que los Nether los tildaran despectivamente de "Matriarcado", ya que para ellos el hombre es el sucesor natural y la mujer tradicionalmente necesita estar casada para ejercer los derechos territoriales de su título nobiliario.

La lealtad de los Elfos Umbríos por su patria, a pesar de las muchas difamaciones a las que son sujetos por los Nether, prácticamente no tiene paragón. Son criados para amar a la Dinastía desde sus primeras palabras, y mientras ellos la honren con un servicio impécable, ella les devolverá el honor en igual medida. La única ocasión en la que se permite derramar sangre entre elfos umbríos adultos es si el superior de alguien puede ser probado en público y más allá de toda duda como desleal o incompetente - en ese caso, es la obligación de sus subordinados removerlo, por la fuerza si fuese necesario. Gracias a estos sistemas de honor resulta que la Dinastía Ksorn es, por más despiadado que parezca, el reino sucesor menos internamente corrupto de toda Anheria[3]. Es quizás esta cultura la que ha permitido a los Ksorn subsistir tanto tiempo a pesar de su inferioridad económica y técnica, y su territorio bajo en recursos, frío y hostil.

Esclavos y especies subordinadas[editar]

Los Trasgos de Anher tienen una relación especialmente dependiente con los Elfos Umbríos. Constituyen de hecho casi la mitad de la población de la Dinastía Ksorn, pero no tienen derecho a acceder a posiciones formales en el gobierno o educación avanzada. Sin embargo, a pesar de esto, los Trasgos se encuentran mayormente agradecidos con los Elfos Umbríos y son leales a la dinastía por una serie de razones:

  • En la Federación Nether (dominada por humanos), los Trasgos son considerados criaturas estúpidas, dañinas y siempre taimadas, que hay que cazar hasta la extinción si fuese posible. Aquellos Trasgos que viven allí (a veces por preferir la "libertad" y los "verdes campos del sur") y cavan sus madrigueras siempre están sujetos a ser asesinados masivamente sin previo aviso. Los gobiernos de las ciudades-estado Nether ofrecen recompensas por cada trasgo asesinado, las cuales son mayores si los mata un noble o aristócrata.
  • La dominación Ksorn impide la batallas entre los antiguos jefes de guerra trasgos, las cuales son brutales y se extienden comúnmente a través de múltiples venganzas entre clanes por varias generaciones (las cuales, por otro lado, no son tan largas).
  • Las granjas organizadas de hongos bajo la inflexible supervisión Ksorn, junto con su forzado control de natalidad, han prácticamente eliminado el hambre entre los trasgos de la Dinastía (la calidad de la comida es otro asunto).

Por otro lado, los Enanos del Oeste resienten profundamente la dominación Ksorn (como la de cualquiera) y no les hace ninguna gracia "Servir a la Dinastía". Además de continuamente estar suprimiendo el disenso por la fuerza los Elfos Umbríos deben elegir con cuidado con cuales Enanos tratar y elevar en posición - los cuales inevitablemente son tildados como traidores de raza por muchos de sus compatriotas. Diversos jefes, reyes y príncipes fueron denunciados como "Títeres de los (expletivo) Ksorn" y eliminados en sangrientas revueltas.

En adición vale la pena mencionar a los Elfos Boreales, los cuales técnicamente son considerados tributarios por la Dinastía, pero en la práctica suelen ocuparse de sus propios asuntos. Viven generalmente recluidos en sus bosques nevados en el noroeste medio. Su asociación con los Ksorn se basa en la defensa territorial contra los Nether (que tienen un extraño amor por la deforestación), y su colaboración con la contención de sus enemigos ancestrales los Enanos. A pesar de la supuesta alianza formal, pocos monarcas Ksorn se atreverían a adentrarse a los bosques boreales sin una enorme guardia de honor (y dudarían aún en ese caso, ya que hacerlo sería visto por los Elfos Boreales como una ofensa contra su autonomía y una brecha de confianza). En cualquier caso, los conflictos entre estos grupos son más bien raros, ya que no desean mutuamente los dominios ambientales del otro - la Dinastía no está interesada en dominar los bosques subárticos, mientras que a los Elfos Boreales no les podrían importar menos las húmedas cuevas e inhóspitas tundras.

Muchas criaturas viven el el distante norte. Además de las raras usadas como montura, algunas de ellas hacen alianzas ocasionales con los Ksorn, quienes pueden ofrecerles refugio y alimento. En el caso de que sean inteligentes, los agentes de la Dinastía no pierden el tiempo en influir en sus rencillas tribales para obtener cabecillas favorables, como en el caso de los Gigantes Árticos.

Notas[editar]

Las notas son tan ficticias como los contenidos.

  1. Aunque parezca confuso, no hay que confundir el antigüo Reino Anheriano, con el continente de Anheria, con el Plano de Anher (los dos últimos de los cuales toman del nombre del primero).
  2. Esto no es un castigo ni hecho por repulsión de aquellos que nacen con evidentes defectos; sino que forma parte del "Compromiso con la Excelencia" que los Elfos Umbríos mantienen no sólo consigo mismos, sino con aquellos a los que someten. La dureza de esta ley es una muestra de la determinación con la que la Dinastía Ksorn está dispuesta a dominar, incluso a costa de los suyos. Asimismo se ha postulado que se trata de una "retorcida reciprocidad" por la exclusivización de ciertas presas y formas de cacería - Los Elfos Umbríos toman la carne, pero también dan parte de la suya en retorno. Por último, el hecho de que sean los individuos deformes y los ejecutados en desgracia reafirma la superioridad de aquellos que dominan, no solo en el ámbito político sino también en el estético y el moral en su sistema de valores (ya que las especies sometidas solamente podrían devorar a malformados y criminales, por lo tanto identificándose de algún modo con ellos).
  3. A pesar de esto, hay mucha corrupción entre los trasgos, que ven el intercambio ilícito de favores como algo completamente natural. Los Elfos Umbríos luchan por mantener estos aspectos bajo control y confinados a las castas más bajas; al punto de instituir la ejecución como única pena posible para cualquiera de su subespecie que se encuentre traficando favores con otros estamentos. Los ejecutados son utilizados como alimento.

⚜️[editar]

Agregar un comentario...

¿Tienes un comentario sobre esta página? Agrégalo aquí o edita la página directamente.


Nombre: (Consejo: si accedes a tu cuenta no tendrás que escribir tu nombre manualmente)