Dragones Blancos (Wulegu)

De Bestiario del Hypogripho
Dragón Blanco decidiendo destruir "su" creación y empezar de nuevo.
ADVERTENCIA DE FALTA DE CONTENIDO: A este artículo le faltan ejemplos notables de aquello que discute de manera general.
El contenido podría continuar siendo extendido por sus autores en el futuro previsible.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso alternativo del Wulegu.   Este artículo tiene elementos que referencian especies, fenómenos y/o asuntos interplanares (pertenecientes o relativos a más de un plano) y sus temáticas asociadas.     Este artículo tiene elementos originales creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de NimoStar, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional moderada (magnitud 2). Algunos conocimientos sobre las ficciones mencionadas pueden ser necesarios para entender mejor, o del todo, el tópico. 

Un Dragón Blanco en el centro de "su" Ciudad Imperial.

Los Dragones Blancos del Wulegu son una metaespecie extremadamente orgullosa, guardianes y proveedores de la civilización respecto a otros seres menores. Están fuertemente asociados con los Luminizadores y tienden a promover las llamadas "Soberbias del Bien".

Orígenes[editar]

los Dragones Blancos surgen en incontables Planos, divergiendo de sus primos y ancestros (otros Dragones) por su deseo de gobernar (específicamente de manera "benevolente", aunque su definición de ésto es cuestionable) por sobre especies sapientes de menor tamaño y fuerza.

Relaciones e indicios[editar]

La influencia de los Luminizadores es evidente por las características prismáticas de sus escamas, siendo el efecto del "blanco" en realidad una suma de distintos espectros de luz. Los Dragones Blancos se ven tan resplandecientes porque el recubrimiento de sus escamas, de hecho, rechaza todo el espectro visible. Algunos han argumentado que ésto justifica que el interior de éstos dragones es "pura oscuridad".

Por su soberbia, ni siquiera un Dragón Blanco ilustrado en asuntos extraplanares tenderá a admitir que trabaja según "el plan" de otros, ni siquiera en su fuero interno.

Características físicas[editar]

Por lo general, estos dragones:

  • Son vagamente antropoides.
  • Poseen dos brazos y dos piernas.
  • Tienen grandes alas capaces de volar (aunque también pueden flotar mágicamente, si conocen los hechizos pertinentes).
  • Hocico alargado y ojos mirando al frente, puesto que son carnívoros. Sin embargo, prefieren pedir tributos a la "indignidad" de cazar presas.
  • Crecen hasta inmensos tamaños, rivalizando y superando edificios rascacielos.

Características mentales[editar]

Los Dragones Blancos son considerablemente inteligentes, aunque no menos dogmáticos. A pesar de sus habilidades intelectuales, están lejos de ser sofontes.

Aspiran naturalmente a dominar tanto la tecnología como la magia, ambas en la medida en las que se hallen disponibles en los mundos que los Dragones habiten. Para ellos el mundo en el que viven es un espacio que guiar y controlar.

Los Dragones Blancos tienden fuertemente a considerarse a sí mismos en particular como las criaturas más bellas y más buenas de toda la creación. En consecuencia, poseen una fuerte tendencia a preferir ser tratados como dioses por las civilizaciones que construyen y empadronan. Toman residencia en templos y/o palacios de gobierno, y extraen impuestos y tributos.

Cuando las cosas no salen como quieren, se frustran. La tolerancia a la frustración de cada dragón varía. Por lo general, al hartarse de los fracasos y desviaciones, prefieren quemar las civilizaciones que se rebelan o no siguen su consejo, y empezar "de cero".

⚜️[editar]

0
   Artículo original de NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.