Crujidores de metal

De Bestiario del Hypogripho
Un crujidor de metal feral.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso de Automaquia.     Este artículo se compone de contenidos creados por Avengium (Ángel Montero Lamas).  Este artículo está ilustrado con imágenes de Avengium, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Los crujidores de metal o cranch son criaturas de tamaño medio que asolan y saquean los planos de automaquia en los que se encuentran. Los cranch nacen como diminutos renacuajos metálicos con una gran boca pero dependiendo de los metales y energías que absorban pueden mutar de muchas formas. Existen muchas variedades de cranch.

Nombre[editar]

Su nombre les hes dado por el gran ruido que hacen al comer metal. Su mordida es terrible y hace quebrar el metal en vez de doblarlo.

Apariencia[editar]

Un crujidor de metal centauroide.

Los crujidores de metal tienen diferentes morfotipos según su especie y plano de procedencia. Los tres más comunes son feral, humanoide y centauroide aunque existen variedades intermedias entre estos y otros tipos.

Los cranch ferales se asemejan a bestias de amasijos de metal del aspecto de lobos o hemiciónidos de 1 m de altura y 2 m de longitud.

Los cranch humanoides parecen seres envueltos en una carcasa o armadura metálica de forma vagamente antropoide cuando en realidad todo su cuerpo es una estructura mineral-metálica. Su carcasa es prácticamente inerte y es su linfa metálica la que lo alimenta.

Los cranch centauroides parecen una enorme mole de metal y roca que no se sabe por donde mirar. Estos comparten una organización interna semejante a los humanoides pero la aparición de extremidades y cabezas en lugares inesperados les hace parecer deformes.

Alimentación[editar]

Todos los cranch se alimentan de metal pero este puede ser muy variado. Los cranch son seres carroñeros y solo comen el metal que es parte de cosas inertes, objetos o estructuras. Aunque son sanguinarios y furiosos, no comerán a ningún ser vivo a menos que su vida dependa de ello. Con respecto a seres metálicos inactivos, apagados o estropeados, los cranch pueden sentir si esos cuerpos tienen vida. En caso de que esos restos cuenten como inertes para ellos, los cranch no tendrán problema en comérselos o guardarlos en sus caravanas de suministros.

Los cranch no tienen tradiciones sobre recordar a los caídos. Para ellos, saquear y llevar la bandera cranch a todos lados es su motivo de vida, y cuando se mueran, continuarán haciéndolo en el estomago de otros cranch.

Metabolismo[editar]

Los cranch procesan el metal de distinta manera unos de otros. Los ferales suelen integrarlo por procesos mecánicos o meca-mágicos en su estructura sin apenas tener que digerirlo o procesarlo. Los cranch con funciones más complejas digieren parte del metal en una especie de hemolinfa que permea sus interiores y que permite el funcionamiento de circuitos y sistemas de cómputo. El resto del metal es integrado de forma estructural.

Hábitat[editar]

Los crujidores de metal pueden vivir en casi cualquier entorno en el que haya metal. La resistencia del metal que coman será su resistencia estructural a la temperatura, la tracción, la rotura y otras. Los cranch prefieren vertederos, chatarrerias o desguaces ya que estos son como jardines o plantaciones de frutales para ellos. No les gustan las ciudades, los laboratorios y los entornos muy antropizados a menos que estén derruidos.

Hay varias hipótesis sobre esto. Unos dicen que es por su odio a la civilización y el progreso mientras que otros dicen que es porque aprecian el arte y la arquitectura y no quieren dañar tales lugares. No parece ser ninguna de estas y quizás se deba a algo más simple como la alimentación, pero las preguntas a los cranch no suelen ir bien.

Comportamiento[editar]

Un crujidor de metal humanoide.

Los crunch como seres salvajes son carroñeros y oportunistas. No tienden a preguntarse mucho más que lo que ven y tampoco planean ni son avariciosos. En cambio, las sociedades de cranch pueden ser muy diversas. Algunas como la marea merodeadora de kygun son hordas de tribus nómadas que saquean a las especies vecinas por riquezas y control del terreno mientras otras como la autarquia de solum son seres aislacionistas que no quieren relación con nadie más.

La mayor parte de las sociedades crujidoras son saqueadoras o al menos beligerantes con sus vecinos. Cuantos más cranch hay en un lugar, más competitivos son entre ellos. A menos que una cultura imperante o un líder fuerte los pacifique suelen planear ellos mismos pequeñas escaramuzas, aun cuando el grueso de la población no esté de cacería.

Cuando un cranch está solo, las reservas de metal son todo lo que ve. Por lo tanto, la forma de guerdarlo es dejarlo donde está. No se va a mover. Cuando los crujidores están en sociedad, el metal podría desaparecer en las fauces de alguno. Por esto, los cranch tienen un férreo control de sus recursos y los castigos por acabar con aprovisionamiento reservado son severos. A cambio, los cranch que respetan las normas tienen asegurado un suministro constante. Los líderes cranch se enorgullecen de alimentar a toda la población a su mando, y mantener a tropas o a cualquier parte de la sociedad sin metal es visto como una grave ofensa.

Esto conlleva que todos los líderes tengan que planear como adquirir metal y estén siempre mandando expediciones. De proveer esto se encargan las reservas de metal a lo largo de los planos de automaquia. Las regiones con yacimientos naturales suelen ser hogar de crujidores.

⚜️[editar]

0
 DarenGa by nosoyridley dbhf432.png  Artículo original de Avengium
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png