Corentianos

De Bestiario del Hypogripho

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso de Umaggar, lo Semifinito.   Este artículo tiene elementos que forman parte del multiverso de la Metanébula Kenatashi.   Plantilla:Icon Vinerso  Este artículo tiene elementos creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de autor no declarado, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo cita o invoca una o más fuentes ficticias.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Los Corentianos son una especie parcialmente biometálica de antropoides biológicamente inmortales. Mantienen una apariencia relativamente infantil durante toda su adultez junto con altos niveles de idealismo. Su ideología los lleva a querer integrar forzosamente a todas las especies de su Plano (llamado el Vinerso) a un viaje intergaláctico compartido.

Apariencia[editar]

La fisionomía corentiana está compuesta por un núcleo de carne y hueso pero antebrazos y piernas inferiores amplias y metálicas, cuyo color varía de individuo a individuo en vibrantes tonalidades que, sin embargo, en cada individuo dado son uniformes. No poseen vello facial, corporal, ni cabello en la cabeza, que está cubierta con una especie de "casco" metálico que es parte de su propia fisiología - y sin embargo no tapa la cara, que sigue siendo convencionalmente orgánica. Una vez que llegan a su potencial máximo en Poder Núcleo no necesitan respirar, comer, ni dormir, sin embargo. No muestran dismorfismo sexual pero reportadamente tienen dos géneros que se diferencian por detalles como las decoraciones faciales y el tono de la voz.

El color de las partes metálicas de los Corentianos parece estar relacionado a sus funciones sociales. Los corentianos Dorados tienen aptitud en la ingeniería y las matemáticas, con tendencias a crear y experimentar con objetos. Los corentianos Rojos llevan sobre si las tareas de liderazgo y resultan cohesivos para los grupos. Los corentianos Púrpuras traen sensibilidad emocional y tienen tendencias artísticas; estos son, de lejos, los más raros entre los colores. Los corentianos Azules son independientes y confiados, dispuestos a probarse a sí mismos. Y los corentianos Verdes prefieren actuar por fuera del grupo, siendo solitarios y atrevidos. Todos, sin embargo, en una medida u otra forman parte de la misma sociedad.

Orígenes[editar]

Poco se sabe de los comienzos de los Corentianos y si son una raza natural o artificial. Viven en un Plano Insular llamado el Vinerso, en las fronteras de las Postimetrías cercanas. En este Vinerso la fuerza de voluntad puede convertirse en Energía, la cual es prácticamente ilimitada. A este se le llama Poder Núcleo (lo cual no debe ser confundido con Energía Nuclear como la que despliega la Corazonita). Cualquier especie consciente tiene esta capacidad -incluso las extranjplanares que lleguen aquí-, pero los Corentianos parecen movilizarla a límites insospechados.

La Arconave[editar]

Al comienzo de su viaje interestelar, los Corentianos crearon una gran nave espacial llamada "La Arconave". La única de su clase, fue diseñada de forma modular para ser capaz de expandirse y llevar en su interior civilizaciones enteras. Las investigaciones parecen indicar que relativamente pocos Corentianos se quedaron en su planeta original, un planeta azul de tipo terrestre, mayormente oceánico y de grandes dimensiones. Casi todos los Corentianos abordaron la Arconave para surcar las estrellas. El exterior de esta nave está pintado con atrevidos y metálicos colores rojos y amarillos, con el ocasional púrpura y verde. Un único corentiano, conocido normalmente sólo como el "powerboy", tiene un inciso en el centro del puente exterior de la nave para darle energía a toda esta mediante la conexión de su propio cuerpo.

La Gran Integración[editar]

Los Corentianos no podían concebir que otras razas no conocieran el Poder Núcleo ni vivieran bajo su maravillosa luz, por lo que en su ingenuidad realizaron un plan muy modesto: Conquistarlas por la fuerza. Conquistarlas no podía ser malo ya que "El poder núcleo es inherentemente bueno", y por lo tanto, traerlas ante su presencia no podía resultar sino maravilloso. Uno a uno los reinos estelares e incluso comunidades planetarias aisladas cayeron ante la incursión Corentiana, realizada exclusivamente por la colosal Arconave. Cada vez que una especie era integrada, se añadía un módulo para que la totalidad de la población conquistada viviera en él, uniéndose a su conquista de las estrellas como "sus nuevos amigos" en una "comunidad armoniosa de amistad y paz". Aunque inicialmente reticentes por motivos obvios, quizás sorprendentemente el plan en alguna medida funcionaba. Las nuevas especies eran integradas porque se les permitía aplicar su propia tecnología en su sección de la nave, hologramas sensibles imitaban sus ambioentes naturales, y había muchas oportunidades recreativas y amplios espacios que mejoraban la calidad de vida dentro de la nave (por supuesto, la energía prácticamente ilimitada ayudaba). Algunas de las especies integradas fueron los Yuutz, los Jantales, los Beta Kanensianos, y la Mancomunidad Losh de múltiples especies híbridas. Los Remisianos presentaron una destacada resistencia pero finalmente fueron integrados también.

El Incidente Huller[editar]

Aquellos Remisianos no iban a dejar las cosas como estaban al igual que los demás, sin embargo. En una operación clandestina, desde la misma Arconave planearon el sabotaje de toda la civilización Corentiana. Analizaron clandestinamente las esquemáticas de los sistemas de la nave y encontraron su punto débil. Así, colocándose trajes espaciales, fueron a liberar al "powerboy". Seguros de encontrarse con un pobre ser torturado, no dudaron que tomaría la primera oportunidad de escapar del martirio de ser utilizado como una batería perpetua.

Hubo solo una falla en el plan, y es que se equivocaron en su evaluación de la subjetividad. El Powerboy, un Corentiano Azul, amablemente les explicó que, por más tiempo que estuviera siendo usado como fuente de energía, no le molestaba ayudar a su especie. Además, los mecanismos de lockdown que habían desactivado habían sido diseñados para impedir que se salga accidentalmente en los movimientos de la nave, no voluntariamente. De hecho, podía salir cuando quería si así lo deseaba. Y lo que es más, ser Powerboy sólo era un rol, que podía cumplir cualquiera de su especie; él era enviado por tener ese honor, que tomaba sobre sus hombros como una gran oportunidad de probar su valía. Completamente apabullados de que alguien pudiera hacer ese sacrificio por deseo propio, y aún más de que tantos otros estuvieran esperando a hacerlo, los Remisianos regresaron derrotados a su área de la Arconave. No fueron castigados de ninguna forma por su complot, con los Corentianos considerándolo una lección en sus valores.

Las Guerras Orbgh[editar]

Esos valores serían puestos a prueba pronto, sin embargo. Poco después de la integración de los Remisianos, la Arconave se encontró en el espacio Orbgh. Estos cyborgs compartían una sóla mente biónicamente integrada. Aunque entrar a la colectividad Orbgh era "opcional", los Corentianos se vieron horririzados por esta pérdida de características individuales. Lo que era peor, los Orbgh que podían ser traidos a bordo luego de derrotar sus naves aún sentían una lealtad ilimitada por su especie, negándose por todo medio a integrarse a la amistad interespecie con los Corentianos a la cabeza. Se intentó revertir la cyborgización Orbgh y restaurar el pensamiento individual de sus miembros, pero sin éxito. Las partes cibernéticas eran muchas y estaban demasiado bien integradas (tanto con la biología del individuo, como con los demás Orbgh), por lo que removerlas equivalía a matar a la persona.

¡Qué terrible que otros estuvieran dispuestos a hacer a alguien tan dependiente! Con todas las alternativas agotadas, no les quedaba ninguna opción a los Corentianos más que destruir completamente aquellos seres retorcidos e incompatibles con su amistad. Las naves Orbgh eran numerosas, sus planetas eran productivos, pero nada de eso era rival para la energía infinita del Poder Núcleo. Al final, los Orbgh estaban aniquilados y su presencia ya no impediría el triunfo final y obligatorio de la amistad Vinersal... ¿O lo haría? Sin que los Corentianos lo sepan, en lo profundo de una nebulosa sobrevivieron dos naves-teseracto. Este Remanente Orbgh no abandonó la amargura, pasando generación en generación de sus existencias mortales dedicados implacablemente a acabar con la amistad corentiana y subvertir la Energía Núcleo a través de siniestras Incursiones Temporales.

Fuentes[editar]

Las fuentes se componen de referentes bibliográficos ficticios.

⚜️[editar]

Nimo logo 1.png
El contenido de este artículo fue creado por la persona siguiente:
NimoStar
Sus derechos le "pertenecen" (?). Intenta consultarle antes de cambiar el lore.