Cono Cimiento

De Bestiario del Hypogripho
Un cono. No es el Cono Cimiento, pero nadie sabe ya cómo se ve este último. Lo que se supone es que está cabeza abajo respecto al plano, por lo tanto inviertiendo la imagen de este.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso de Umaggar, lo Semifinito.   Este artículo tiene elementos que explican aspectos del funcionamiento de los Planos y sus temáticas relacionadas.     Este artículo tiene elementos creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de dominio público, de NimoStar, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas. 

El Cono Cimiento es un inartefacto perteneciente a la clase de Anclas Planares. Es decir, este objeto ancla un plano, o una porción de este, a un punto del espaciotiempo - sea en un multiverso o en el Omniverso. Se sabe con seguridad de un solo Cono Cimiento en existencia (aunque no es la única Ancla Planar), manteniendo al plano de Abaracai en su lugar.

Historia y Ubicación[editar]

La ciudad planar de Abaracai, estimado circa 349 ACC (Antes del Cono Cimiento), siendo azotado por la Ira de Dos.

Abaracai es una gran ciudad, que oculpa toda su Burbuja Planar. En el pasado, el plano era azotado por una poderosa Tormenta Planar, llamada la Ira de Dos, por encontrarse alimentada por un fenómeno bipolar plamagnético.

Esta Tormenta Planar degradaba las Bvarreras de Abaracai y lo hacía flotar a través del Espacio Interplanar, ya que se trataba de un Plano Insular sin pertenecer a un multiverso que lo protegiera.

Sin embargo, los 100 Tíficos (las 100 personas más sabias convocadas para salvar al plano) de Abaracai descubrieron que había un "Ojo de la Tormenta", al que llamaron el Ojo de Dos; un espacio de quietud contra una pared fractal de Umaggar, el cual la tormenta rodeaba pero no tocaba.

Sólo se necesitaba una forma de anclar al plano a esa locación, pero no había cómo. Excepto que un misterioso herrero, conocido como Muratún el Extraño, se ofreció a forjar nada menos que una forma Topontológica que pudiera "Clavar" el plano a esta pared omniversal. A través de un proceso desconocido y con apenas asesoría de los sabios, fue creado el Cono Cimiento.

Subespacio[editar]

Para clavarlo tuvieron que excavarse diez niveles en los subsuelos de la ciudad, alcanzando la Bvarrera inferior del plano, que se encontraba expuesta. Allí, durante uno de los que serían los rebotes contra la pared espacial de Umaggar, la Bvarrera fue atravesada por el Cono Cimiento, clavando al plano en su lugar.

Robo[editar]

En un momento el Cono Cimiento fue robado y el plano fue azotado por fuertes vientos interplanares, además de girar y sacudirse. Miles de personas murieron, de ahí el dicho, "Mi pueblo perece por falta de Cono Cimiento", apelando al retorno del inartefacto. Eventualmente el Cono Cimiento fue recuperado tras un evento llamado "La persecución de Latora".

Contemporaneidad[editar]

Centurias pasaron y el Cono Cimiento se volvió un objeto de leyenda. La tecnología de la ciudad decayó. Antes la adversidad los había impelido a hacer avances para evitar su propia degradación y destrucción; ahora, un clima interplanar apacible y abundancia de tiempo los volvían complacientes.

Los habitantes empezaron a tener una reverencia religiosa al objeto que atribuían su salvación. Tómese por ejemplo esta oración:

Gran Cono Cimiento que salvas nuestra existencia
Dure tu clavado por los milenios imperecederos
Mantén con nosotros la gracia de tu presencia
Tanto aquí como del otro lado de la pared.

La tormenta es alta. La tormenta es oscura
Sólo tu trabajo nos salva de su merced:
No permitas que nuestra aflicción no tenga cura.

Algunos analistas interplanares se preguntaron por qué perduraba este culto entre la población, dado que podrían haber dado su situación aparentemente favorable por sentada. Una explicación probable es relativa al hecho de que Abaracai es un plano topológicamente abierto. Su espacio no se curva sobre si mismo sino que acaba directamente en las bvarreras tetradimensionales. De ahí que la población siga pudiendo ver, en mayor o menor medida, la tormenta interplanar - lejana peropresente en todas las direcciones del cielo. Esto constituye un recordatorio indeleble del Cono y lo precario de la situación del plano.

Actualmente, sólo los subniveles de 1 a 3 de la ciudad se encuentran en funcionamiento. El cuarto está abandonado. El quinto está en ruinas. El sexto está parcialmente colapsado. Los niveles del 7 al 10 se consideran completamente colapsados e inaccesibles. Por lo tanto, nadie en Abaracai tiene acceso al Cono Cimiento.

Simulación de Abaracai siendo destrozada por la Ira de Dos si sigue clavada con el Cono Cimiento, tal y como lo modeló el ex-10Tífico Perkellon Rotnik en la megacomputadora SALKA-33. Esta descripción ha sido rechazada y descartada por "alarmista".

Proyecciones[editar]

Los 10 Tíficos (ya que en el período contemporáneo se consideró que mantener 100 era un exceso) han advertido de una tendenciaalarmante en los últimos tiempos: La Ira de Dos se mueve. Esto podría acabar con el plano entero si sigue clavado: Mientras antes el movimiento libre absorbía la mayoría del impacto y lo convertía en Momentum Interplanar, ahora estarían "entre la espada y la pared"... o más precisamente, entre la tormenta y el cono. Lo que una vez fue su salvación, podría ser su ruina si no es removido a tiempo.

El público abaraco se ha rehusado a creer esto y siete de los DiezTíficos fueron destituidos y reemplazados. Hay un debate y preocupación entre ciertos sectores de la sociedad, pero con el tiempo el disenso ha llegado a ser suprimido para favorecer la continuación sin perturbaciones de la vida diaria. Después de todo, las aparentes intensificaciones de la tormenta son bastante irregulares y poco comunes... por el momento.

⚜️[editar]