Clanis Lupus Familiarensis

De Bestiario del Hypogripho

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso de Umaggar, lo Semifinito.   Este artículo tiene elementos que forman parte del multiverso de la Metásfera Ohk.     Este artículo tiene elementos creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de autor no declarado, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más. 

Este artículo fue adaptado desde un informe de Sipliz Nim Kaadar, Adjunto Cuaternario al Quinto Circuito de Investigación Plural.

Los Clanis Lupus Familiarensis, también llamados Lupus Leposus son una especie cánida aparentemente nativa de Lepos Primo (pero que se han esparcido a otros mundos) en Gharia, el Cosmos Desprometido.

Podría decirse que tienen sociedad pero no Civilización. Se los responsabiliza de ser los principales Perroristas de la Metásfera Ohk.

Son mamíferos cuadrúpedos sin pulgares oponibles y sólo con capacidades muy rudimentarias de vocalizar debido a sus hocicos abiertos y sus relativamente poco complejas cuerdas vocales. Sin embargo, como se verá, esta está lejos de ser su única forma de comunicarse - por lo menos entre si.

Los Clanis Lupus Familiarensis, como lo indicaría su nombre, forman intensas y extensivas estructuras de redes familiares, que regulan prácticamente todo aspecto de sus vidas.

Estudios rudimentarios[editar]

Para la mayoría de las especies, incluyendo las interplanares, los Clanis Lupus son un misterio - uno que a la mayoría no le interesa resolver, ya que parecen a sus ojos ser más una simple bestia que un objeto de interés.

Los Clanis Lupus a sus ojos no generan tecnología, no producen arte, no realizan eventos, y se relacionan exclusivamente con los suyos. Desde esta perspectiva, poco los distinguiría de las otras bestias excepto su extraña eficiencia a la hora de coordinarse para el ataque o la defensa, a veces a escala planetaria.

Se da por sentado de que su presencia en varios planetas se debe a la incompetencia asumida de los Leposianos. La versión sería que siendo tan descuidados, permitieron que de alguna manera Clanis Lupus viajaran de improviso en sus naves interplanetarias. Sin embargo, esto iría en contra tanto de la proverbial cobardía de los Lepos Vulgaris, como de los largos viajes sublumínicos entre sus planetas.

Los pocos contactos que se han intentado establecer con los Clanis Lupus, como por ejemplo por parte de la Alianza Alfa, han sido catastróficos. Estos intentos y sus poco felices finales -la neovaca enviada a negociar fue devorada- solo terminaron de reforzar la imagen de la especie como manadas de seres bárbaros y salvajes.

Estructuras familiares extendidas[editar]

A pesar de tales prejuicios, investigaciones más a fondo, realizadas en nuestro Quinto Circuito de Investigación Plural, revelan que en verdad el mundo interno de los Clanis Lupus es muy distinto al que comparten con las otras especies. Estos estudios fueron descartados y censurados por muchas especies ofendidas y atacadas por, según ellas, constituir una intolerable "Apología del Perrorismo".

Según las investigaciones, los Clanis estan divididos en una serie de Manadas de entre aproximadamente 10 y 30 individuos, que a su vez uniéndose entre 10 y 30 de ellas hacen una Tribu, y entre 10 y 30 tribus hacen un Clan. Por lo tanto, un Clan estaría compuesto, como mínimo, de 1000 individuos (y máximo de 27000); aunque como regla general, en la práctica el "Mínimo" son demasiado pocos para evitar la absorción y el máximo demasiados para mantener la coherencia. Un clan típico está entre 3700 y 9300 individuos, aunque una buena parte de ellos serían cachorros.

Cada sector de su jerarquía organizativa tiene un macho y una hembra "dominante", que, sin embargo, actúan como los padres (espirituales y total o parcialmente, biológicos) de su sección, designados por practicidad bajo la siguiente rúbrica:

  • Manada = Alfa
  • Tribu = Primus
  • Clan = Aleph
  • Unión = Omega

Los dominantes macho y hembra de una Manada son los Alfas; los dominante de todos los Alfas de las Manadas una Tribu son los Primus (o Primaris si se prefiere el plural latino), y los dos lobos dominantes de entre todas los Primus de cada Tribu de un Clan son los lobos Aleph.

Regresaremos a lo que es un "Lobo Omega" y qué significa una "Unión" más tarde, ya que comprenderlo requiere conocimientos adicionales.

Comunicación y psiquismo[editar]

Lobo Alfa a la cacería.

Se ha dicho por parte de los investigadores rudimentarios que la imposibilidad de contactar a los Clanis Lupus se debe a muchas razones: El gran peso de sus instintos en su toma de decisiones, el uso de señales olfatorias, la sutileza de su lenguaje corporal, la agudeza de su oído, su percepción continua del entorno, la necesidad del contacto físico, etc. etc. Sin embargo, un estudio más sofisticado ha encontrado una razón adicional que subyace la imposibilidad de superar las otras: El psiquismo intraespecífico.

Todas esas señales físicas, olfatorias, ambientales y sonoras generan resonancia psíquica en los Lupus Familiarensis, resonancias que son exclusivas para ellos y que utilizan para comunicarse de formas que serían invisibles, añadiendo complejidad, comprensibilidad, redundancia y fortaleza a su comunicación con otros Clanis Lupus. A su vez, la resonancia es mayor cuanto mayor es la cercanía genética y "cultural". Por lo tanto, un Clanis Lupus puede contactar más fácilmente a su Manada, en menos grado a cualquiera de su Tribu, en menor grado aún a cualquiera de su Clan, y en un grado menor a este a cualquiera de su especie (aunque las señales tendrán que ser más "universales", fuertes, clara e inequívocas en este último caso). De ahí también la estratificación en Lobos Dominantes: Su función no es tanto "controlar" a sus "subordinados", sino más bien actuar como vínculo con otras familias - Los líderes de Manada a nivel Tribu, los líderes de Tribu a nivel Clan, y los líderes de Clan a nivel inter-clanes con el resto de la especie.

Diferenciación biopsíquica[editar]

Clanis Lupus Familiarensis - una Loba Prima, demostrando sus características de forma lupina idealizada.

Cada nivel de organización es una distancia BioPsicoFísica exponencialmente mayor que franquear para comunicarse - distancia que aplica tanto interna como externamente. Por lo tanto, la única forma de lograrlo es aumentar el poder de resonancia psíquico - también exponencialmente. En cada nivel de organización, los lobos líderes tenían una mucho mayor capacidad de resonancia, tanto para emitirlas con sus acciones como para percibirlas y recibirlas.

De manera inicial, parecía imposible explicar este fenómeno: no había consumo de Psal ni de Psimienta entre los Clanis Lupus, y el Kurachitril que consumían no demostraba forma de bioacumulación en el incremento de liderazgo. Sin embargo, eventualmente la solución a este problema se identificó como proviniendo de los Lupus mismos - literalmente.

Cada individuo "donaba" parte de su poder de resonancia al líder de su sector - Los miembros de la manada a los Alfas, los Alfas a los Primaris, y los Primaris a los dos Lobos Aleph de cada clan.

Esta resonancia incrementada se manifestaba no sólo en cambios psíquicos, sino también biológicos - el fenotipo del lobo aumentaba en aquellos, obteniendo "donaciones" de la esencia Lupal de quienes los reconocían. Mientras que los lobos de manada, constituyendo el 90% o más de cualquier Clan dado, parecían intimidantes perros mestizos, los Alfas eran lobos perfectamente formados, los Primaris parecían el lobo perfecto e imposible, y los Aleph exageraban estas características a un nivel casi autoparódico, siendo más un lobo mitológico o de fantasía que una simple criatura de carne y hueso.

A largas distancia, los lobos Clanis se comunican con aullidos (que poseen componentes psíquicos integrados en las ondas sonoras), lo cual también actúa para transmitir sus resonancias, y para mantener "a tono" las frecuencias de Tribus y Clanes, sosteniéndolas como mutuamente inteligibles. Un Primaris puede escuchar y entender aullidos de otro Primaris de una Tribu de su Clan a cientos kilómetros de distancia.

Capacidades operativas[editar]

He ahí también la clave de las preparaciones defensivas y ofensivas de los Perroristas, utilizando una clase de mensaje incomprensible -y en efecto muchas veces inaudible a esa distancia- para otros como forma de comunicación- y coordinación.

El Perrorismo se organiza a través de las mismas estructuras familiares que la vida diaria y política de los Clanis Lupus. Sin embargo, debido a que las familias incluyen cachorros, ancianos de poca movilidad, hembras preñadas, y otros miembros que no siempre es conveniente hacer participar -en particular de ofensivas peligrosas-, las unidades Perroristas operativas no son las familiares, sino que se componen de lupinos seleccionados de varias manadas de una tribu destacados por su agilidad, velocidad, resistencia y, sobre todo, ferocidad. Luego de realizado el ataque, ellos regresan a sus respectivas familias. Estas organizaciones puramente operativas se denoninan jaurías.

En las raras ocasiones en las que la situación requiere cooperaciones especialmente grandes, los líderes de varios clanes pueden comunicarse entre sí para formar jaurías conjuntas de tamaño prodigioso: Operaciones con miles de canes de élite, trabajando como conjuntos bajo el liderazgo directo de sus respectivos Alfas, Primaris y Alefs. Una de estas operaciones a gran escala fue la que repelió la Invasión Oscura de Lepos Primo.

Lupus Omega[editar]

Un Lupus Omega aún sin materialidad física (arriba), y uno de los Clanis Lupus invocándolo (abajo).

La designación de un nivel mayor que Aleph se encontró en las investigaciones avanzadas como una huella distintiva en la psicología de los Clanis Lupus. Había un solo problema: Estos lobos superiores no existían. Ningún relevamiento pudo encontrarlos, ni trazas de una organización estable superior a Clan. Se creía que la huella era el remanente de alguna organización antigua, tal vez algún extraño khanato de lobos.

La realidad resultó ser más extraña.

En tiempos de necesidades extraordinarias, decenas de miles de lobos, dirigidos por sus líderes en coro, pueden generar una cantidad de aullidos que se unen como una sinfonía en una serie de frecuencias entrelazadas de forma extremadamente compleja, uniendo sus resonancias y dándoles manifestación psicofísica. Este es el Lupus Omega, a quien se lo llama así no por ser lo más bajo, sino por ser lo último en la cadena óntica. Es un lobo sin género, sin lugar en la jerarquía, que no es ni más ni menos que la unión de todas las imágenes fragmentarias del ideal lupino - una figura salvadora hecha del imaginario colectivo de la especie, resplandeciente e inmortal. En cuanto el coro de aullidos termina o se disgrega, el Lobo Omega se disuelve, volviendo a subsumirse en las mentes de donde provino.

Para realizar esta hazaña de darle cuerpo a una proyección psíquica se suelen requerir varios clanes, por lo que está reservada a circunstancias lo suficientemente apremiantes, cuando todo lo demás ha fracasado, y las comunes enemistades y rivalidades entre los clanes deben ponerse de lado en aras de la supervivencia de la especie en ese planeta. Si el coro no es lo suficientemente fuerte, o no está lo suficientemente coordinado, el Lupus Omega será solamente una visión, un espíritu, un fantasma.

Conclusiones[editar]

Entre su familia los Clanis Lupus suelen ser amorosos, juguetones, y traviesos. Con los "extranjeros", especialmente de otras especies, son sin embargo despiadados. Su mente está estructurada de tal manera que su psiquismo se limita muy fuertemente a la autosimilaridad. Se recomienda dejar a los Clanis Lupus en paz, puesto que sus acciones no están dirigidas por la beligerancia, sino simplemente por un instinto protectivo de sus grupos familiares extendidos contra los "intrusos" en su territorio. Sus otros ataques son exclusivamente contra especies que necesitan devorar para sobrevivir, como los Leposianos. Los Leposianos en sí no han siquiera querido exterminar a los Clanis Lupus, y consideran el ser comido como una cosa a evitar naturalmente de manera individual en su cultura. Debido a sus altas tasas reproductivas, quizás la Comunidad Interplanar más bien debería agradecer a los Lupus Familiarensis por prevenir que la población leposiana se expanda como un fuego sin control a través del Omniverso.

⚜️[editar]