Cerveza de tiburón

De Bestiario del Hypogripho

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos creados por Imontegav.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo es de dificultad intraficcional negligible o nula (0). Debería ser apto para todo público. 

La cerveza de tiburón es una bebida alcohólica viscosa, no destilada, de color marrón rojizo, a veces naranja, que se fabrica con granos de cebada germinados y sangre de tiburón de cualquier especie, pero generalmente evitando especies con sangre altamente tóxica o con concentraciones extremadamente elevadas de urea y trimetilamina. Raramente se emplea sangre de raya a modo de substituto de la sangre de tiburón.

Este refresco que recuerda a las cervezas ordinarias en elaboración, presenta un sabor entre amargo y agrio considerado repugnante para quien la prueba por primera vez, y un acre aroma acético-amoniacal.

Elaboración[editar]

La sangre de tiburón, o la alternativa sangre de raya, es un importante ingrediente en la elaboración de esta bebida, ya que contiene altas concentraciones de urea cuya fermentación dará lugar a gas nitrógeno, anhidro carbónico, aminoácidos y trazas de amoniaco. Tanto la cebada germinada como la sangre de tiburón son fermentados empleando una colonia de aspecto gelatinoso compuesta por varios microorganismos de cepas tolerantes al amoniaco que incluyen bacterias, hongos y arqueas.

Estos hongos y bacterias completan un proceso de fermentación compleja, empezando por desdoblar la sacarosa en glucosa y fructosa, y transformándolos después en proporciones variables de alcohol etílico y ácido acético, que permanecen disueltos, y anhídrido carbónico que en parte queda también disuelto en el líquido. Otras especies se encargan de descomponer la urea. Parte del amoniaco reacciona con el ácido acético y el dióxido de carbono producidos, formando trazas de acetato de amonio y carbonato de amonio.

Durante este proceso de fermentación la colonia crece formando en la superficie del líquido un cuerpo de aspecto gelatinoso. Para mantener la colonia viva se debe añadir infusión recién preparada o trasladarla a un nuevo recipiente con infusión azucarada fresca, de este modo la colonia puede durar muchos años. También es posible reproducirla dividiéndola y separándola en varios recipientes. Es importante que el recipiente de fermentación no esté completamente cerrado o tenga mucho espacio con aire. La generación y acumulación de los diversos gases, en especial el nitrógeno, puede reventar el recipiente de estar completamente cerrado.

En las recetas antiguas, la cerveza de tiburón también solía contener pequeñas cantidades de caldo o infusión de Amanita Muscaria altamente tóxica y alucinógena.

Consumo[editar]

Este refresco es únicamente consumido por ciertos pueblos germánicos con un motivo ritual, y existe riesgo de nauseas y epistaxis nasal la primera vez que se prueba. Generalmente la bebida es servida muy fría para reducir su sabor y aroma percibidos, y acompañada de alimentos extremadamente salados.

Existen muchas leyendas y supersticiones alrededor del consumo ritual de la cerveza de tiburón. El consumo de cerveza de tiburón se dice que aporta la fuerza y determinación de dicho tiburón durante un tiempo. También es posible que se consuma a modo de "despejante", con efectos similares a las sales aromáticas de amoniaco. Junto con el alcohol y las posibles trazas de Amanita Muscaria, se produciría un fuerte efecto placebo que aportaría ilusión de fuerza y mayor umbral de dolor, o incluso induciría un estado de psicosis berserker con menor cantidad de Amanita.

Los pueblos germánicos consumían cerveza de tiburón antes de las batallas para obtener un intenso pero corto efecto estimulante que se sumaba con el efecto desinhibitorio del alcohol, y el efecto alucinógeno de la Amanita Muscaria, en caso de presentar trazas de dicha. Esta bebida también era puesta bajo la nariz de un guerrero desmayado en combate o tras una operación quirúrgica para despertarlo de la inconsciencia de forma efectiva gracias a los efectos de la inhalación del amoniaco.

⚜️[editar]

Logo Imontegav.png
El contenido de este artículo fue creado por la persona siguiente:
Imontegav
Sus derechos intelectuales le pertenecen. Consúltale antes de cambiar su canon.