Catedral Fractal (Nyene)

De Bestiario del Hypogripho
La Catedral Fractal, en la Ciudad Fractal, Plano Fractal de Nyene, por Jakeukalane.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso del Milegu.   Este artículo tiene elementos que forman parte del Plano Fractal de Nyene.   Este artículo tiene elementos que forman parte de la Ciudad Fractal de Nyene.     Este artículo se compone de contenidos creados por Jakeukalane.  Este artículo está ilustrado con imágenes de Jakeukalane, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional moderada (magnitud 2). Algunos conocimientos sobre las ficciones mencionadas pueden ser necesarios para entender mejor, o del todo, el tópico. 

La Catedral Fractal es un edificio reverenciado por los Magos Fractales. Aunque esté situado en la Ciudad Fractal (concretamente en la Ciudad Fractal Moderna), su tamaño es infinito[n 1].

No tiene suelo, por lo que sólo pueden entrar los Magos o Magas Fractales que dominen el uso de la magia fractal para flotar en el aire. De hecho, es uno de los lugares más comunes entre los Magos Fractales expertos (los estudiantes de la Academia Fractal tienen prohibido el acceso) para efectuar los llamados "descensos fractales", una peligrosa muestra de habilidad que consiste en componer fractales mientras van en caída libre. El punto positivo de realizar esta peligrosa competición en la Catedral Fractal es que aunque un Mago o Maga Fractal se desmaye de agotamiento nunca chocará contra el suelo[n 2]. Una vez recupere la consciencia, podrá utilizar la abundante energía fractal del ambiente para ascender de nuevo. El mayor problema, sin embargo, es el de la orientación. Aunque no hayan muerto, algunos Magos Fractales se han perdido en la inmensidad de la Catedral Fractal.

Al igual que en las Bóvedas de Magia Fractal se almacena la magia, en la Catedral Fractal se acumulan las mejoras obras de cada Mago o Maga. Muchos Magos Fractales se niegan a que una copia de cada pulso fractal que hagan (también conocidos como Joyas) se encuentren en el Museo Fractal, a la vista de todos. Algunos pulsos fractales son medios de comunicación, por lo cual que cada pulso producido se encuentre para su estudio en un sitio fijo es un gran problema. Incluso afectaría también a los Pensamientos Fractales, pulsos como los otros, pero invisibles. De hecho, esto produjo que se comenzasen a encriptar los mensajes y, algunas veces, los códigos usados son tan complicados que son imposibles de descifrar para el Mago o Maga Fractal que lo recibe. Esto provoca que se tengan que volver a enviar.

Cuando se produjo la carrera espacial y la expansión espacial colonial, se procedió a habilitar un espacio para contemplar los fragmentos fractales almacenados, como ya se hiciera en la Ciudad Fractal en la Torre Erretum (que primeramente se utilizó para lo contrario, para evitar que nadie contemplara los pulsos fractales de algunos Magos). Este lugar, llamado Utyrrma se encuentra en medio del espacio exterior y tenía tres ventanas, una para los pulsos fractales entrantes, otro para los salientes y un tercero que emitía los pulsos y figuras fractales más preciosos que habían pasado por sus estancias.

¿Y por qué se reverencia a la Catedral Fractal, cuando siempre ha habido una minoría de Magos Fractales que han estado en contra de que se pueda observar (lo que puede llevar a copias o falsificaciones)[n 3] sus pulsos fractales durante tiempos muy prolongados? Pues porque son los propios Magos o Magas Fractales los que depositan sus mejores obras en la Catedral Fractal, haciendo que describan una complicada trayectoria a través de las profundidades interminables de la Catedral Fractal (llega a lugares más profundos que incluso las Profundidades Innombrables) y sólo los Magos o Magas Fractales más habilidosos pueden ser capaces de volver a recrear las trayectorias que los Magos Fractales proporcionan.

Algunos Magos Fractales piden en su testamento que sus mejores pulsos (guardados en sus Joyeros Fractales) sean lanzados a la Catedral Fractal.

La creencia generalizada de los primeros tiempos del uso de la Catedral Fractal como fundamental para la abundancia de magia fractal en medio del Desierto de las Llanuras de Nunuium ha resultado ser cierta.

Muchos Siempreesperantes Fractales creen que esta práctica ha contribuido a estabilizar el Plano Fractal de Nyene mucho más que el Vórtice Eterno y algunos Siempreesperantes son de la opinión de que se podría haber evitado la construcción del Vórtice Eterno optimizando la liberación de energía mágica fractal desde la Catedral Fractal.

Pasados cientos de años, los Magos Fractales que estudian el pasado hacen expediciones de años para poder ver dichos fractales.

Desconocidamente para los Magos Fractales, existe la Cueva Brillante, donde espontáneamente, por las propiedades del Milegu (en concreto por la Espiral de la No-Extinción) todos y cada uno de los pulsos fractales son guardados. Sin embargo, nadie puede verlos.

Notas[editar]

Las notas son tan ficticias como los contenidos.
  1. Que la Catedral Fractal sea de tamaño infinito seguramente signifique que no fue construida por los Magos Fractales, sino que la encontraron cuando llegaron a la Ciudad Fractal. Puede significar también que fue construida por los Emperadores Fractales o, incluso, que apareciera de la nada.
  2. Chocar contra los bordes fractales de la estructura puede ser igual de peligroso pero los descensos fractales se producen en "canales" que están muy despejados.
  3. De hecho, en algunas realidades alternativas ese descontento llegó incluso a provocar la quema del Parlamento Fractal.

⚜️[editar]

0
 Avatar Jakeukalane.png  Artículo original de Jakeukalane
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png