Carne de avispero (enfermedad)

De Bestiario del Hypogripho
Avispas anidadoras de la carne.
Logo escatológico.png
Este artículo contiene descripciones o imágenes que pueden resultar hirientes y desagradables para algunos lectores.
El lector procede bajo su propia discreción.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso del Imontegaverso.   Este artículo tiene elementos relacionados con el multiverso Munosilepiario.   Este artículo tiene elementos relacionados con el planeta Munosilepia.     Este artículo se compone de contenidos creados por Imontegav.  Este artículo está ilustrado con imágenes de Avengium, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional potencialmente elevada (magnitud 3). La comprensión puede resultar difícil si no se poseen conocimientos previos sobre las ficciones referidas. 

La carne de avispero o vespalvearismo es una enfermedad letal causada por la avispa parásita de diseño genético Vespalvearis Sp., llamado comúnmente anidador de la carne. Es una parasitosis cosmopolita, extremadamente contagiosa. Alcanza a todas las capas de la población y constituye una enfermedad parasitaria frecuente y de relativamente fácil tratamiento.

Origen[editar]

El anidador de la carne, Vespalvearis Sp, comenzó a ser diseñado por la empresa estadounidense Pharmafoundry durante el año 2074 d.C, a mediados de la Segunda Guerra Fría. Se tomaron como modelos genéticos diversas especies de himenópteros parasitoides simbiontes de virus, así como algunas especies de avispas eusociales y colménicas comunes.

Etiología[editar]

El causante de esta enfermedad es el "anidador de la carne" o Vespalvearis Sp. que es un himenóptero parasitoide eusocial y constructor de colmenas.

Este himenóptero inocula sus huevos mediante picaduras en animales vertebrados terrestres y semiacuáticos vivos que incluyen mamíferos (y, con ello, humanos), reptiles y aves. También pueden atacar a grandes artrópodos y a cadáveres de animales muertos.

Los huevos inoculados van acompañados por un virus simbiótico inmunodepresor que reduce las reacciones alérgicas y protegen a los huevos y las larvas del sistema inmune del huésped parasitado.

Sintomatología[editar]

Tras la inoculación de los primeros huevos, estos enclosionarán y sus larvas comenzarán a movilizarse en algunos tejidos invadiendo el cuerpo del hospedador. Las primeras partes atacadas suelen ser el tejido graso, y el cerebro. Las larvas devoran el tejido graso y se reproducen en este tejido formando más larvas. En el cerebro, sin embargo, suelen atacar a diversas zonas específicas, zombificando al huésped y llevándolo a un estado de menor inteligencia y mayor agresividad.

Cuando las reservas de grasa se acaban, las larvas comienzan a devorar e invadir músculos, tejido conjuntivo y órganos, llevando a una visible e importante debilitación del huésped. Para este entonces algunas larvas han comenzado a formar pupas en el tejido epidérmico del huésped para metamorfosearse en nuevas avispas parasitoides voladoras que emergerán de su piel y propagarán la infestación en nuevos huéspedes, y que construirán colonias sobre la piel del primer húesped. El virus inmunodepresor también colabora en la mutación del tejido conjuntivo para que este genere estructuras de hueso o queratina similares a panales.

Finalmente, llegado un punto, el primer huésped morirá de un fallo multiorgánico, por hemorragias internas o por diversas infecciones secundarias derivadas de inmunosupresión y las heridas de la piel. Esto suele ocurrir en humanos medio año después la parasitación. Tras la muerte del huésped, el anidador de la carne y sus larvas todavía pueden seguir infestando y consumiendo el cadáver, por lo que el cadáver sigue siendo infeccioso.

⚜️[editar]

0
 Logo Imontegav.png  Artículo original de Imontegav
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png