Bots:Zarkhar Rom, y un catálogo de los invasores del Espacio Interior

De Bestiario del Hypogripho
El Señor Ojos preparando el Arca del Trueno.
Hipogrifo Cyberaware.1.1 ups.png Notificación: Este artículo forma parte del espacio de nombres de Bots.
Sus contenidos fueron mayormente creados con la ayuda de una forma de "inteligencia artificial", y posee mínima intervención editorial.
Lo que estos artículos relaten o afirmen no se conforma necesariamente como canon en los Omniversos del Bestiario.

Este artículo tiene elementos que forman parte del multiverso de Parikón, abundante en libros.   Este artículo tiene elementos que forman parte del poliplano de Z´Rom y/o sus Espacios Interiores.     Este artículo tiene elementos originales creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo contiene elementos creados con la asistencia de un bot u otra forma de "inteligencia artificial".  Este artículo está ilustrado con imágenes de NimoStar, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo cita o invoca una o más fuentes ficticias.  Este artículo es de dificultad intraficcional negligible o nula (0). Debería ser apto para todo público. 

Encuentras en tu ático una misteriosa Enciclopedia antigua, con una elaborada portada que dice "Zarkhar Rom, y un catálogo de los invasores del Espacio Interior, por Levandoo Nucha". Recuerdas que este libro llamado "Zarkhar Rom, y un catálogo de los invasores del Espacio Interior" perteneció a tu bisabuelo, y él te avisó de su singular importancia. También te dijo que Levandoo Nucha no era cualquiera, sino una entidad trascendente.
Abres la Enciclopedia, cuyas marcas sugieren que proviene de "Planeta Rucus". El viejo tomo está polvoriento y raído, pero crees que aquí encontrarás información sobre muchos temas maravillosos. ¿Qué clase de entradas encontrarás en él? ¡Un libro titulado "Zarkhar Rom, y un catálogo de los invasores del Espacio Interior" escrito en Planeta Rucus debe de ser muy interesante sin dudas!
El libro gira sus páginas mágicamente y al leerlo es como si Levandoo Nucha te hablase.

La primera entrada dice:

Incidente Levonisia:
El Incidente Levonisia ocurrió cuando nuestro planeta iba en un rumbo de desarrollo científico y tecnológico avanzado y tenía en el a todo un genio del mal llamado "El Señor Ojos". Este villano poseía una mente prodigiosa, y gran inteligencia. Era capaz de trazar planes a gran escala, que luego lograba ejecutar.
Su ambición era conseguir un arma que pusiera fin a todas las guerras, y que los gobernantes de las naciones pudieran tener una paz estable.
Para ello, era necesario crear un arma poderosa, y esta se llamó "El Arca" o "Arca del Trueno".
El Arca del Trueno era una vieja caja de madera, una caja de seguridad (o sea, esas que tienen combinaciones) gigantesca.
Si se conseguía el código correcto, se obtenía la paz en diferentes partes de los planetas. Si no se conseguía, la caja destruía toda vida en un radio de 10 kilómetros.
El señor Ojos la creó, pero después de matar a miles de inocentes con el experimento, decidió no seguir adelante.
El problema era que el código era un misterio. El Señor Ojos había llegado a él antes de utilizarlo poniendo letras y números aleatoriamente.
Era ilegible.
Aunque el Señor Ojos intencionadamente se lo había ocultado a sí mismo, pues sabía que no era correcto utilizar tan poderoso artefacto, una de las víctimas del experimento dejó un papel donde se podía leer el código.
El papel desapareció y no se supo más de él, hasta hace unos días. Un grupo de adolescentes lo encontraron en un viejo televisor que hallaron tirado en un descampado.
Esta entrada da paso a una foto: Un grupo de adolescentes en torno a un papel.

Te resulta familiar. Casi puedes imaginar el día exacto en el que tuvo lugar, pues la foto es vieja pero las caras son las mismas con las que te encuentras todos los días.

El resto de la página está en blanco, y no hay nada escrito en ella. Apenas da tiempo a pensar en esto, cuando te encuentras con la segunda entrada:

Invasores Larantos:
No se pudo investigar más del papel porque el uso del Arca del Trueno había alertado a los Invasores Larantos, que, aprovechando los picos de energía, decidieron invadir desde la dimensión Kebránius. Al primero que mataron fue al Señor Ojos, puesto que nadie más tenía su genialidad en nuestro planeta. Luego de eso, todo se desató.
El Arca del Trueno, entonces, se perdió de nuevo.
Los Larantos eran ciegos, pero poseían armas poderosas. Una de estas, era un Gárgola, un tipo de ave con un pico tan afilado que podía atravesar los cascos y las armaduras más resistentes. Los Larantos parecían enviarlos para que cargaran a todos los que se les pusieran por delante.
Los Gárgolas eran imbatibles, y las bajas humanas se contaban por centenares.
Otros grupos de Invasores Larantos fueron a las Islas de los Héroes, también conocidas como islas Skaro. Allí cogieron un tipo de piedra afilada, que arrojaban a gran velocidad.
El daño que le hacían a la gente era mucho mayor que el de una flecha o una lanza; partían en dos a las personas que les embestían.
En el Campamento Inglés, se encontró la piedra usada por los Invasores Larantos.
Ese fue el comienzo del contraataque de la humanidad, ya que fue utilizada para fabricar nuestras propias Piedras Alfa.
Contrainvasores Teluren:
El respiro no fue muy grande. Resulta que los Larantos tenían archienemigos, los Teluren, que comenzaron a llegar desde la Dimensión Pakosokek. Estos seres no eran ni humanos, ni larantos: Eran alimañas.
Eran criaturas repulsivas, que no se parecían a nada de lo conocido.
De hecho, eran tan repelentes que incluso los Larantos tuvieron que retirarse cuando estuvieron a punto de entrar en contacto con las mismas.

Era una masa informe, en movimiento constante que daba la impresión de que se fundía con el suelo por momentos.
Árbitros Yitorenos:
Los Árbitros Yitorenos eran un tribunal que se encargaba de destruir a los Teluren donde quiera que vayan. Estos espectros casi omnipotentes provenían de la Dimensión Soken. El problema era que para destruir a los Teluren estaban dispuestos a acabar con la humanidad también, aniquilando la vida en nuestro planeta con sus armas de luz. Obviamente, no podíamos permitirlo. Las Piedras Alfa resultaron anatema para los Yitorenos, y los derrotamos en una guerra de guerrillas, mientras simultáneamente usábamos la diplomacia para contrarrestar su influencia y asegurarles que podíamos lidiar con los Teluren nosotros mismos.
Otros grupos Arquetípicos:
También hubo otros arquetipos, aunque no se hicieron notar tanto. Los Antepasados habían regresado de entre las cenizas de Skaro, y fueron derrotados rápidamente.
También aparecieron los seres conocidos como Cazadores de Sombras, que poseían inusual habilidad con la oscuridad, pero no eran más que un grupo de humanos deformes que resultaron vencidos fácilmente.

Tardé casi cinco años en completar esta enciclopedia, pero finalmente se terminó...

Cierras las páginas. Te parece que hay poco contenido para cinco años. Tal vez era una pista.
Decides seguir leyendo entre líneas. Notas que hay datos ocultos:

Incidente Verlassen:
Cuando el Ejército de los Larantos se estrelló aquí, intentaron hacer amistad. Felizmente, tuvimos el sentido común de no aceptar su oferta. Sin embargo, otros humanos más débiles fueron atraídos por las promesas de los extraños seres.
El Ejército les prometió una vida mejor, donde no tendrían que preocuparse más de las hambrunas y las enfermedades. Una vez estuvo aquí, el Ejército ya no tuvo el control sobre los humanos que había traído consigo. Todos fueron ejecutados.
Incidente Timay:
Un grupo de humanos decidió que tomaría el control del planeta por derecho propio, aniquilando a los Yitorenos. Un grupo anarquista decidió que el sistema autoritario de los Yitorenos no era un mejor sistema, y se unieron a los Teluren, convirtiéndose en babas negras.
Se les aceptó, pero fueron atacados cuando se descubrió su traición. Incineraron buena parte de esta ciudad, y mataron a muchos Yitorenos inocentes.
Incidente Mantis:
Nuestra explotación minera sobre el planeta "Planeta Mantis" empezó con éxito.
Comenzamos a extraer un metal similar al hierro, que se encuentra en las profundidades de este mundo. Los mineros destinados desaparecen paulatinamente sin dejar rastro, pero la necesidad del metal hace que el gobierno siga mandando nuevas tropas.

El gobierno sospecha que estamos siendo atacados por alguna clase de alienígena. Sin embargo, no hay evidencias sobre la existencia de vida inteligentes en el planeta, y menos aun sangrientos ataques.
Por otra parte, los mineros no aparecen realmente muertos.
Algunos dicen haberlos visto, otros hablan de extrañas alucinaciones, otros aseguran sentir temor a las sombras...[1]
Nuestros sistemas de seguridad no han detectado nada.

También encuentras otras líneas, escritas en una caligráfica bastante extraña, que no identificas.

Al fin y al cabo no te has librado de tus miedos infantiles, piensas. Eran imaginaciones tuyas, naturalmente.
... ¿Pero qué era Zarkhar Rom?

Y en aquel momento, una parte de ti afirma que no se trató sólo de imaginaciones.
 Seguiste unas runas que escribió alguien hace mucho tiempo. Y las runas condujeron a otros héroes en misiones que también creyeron obedecer un destino inexorable.

- No somos tan diferentes a los héroes de antaño, ¿no?
Te dices mientras vuelves a abrir la enciclopedia. De pronto, todas las extrañas runas tienen sentido. En ellas, acabas de descifrar una larga entrada:

ZARKHAR ROM:
Se trata del pueblo que habitó el planeta hace tiempo, y que fueron los arquitectos de las estructuras geométricas que se encuentran por el desierto. Zarkhar Rom podría traducirse como "pueblo de la sombra".
El enciclopedista que escribió sobre esta cultura, A. López, cuenta que las tribus zarkhar rom eran muy crueles y belicosas.
En algún momento, todo el planeta acabaría siendo tan hostil que los supervivientes se verían obligados a refugiarse en las estructuras que habían creado.
Una vez allí, cerraron puertas y ventanas, y sellaron todo el complejo. Hay indicios de que algunos moradores decidieron demoler las estructuras y esconderse en el subsuelo. Otras tribus decidieron no hacer nada, limitándose a aguardar en las estructuras como invernaderos para supervivir.
Algunos datos apuntan a que las estructuras en sí, mediante la energía geotérmica que todavía según otros datos extrañamente no se había desvanecido, permitían a los zarkhar rom procesar alimentos.
Esto no está confirmado, y además el enciclopedista que lo cuenta no duda en aclarar que todo el planeta empezó a entrar en un proceso de descomposición rápido, olvidado y decadente.

De hecho, los Zarkhar Rom no eran materiales en el sentido tradicional de la palabra. En su lugar, estaban hechos de
energía, y la esencia de las estructuras geométricas (cubos metálicos, runas, etc) era biológica. De acuerdo a los datos extrañamente aceptados por todas las enciclopedias, algunas tribus no se refugiaron en las estructuras, sino que las montaron en el aire.
Estas tribus eran las más pelígeras, y no se sabe si las estructuras ganseras sobrevivieron al Incidente.
Pese a la aparente decadencia de los Zarkhar Roms, el Incidente terminó con todo.
El planeta se encuentra prácticamente inhabitable. Para que un terremoto no destruya las estructuras, los sitios debían tener un sistema de anclaje subterráneo. Sin embargo, las tormentas solares destruyeron todas las naves y sistemas de anclajes.
El planeta entero, según datos geológicos e históricos, debería estar en llamas.
¿Cómo sobrevivieron algunas tribus? Esto es un misterio aún mayor.
De acuerdo a los datos hallados, una raza misteriosa, los Céfiros, aterrizaron en el planeta. Desgraciadamente no se encontró ningún artefacto o similar que informara sobre ellos.
Tan sólo una lámina rectangular que parece ser de una máquina.
De acuerdo a ella, los Céfiro son "un pueblo que ama el conocimiento, y siempre estamos dispuestos a enseñar lo que sepais. No hacemos daño a nadie".
Y aclaran que "no somos una especie tecnológica. A veces incluso llevamos armaduras hechas de pieles, nada más".

Por otro lado, el resto de datos técnicos son mas bien... enigmáticos.

"Se os olvidará esto. Una vez que seáis conscientes de ello, no lo recordaréis", y sobre el Incidente dice: "Era una estructura fractal. Los cuerpos celestes se comunican a través de ondas concéntricas de información. Los acantilados de los continentes continentales se comunicaban a través de las olas de la energía universal. Rompieron el equilibrio cuántico, y todo se descontroló".

¿Qué tan cierta es esta leyenda? No se sabe. El Planeta Rucus no puede ser habitado. Se ha intentado. Tal vez los datos que aporta INIS sobre el Incidente estén equivocados, o de plano mentirosos.
Eso, o vuestros datos son incompletos.

¿Podrás hallar otras fuentes sobre Rucus? Lo dudas, pero esto se ha convertido en tu cruzada personal. Si hay un lugar donde puedes buscar información, debe ser
 en las fuentes de la propia INIS, aunque te resulte arriesgado.
De todas formas, si no lo haces tus recuerdos sobre el Incidente seguirán torturándote burocráticamente...

Fuentes[editar]

Las fuentes se componen de referentes bibliográficos ficticios.

⚜️[editar]

0
 Icon Nimo Rhombus II 1036px.png  Artículo original de NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png 
  1. Resultó que el Incendente Mantis fue la introducción de los Cazadores de Sombras. Los mineros desaparecidos estaban convirtiéndose en Cazadores.