Bots:Peces mágicos de las profundidades perdidas

De Bestiario del Hypogripho
Hipogrifo Cyberaware.1.1 ups.png Notificación: Este artículo forma parte del espacio de nombres de Bots.
Sus contenidos fueron mayormente creados con la ayuda de una forma de "inteligencia artificial", y posee mínima intervención editorial.
Lo que estos artículos relaten o afirmen no se conforma necesariamente como canon en los Omniversos del Bestiario.

Este artículo tiene elementos que forman parte del multiverso de Parikón, abundante en libros.     Este artículo tiene elementos originales creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo contiene elementos creados con la asistencia de un bot u otra forma de "inteligencia artificial".  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo cita o invoca una o más fuentes ficticias.  Este artículo es de dificultad intraficcional negligible o nula (0). Debería ser apto para todo público. 

Encuentras en tu ático una misteriosa Enciclopedia antigua, con una elaborada portada que dice "Peces mágicos de las profundidades perdidas, por Ubón Nuus". Recuerdas que este libro llamado "Peces mágicos de las profundidades perdidas" perteneció a tu bisabuelo, y él te avisó de su singular importancia. También te dijo que Ubón Nuus no era cualquiera, sino una entidad trascendente.
Abres la Enciclopedia, cuyas marcas sugieren que proviene de "Atlantis IV: el Imperio de los Corales". El viejo tomo está polvoriento y raído, pero crees que aquí encontrarás información sobre muchos temas maravillosos. ¿Qué clase de entradas encontrarás en él? ¡Un libro titulado "Peces mágicos de las profundidades perdidas" escrito en Atlantis IV: el Imperio de los Corales debe de ser muy interesante sin dudas!
El libro gira sus páginas mágicamente y al leerlo es como si Ubón Nuus te hablase.

La primera entrada dice:

Ufór Tyllious: 
Este pez-raya del abismo alcanza unos dos metros, y es una de las pocas criaturas capaces de viajar entre las dimensiones. Con el tiempo se sabrá mucho sobre estos animales transportistas, pero no todo: las dimensiones no son lineales, sino que se superponen como hojas en un árbol.
Hay quien cree que las cuarenta y dos dimensiones propuestas por el teórico Warrick Sombrero en su libro Soberbia obsesión son más que suficiente, otros creen que es un número redondo y apocalíptico.
Para estos segundos, hay infinitas dimensiones que van del uno al cuarenta y dos. Sea como fuere, Ufór Tyllious puede viajar entre ambas a voluntad.
El pez-raya, al igual que muchas criaturas abisal, no sabe de su poder mágico hasta que no se lo enseñan.
El ejercitar esta habilidad también las hace más resistentes a la presión del abismo (ni que decir tiene, que si viajan a profundidades sumergidas superiores a los tres kilómetros podrían morir al instante). Normalmente estas criaturas se alimentan de plancton y otros seres unicelulares.

El viajar a través de dimensiones conlleva un gasto energético importante, algo que pocos seres vivos pueden hacer a voluntad. A veces se  encuentran peces-rayas en las zonas de transición, donde dos dimensiones se tocan.
Estas zonas son puntos débiles que otros seres mágicos pueden aprovechar para invadir otras dimensiones.
Algunos estudiosos sostienen que la dimensión cuarta y más allá (la dimensión del caos) es donde se encuentra el verdadero poder mágico.

Aquí se acaban las notas del autor original, y continúa el del bisabuelo de Sechna Llargil:

El pobre hombre se quedó ciego al intentar medianamente viajar a través de las dimensiones.

La segunda entrada dice:

Bixinta:
El pez-raya más grande de todos, alcanza los siete metros. No es raro que las dimensiones se conjuguen para permitir su evolución. Normalmente estas criaturas alimentan su enorme tamaño gracias a otros seres del abismo, como el pez-cisne o los moluscos gigantes.
Posee cuatro cabezas de serpiente, con las que disparan dardos venenosos. Sus dos brazos son parecidos a los de los hombres, con manos enguantadas en las que tienen unas garras muy afiladas.

Alrededor del cuello del hidra gira una cola con terminación en látigo.

El cuarto párrafo dice:

Yternak:
Con un color verdoso, siembre nadando hacia atrás, se traga a las víctimas y las digiere por la nariz.

Dos grandes ojos se posan en ti.
"¿Te atreverás a seguir?"

El quinto párrafo dice:

Golm:
Monstruo marino de apariencia pulposa, acostumbra camuflarse entre los corales y las rocas sumergidas con extraordinaria habilidad.

Aparenta inmovilidad, cuando en realidad observa todo a su alrededor.

El séptimo párrafo dice:

Ayuna:
Monstruo marino de apariencia pulposa que habita en el agua fría y profunda. Se alimenta de peces, plancton y otros seres marinos.
A pesar de su apariencia, la Ayuna es una criatura inteligentemente adaptada a su entorno.

El octavo párrafo dice:

Kronos:
Monstruo marino cuyas dimensiones son colosales, se alimenta de barcos y otros seres marinos.

Figura misteriosa, se desconoce si existe o si es un mito.

El noveno párrafo dice:

Gusano-de-arena:
Criatura multicolor que habita en las dunas de arena más solitarias. Son inofensivos e incluso curiosos.
A veces se alejan de su hogar y viajan a las ciudades costeras.

El décimo párrafo dice:

Gusano-vapor:
Criatura marina de una sola cabeza con unos tentáculos muy largos. Viaja en grupos y habita en las profundidades del mar.

El onceavo párrafo dice:

Bruja-peces:
Seres muy inteligentes que habitan el fondo del mar, provienen de una raza muy diversa y con poderes sobrenaturales.

Se dice que estos peces son las almas de brujas ahogadas en el agua.

El duodécimo párrafo dice:

Telisk:
Monstruo marino de apariencia pulposa, acostumbra camuflarse entre los corales y las rocas sumergidas con extraordinaria habilidad. Aunque aparente inmovilidad, está siempre alerta.

Se cree que el Telisk nada a gran velocidad cuando detecta en peligro su seguridad.

El decimotercer párrafo dice:

Salamandra marina:
Criatura marina de unas dimensiones considerablemente pequeñas. Viven en los bajos fondos marinos y son conocidas por su extraordinaria capacidad para respirar bajo el agua. Son comestibles pero
Son inofensivas.

El decimocuarto párrafo dice:

Seldal:
Este pez-raya tiene unas dimensiones impresionantes, habitan en las profundidades del mar y se alimentan de otros peces más pequeños. Su nombre deriva del hecho de que siempre se mueve en grupo.

El decimoquinto párrafo dice:

Babosa marina:
Este molusco es una criatura solitaria, que habita en las profundidades del océano. Se alimenta de plancton y otros microorganismos. Se le conoce como el ser vivo más lento de todo el planeta. Es tan lento, de hecho, que
suele extinguirse antes que las condiciones del medio ambiente sean ecológicamente insostenibles.
Durante las extinciones masivas, se dice que la Babosa no muere, sino que simplemente deja de moverse.

El decimosexto párrafo dice:

Pez Cisne de la Gracia:
Este pez mide alrededor de 50 centímetros y tiene una coloración grisácea con unas finas rayas amarillas.
Por su nombre se entiende que se le considera hermoso. El Pez Cisne de la Gracia habita en las aguas someras e islotes cercanos a las costas, y no se ha visto nunca mucho lejos de la orilla.
No huye, y se deja acariciar por los seres humanos.

El decimoséptimo párrafo dice:

Fantasma de las Profundidades:
Este pez no ha sido visto jamás por nadie que haya vivido para contarlo.
Se cree que habita en las profundidades del mar, siempre desplazándose hacia abajo, donde el agua es absolutamente negra y los fósiles componen hasta el 90 % de la capa de sedimento.

Te preguntas si los blancos ojos que te desafían desde el otro lado de la habitación no podrían ser un Fantasma de las Profundidades.

Fuentes[editar]

Las fuentes se componen de referentes bibliográficos ficticios.

⚜️[editar]

0
 Icon Nimo Rhombus II 1036px.png  Artículo original de NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png