Bosques carnívoros

De Bestiario del Hypogripho

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso del Imontegaverso.     Este artículo se compone de contenidos creados por Imontegav.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo es de dificultad intraficcional negligible o nula (0). Debería ser apto para todo público. 

Los bosques carnívoros son aquellos bosques en los que se ha desarrollado un entorno oligótrofo y generalmente ácido con un substrato poco nutritivo y que, consecuentemente, presentan una vegetación predominante protocarnívora y carnívora. Su temperatura es variable según la latitud ocupada​ y su humedad suele ser alta y constante.

Los bosques carnívoros se desarrollan a partir de bosques fríos muy viejos que han desarrollado un régimen húmedo y ombrotrófico con muy poca renovación de minerales y denso suelo musgoso. Las plantas se adaptan a hábitos oligotróficos parasitarios, proto carnívoros y carnívoros para poder subsistir.

Los suelos de los bosques carnívoros presentan ciertas similitudes con los suelos de las turberas. De hecho, sus suelos pueden presentar en muchas ocasiones dos zonas diferenciables: el acrotelmo, una zona óxica superficial; y el catotelmo, una anóxica debajo del acrotelmo. Ambos estratos son muy similares a los desarrollados en las turberas. ​El nivel de la tabla de agua fluctúa dentro del acrotelmo, por lo que aquí ocurre la mayor parte del decaimiento aeróbico. El catotelmo, en cambio, está permanentemente bajo el nivel freático, y aquí ocurre solo un decaimiento parcial del material orgánico por parte de bacterias anaeróbicas. El decaimiento en el acrotelmo produce principalmente dióxido de carbono (CO2), mientras que en el catotelmo se produce CO2 y metano (CH4), aunque parte del metano decae en CO2 cuando pasa por el acrotelmo.

Ecología[editar]

Los bosques carnívoros poseen gran variedad de especies de plantas parásitas, protocarnívoras y carnívoras, si bien sus suelos suelen estar cubiertos por una sola especie de musgo en casi su totalidad, al igual que sucede en las turberas.

Las plantas protocarnívoras y carnívoras se presentan en diversos tamaños y portes, y suelen depredar insectos y aves, si bien en las zonas límites de estos entornos pueden haber plantas carnívoras y protocarnívoras que depredan animales de mayor tamaño. Las zonas interiores de estos entornos suelen presentar una menor densidad de plantas y árboles carnívoros.

Algunas plantas carnívoras, en especial las de mayor tamaño (árboles carnívoros), han desarrollado órganos diferenciados de las hojas empleadas usualmente para realizar la fotosíntesis. Estos órganos especializados son los tallos depredatorios, que contienen trampas para insectos, aves, etc; y los glóbulos diazótrofos, que contienen cianobacterias con heterocistos y otras bacterias fijadoras de nitrógeno.

Algunas especies incluso han desarrollado trampas especializadas de distintos tipos y tamaños a la vez para diferentes tipos de presas.

⚜️[editar]

Logo Imontegav.png
El contenido de este artículo fue creado por la persona siguiente:
Imontegav
Sus derechos intelectuales le pertenecen. Consúltale antes de cambiar su canon.