Bosque Oscuro (ciencia ficción)

De Bestiario del Hypogripho
Según la hipótesis del bosque oscuro, las civilizaciones estarían incentivadas a ocultar su ubicación en el espacio.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.   Este artículo tiene elementos que no poseen contexto intraficcional. Puede servir como plantilla o referencia para incluir el tema en diversas ambientaciones.   Este artículo tiene elementos que forman parte de la ficción de "Recuerdos del Pasado de la Tierra".     Este artículo tiene elementos redactados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo carece de bibliografía real que sustente su contenido; se beneficiaría de su adición.  Este artículo está ilustrado con imágenes de NimoStar, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

El Bosque Oscuro (originalmente en chino: 黑暗森林) es un concepto proveniente de la ciencia ficción. Postula que las civilizaciones, a escala cósmica, se ocultan las unas de las otras por miedo a ser descubiertas.

Historia conceptual[editar]

El concepto fue propuesto en la trilogía de novelas Recuerdos del pasado de la Tierra (地球往事), publicadas originalmente en China. En la historia, los científicos que intentan contactar a seres extraterrestres estarían condenando la civilización humana a ser aniquilada.

Bases[editar]

Según la novela, los recursos del Universo son escasos. Cada nueva civilización es competencia para ellos. Por lo tanto, destruir las demás civilizaciones por beneficio de la propia sería el curso óptimo de acción.

El postulado se presenta como una de las formas de resolver la paradoja de Fermi (ver en Wikipedia). Es decir: Si el Universo debería estar lleno de civilizaciones tecnológicamente avanzadas, ¿Por qué no contactamos con ninguna? La respuesta de la novela es que resulta que por regla general, todas ellas se están escondiendo unas de otras.

Desarrollo[editar]

Al final de las novelas, la utilización excesiva de armas topológicas destruye al espacio en nuestro Universo. Esto hace que incluso el bosque oscuro se presente como eventualmente insostenible.

Críticas[editar]

La mayoría de estas críticas concierne a mecánicas generales de esta dinámica, mientras que otras son basadas a la aplicación del concepto en la novela.

Crítica ecológica[editar]

La noción del Bosque Oscuro no es precisamente compatible con los ecosistemas que utiliza por analogía. La mayoría de los animales no se comen los unos a los otros, ni siquiera si se descubren entre sí. Solo aquellos cuyos roles en la cadena trófica se encuentran así definidos tienen ese tipo de interacción. La interacción además no es similar, ya que el depredador no tiene interés en extinguir a la presa. La analogía sería como si los gorilas y orangutanes se asesinaran hasta el exterminio porque ambos comen plantas. Sin embargo, estas interacciones de agonismo extremo entre dos especies que comparten nicho ecológico no parecen ocurrir frecuentemente.

Teoría de los juegos[editar]

En teoría de los juegos (esw) planteo original de las novelas parece ser compatible con una posible variante del dilema del prisionero iterado, o a una versión iterada de los juegos de submarinos enfrentados. Este juego tiene las reglas siguientes: Entre dos actores, si uno ataca y el otro coopera, el atacante se beneficia; si ninguno de los dos coopera, ambos se perjudican; si ambos cooperaran, ambos se beneficiarían, pero no tanto como la haría uno en el caso del atacante unilateral.

De hecho, los trisolarianos originalmente desean atacar a los terrestres creyendo que no tienen forma de defenderse. Los terrestres amenazan con exponer la locación de Trisolaris (el sistema Alfa Centauri) al resto del Universo, invitando más ataques. Esto tiene éxito en parar el ataque y genera una tregua. Hasta ahí, parece racional.

Sin embargo, las novelas rompen con la racionalidad de la que pretenden hacer gala cuando plantean que los ataques masivos de armas topológicas son lo más común y que todo el Universo vive en un estado de guerra perpetua, incluso entre especies y culturas de similar nivel tecnológico. ¿Por qué ellos no llegaron a una tregua? Finalmente, están destruyendo aquello por lo que supuestamente peleaban, logrando el resultado menos óptimo y algo que no ocurre frecuentemente en las simulaciones (que es, de hecho, lo que el intercambio de información buscaría evitar).

El ejemplo modelo utilizado en las novelas por un científico es que de entre dos naves espaciales viajando juntas una va a saquear a otra por sus recursos siempre. Esto no necesariamente tiene mucho sentido. Podemos pensar muchas situaciones donde dos naves ayudándose mutuamente tienen mejores probabilidades de sobrevivir que una saqueando a la otra. Y esto es ya simplemente si la otra no se defiende: Si son dos naves idénticas con muchos tripulantes, es posible que una agresión de una a otra lleve a la destrucción de ambas mediante defensa, a menos de que la acción inicial fuese absolutamente decisiva. Incluso en el caso de una acción decisiva sin defensa, la agresión cuesta recursos. Tal vez los recursos que cueste la acción ofensiva decisiva (asumiendo ya que no tenga una chance de fallar catastróficamente, lo cual casi siempre es probable) sean mayores que los que se pueda recuperar luego de iniciarla.

Destrucción mutua asegurada[editar]

Tenemos otro ejemplo más similar aun al escenario presentado en la ficción: El de las armas atómicas. Incluso en el tiempo en el que el agonismo entre estados era muy alto, con fuertes connotaciones ideológicas y modelos de sociedades distintos, como en la Guerra Fría, se previno la utilización unilateral de armas atómicas. Durante varios años solo unos EEUU intactos las poseyeron, sin que incluso esto inicie un ataque devastador sobre los centros urbanos de una URSS ya devastada por la Segunda Guerra Mundial. Ya cuando ambos lados las poseyeron, mucho menos fueron utilizadas. Hoy en día hay considerable proliferación atómica; pero ni siquiera Israel las utilizó contra los países musulmanes que por regla general no las tienen (salvo Pakistán, que no forma parte del conflicto regional inmediato).

Las bombas atómicas tienen efectos secundarios moderados y temporales comparados con las armas topológicas que proponen las novelas: Un país puede ser destruido y ocupado, pero luego de unos años puede ser reconstruido como ocurrió en Hiroshima o Nagasaki. Con las armas topológicas, el espacio es dañado irreparablemente y los recursos disminuyen de manera exponencial. Las sociedades deben reducir su dimensionalidad (por ejemplo, volverse bidimensionales de tridimensionales) para sobrevivir preventivamente el "aplanamiento" y reducir su detectabilidad. Por lo tanto, en realidad existe un incentivo negativo inimaginablemente alto sobre el uso de estas armas. La posibilidad de extender la materia en diversas dimensiones es ventajoso, destruir estas dimensiones lleva al fin de todo y de todos, volviendo la competencia inútil.

Como la Tierra y Trisolaris demostraron, un entendimiento entre dos civilizaciones de distintos orígenes es perfectamente plausible; por lo tanto, ¿Por qué a escala universal no se alcanza un detenté mutuamente beneficioso? Parece una arbitrariedad.

Véase también[editar]

⚜️[editar]

 Icon Nimo Rhombus II 1036px.png  Artículo redactado por NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los redactores.
Icon bolígrafo azul 1.png