Biblioteca Eterna

De Bestiario del Hypogripho

Nalkimia El Último Rol.png Este artículo tiene contenido basado en Alkimia: El Último Rol y sus proyectos asociados. Sus autores originales mantienen los derechos correspondientes a sus creaciones personales.
Book Hunter book logo.png
Este artículo contiene Fanon, información no oficial ni canónica basada en el juego siguiente:
Book Hunter

Este artículo tiene elementos que forman parte del Omniverso de Umaggar, lo Semifinito.  Este artículo tiene elementos que forman parte del multiverso de la Metásfera Zzsh.   Este artículo tiene elementos creados por NimoStar.  Este artículo está ilustrado con imágenes de Watabou.  

La Biblioteca Eterna, también conocida como los Archivozzsh, es un nivel en los Metaespacios de la Metásfera Zzsh. Allí se acumulan en forma de libros -muy difíciles de acceder y además de leer- los volúmenes de información de los sub-versos de esa Metásfera que han dejado de existir.

Los Archivozzsh son sólo un nivel de varios que existen "entre" el Nadir y el Zahir (los dos Nexos conocidos); otros siendo los Museozzsh (Museos Eternos) por "debajo", y las Alcantarillazzsh (el Drenaje Eterno) por encima.

Al igual que sus análogos, y como en verdad lo indica su nombre, el subplano entero está infestado de Eternos.

Explicación[editar]

La ley de la conservación de la información funciona de forma distinta en Zzsh. Ya que sub-versos enteros aparecen y dejan de ser en "un instante" (al menos desde el punto de vista de las Metacriaturas como los Ur-Demonios), incluso su espacio, energía y materia se disipan en el caos. Lo único que queda de aquello que ahí aconteció son volúmenes en los Archivozzsh. En su conjunto estos Volúmenes Eternos, también llamados Volúmenezzsh contenien cada detalle, cada obra, cada mínimo suceso descrito de la manera más absurdamente detallada imaginable.

Al ser un Metaespacio, la Biblioteca es tan "Eterna" como el multiverso de Zzsh mismo, y sobrevive impune la creación y destrucción de incontables sub-versos, sin verse afectada.

Topografía[editar]

La Biblioteca Eterna se presenta como una serie de salas en penumbras, sin principio ni fin. Las salas varían en formas y tamaño y todas contienen una cantidad ingente de libros. Los estantes son muy altos y en ocasión es necesario trepar para acceder a lo más alto. Cada sala tiene un Índice.

Dentro de las estanterías, ciertas personas son capaces de navegar el "L-Espacio", una dimensión parcial de la existencia donde la historia registrada en la Biblioteca Eterna es transmitida directamente y por superposición a aquellos que ingresan en ella. La sobrecarga de esta información rápidamente lleva a la locura.

Las formas y architectura de los espacios de los Archivozzsh dependen de quién ingrese. De hecho, como es común en los Metaespacios de Zzsh, no hay materia fija en el sentido tradicional del término; lo que se encuentra dentro es una visualización psicográfica de las dinámicas internas del lugar.

Por esta causa, incluso los grupos que ingresen juntos (rompiendo las Bvarreras) estan destinados a perderse entre sí mientras sus mentes divergen. El espacio mismo los separará, ya que sus pensamientos diferentes los llevarán "fuera de fase" unos a los otros.

Los Volúmenes Eternos[editar]

Los Volúmenezzsh pueden contener toda la información de los sub-versos, pero esto no significa que esta esté organizada de forma sencilla.

Estos libros, además de descripciones de sucesos, incluyen todas las obras generadas en los sub-versos de Zzsh que han cesado de existir. Inclusive pueden encontrarse obras fragmentarias, ideadas por sus autores pero nunca escritas.

Todo esto no sólo vuelve tarea menesterosa encontrar algo siquiera remotamente relacionado lo que uno busca (incluso con la ayuda dudosa de los Índices), sino que además dificulta increiblemente difícil si no absolutamente imposible separar la realidad de la ficción, lo que ocurrió verdaderamente de la fantasía y los sucesos de las imaginaciones. Es incluso concebible que en Zzsh, así como más allá, esa distinción ni siquiera exista.

Los Volúmenes no se constituyen sólamente de libros; la información se presentará en la forma del artefacto que espere o resulte más asociado en el subconsciente de la persona que entra con la forma de registro.

Eternos de los Archivozzsh[editar]

Los Eternos de los Archivozzsh son lo que queda de aquellos olvidados cuyo final no fue registrado por más que la Biblioteca Eterna; es decir la basta mayoría de la población de los sub-versos finiquitados. Como sus identidades quedaron plasmadas ya en los Volúmenes, no queda nada de ellos más que su existencia desprovista de características; esto es un Eterno, al fin y al cabo: Un ser sin esencia, un ente sin determinación.

Sólo la neutralización del espectro visible alrededor de los Eternos permite ver la topografía de los Archivozzsh directamente, ya que la presencia de un Eterno drena no sólo los colores sino también la distinción luz-oscuridad, permitiendo percibir directamente la forma desnuda del espacio y sus contenidos.

Sin embargo, considerando los "Poderes" de un Eterno para drenar la identidad de sus víctimas, estar dentro de ese efecto es más una advertencia que un alivio. Aquellos atrapados por estos anti-espectros se vuelven parte de los Archivozzh para siempre, quedando su individualidad meramente registrada en los Volúmenes, y ellos siendo otro Eterno que patrulla incesamentemente las interminables salas. El mero caminar por los corredores y salones de la Biblioteca lleva a perder noción del yo y acercarse a ser un anti-espectro.

Incursiones[editar]

Eternos o no, la información contenida en los Archivozzsh (así como los artefactos del Museo Eterno) es imposible de obtener de otro modo. Por lo tanto, es considerada de increible valor por ciertos coleccionistas y fuerzas interplanares. Hay Ladroneszzh que se especializan en "extraer" información de la Biblioteca Eterna, por el precio adecuado (que nunca es bajo - ni para sus contratistas, ni para su cordura). Tarde o temprano, sin importar los recaudos que tomen, si continúan en el trabajo todos ellos se pierden en las salas de la Biblioteca.