Bestiateca:Xanadú (EDLCQNE)

De Bestiario del Hypogripho
Logo Enciclopedia de las cosas que nunca existieron.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Enciclopedia de las cosas que nunca existieron.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Xanadú[editar]

Xanadú es una región montañosa del Asia central. En el siglo XIII formó parte de los inmensos dominios de Kublai Kan, el emperador mongol que se destacó por sus hazañas militares, pero también por su amor a las artes, las ciencias y la naturaleza.

Hacia el año 1270, Kublai Kan visitó Xanadú y quedó muy impresionado por el esplendor de su paisaje. Al pie de las montañas cubiertas de nieve encontró una profunda hondonada que penetraba en las laderas, entre densos bosques de cedros, y por ella corría el río Alfa (sagrado para los habitantes de Xanadú), de manera tan turbulenta que sus furiosas aguas hacen saltar en el aire rocas y peñascos. A partir de allí, el Alfa seguía un curso tortuoso durante unos nueve kilómetros, hasta que desaparecía en las cavernas heladas, bajo un glaciar. Los habitantes de Xanadú le dijeron a Kublai Kan que las cavernas eran inmensas según los criterios humanos, y que el Alfa acababa por desembocar en un «mar sin sol», probablemente un océano subterráneo.

El rugido del río le sonó a Kublai Kan como voces ancestrales profetizando guerra, pero esto no preocupó al gran conquistador. Quedó tan impresionado por la grandeza romántica de Xanadú, que ordenó que se construyera una residencia de placer a orillas del río Alfa. La construcción debía ser un milagro de diseño, con la sombra de su cúpula cayendo sobre el rabioso torrente, y las cavernas heladas formando parte de la construcción.

Los arquitectos del Kan se mostraron a la altura de las circunstancias, y rodearon más de dieciséis kilómetros del bosque de cedros con murallas y torres. Algunas porciones del bosque así encerrado las dejaron en su estado natural, y el resto lo convirtieron en hermosos jardines de árboles aromáticos, atravesados por sinuosos arroyuelos. La residencia misma era el foco de toda esta belleza artificial, en medio de la rústica grandeza de Xanadú.

No se sabe si Kulbai Kan pasó mucho tiempo en esta residencia, ya que estuvo muy ocupado en varios intentos fracasados de invadir Japón. Sin duda, las ruinas de la residencia y del gran jardín amurallado aún pueden encontrarse en Xanadú, que actualmente forma parte de la República Popular China[b 1].

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Michael Page, Robert Ingpen (1988), Enciclopedia de las cosas que nunca existieron Este icono indica que el enlace anterior es un archivo PDF.Este icono dirige a una versión archivada en Internet Archive del enlace inmediatamente anterior., pág. 142-143.

⚜️[editar]

 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png