Bestiateca:Mosca (LDSA)

De Bestiario del Hypogripho
Logo El Libro de los Seres Alados.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver El libro de los seres alados.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Daniel Samoilovich.  Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

La mosca es un ser valiente, a pesar de lo cual, cuando cae al agua, no es capaz de correr por su superficie y tampoco puede nadar, por lo cual se ahoga, pero si se saca el cadáver del líquido, se le echa ceniza encima y se lo deja bajo los rayos del sol, la mosca vuelve a la vida.

Teofrasto, Sobre los animales que muerden y pican

Dice Varron que las moscas de Pisa tenían el buen gusto y la pía voluntad de alejarse durante los festivales olímpicos. Estando la ciudad llena de sangre y cadáveres de los animales sacrificados a todos y cada uno de los grandes dioses, las moscas renunciaban a sus manjares preferidos para no malquistarse con ellos. Apenas terminaban las fiestas, regresaban a la ciudad como un exiliado que, terminado el destierro, retorna a sus sitios y tareas habituales. En cuanto a las moscas romanas Varrón atestigua el respeto que tenían por el protector de los viajes y el comercio, Mercurio: cuenta que jamás se vio una mosca en el templo de Mercurio en roma, pese a que quedaba exactamente enfrente de una gran carnicería y matadero.

Problemas con las autoridades[editar]

En el Levítico se lista a las moscas entre los animales de cuatro patas que vuelan (lo cual, según la ley de Moisés, las torna alimento prohibido para los judíos). Aristóteles, en cambio, escribió que tienen seis patas. Los comentaristas medievales encontraron mucha dificultad para conciliar ambas autoridades y saber así con certeza cuántas patas tenían las moscas; la cuestión quedó zanjada cuando algunos observaron que las moscas usaban sus miembros delanteros para limpiarse los ojos y llevar su alimento a la boca, con lo cual podían ser considerados más bien manos que patas. La mosca, con dos patas, dos manos y dos alas se salvó así de ser catalogada impura.

⚜️[editar]

 Avatar Daniel Samoilovich.png  Artículo transcrito por Daniel Samoilovich
Por favor, consulta rigurosamente las fuentes antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png 
 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png