Bestiateca:Licantropía (EDLCQNE)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Licántropos (desambiguación).

Logo Enciclopedia de las cosas que nunca existieron.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Enciclopedia de las cosas que nunca existieron.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo carece de bibliografía real que sustente su contenido; se beneficiaría de su adición.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Licantropía[editar]

Del griego lykos = lobo, anthropos = hombre). Fenómeno por el cual un ser humano se convierte en animal durante la noche y recupera la forma humana al amanecer. Puede tratarse de un animal inofensivo, como un conejo, o de una bestia peligrosa, como un lobo, un cocodrilo o un tigre. En África, donde tribus enteras pueden padecer licantropía, un cazador blanco mató una vez varias hienas que llevaban pendientes de oro.

La licantropía se da en todos los países y siempre sigue el mismo curso. Una persona aparentemente normal e inofensiva, se transforma por la noche en algún tipo de animal salvaje. Durante la noche trata de satisfacer su hambre con carne humana o de otros animales. Los licántropos son sumamente peligrosos en su forma animal y pueden llegar a devorar a sus propios hijos o a otros familiares.

La única excepción a esta regla son los licántropos que se transforman en criaturas vegetarianas, como ardillas, conejos o liebres. Probablemente se trata de brujas o magos que quieren espiar a la gente con intención de chantajearla.

No se conocen bien las causas de la licantropía. Un humano puede aprender deliberadamente los hechizos necesarios o puede caer bajo un hechizo formulado por un mago (San Patricio de Irlanda convirtió en lobo a Verecio, rey de Gales). También puede contraer la licantropía por contacto físico con un licántropo en forma humana o animal. Algunos investigadores creen que basta con comer alimentos preparados por un licántropo para contraer la infección. Los licantropólogos no están seguros de si la transformación es involuntaria o si la persona en cuestión contribuye al proceso aplicándose algún ungüento hecho con la grasa del animal apropiado.

A veces, el licántropo se revela sin querer, como la mujer-tigre que cayó en una trampa en la India. Al amanecer, se descubrió que la trampa contenía una mujer desnuda. Otras veces, un cazador puede herir a un animal durante la noche, y a la mañana siguiente encontrar un aldeano cojeando por una herida similar.

Aparte de estas revelaciones obvias, al licántropo se le detecta fácilmente, pues tras los ataques nocturnos no tiene apetito, a causa de los banquetes de carne cruda que se da por las noches, y siempre está cansado y perezoso durante el día, como consecuencia de sus vigorosas actividades nocturnas. Si el licántropo coopera, su afección se puede curar con la ayuda de una bruja o brujo experimentados. Si no es así, habrá que matarlo con una bala de plata[b 1].

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Michael Page, Robert Ingpen (1988), Enciclopedia de las cosas que nunca existieron Este icono indica que el enlace anterior es un archivo PDF.Este icono dirige a una versión archivada en Internet Archive del enlace inmediatamente anterior., pág. 243-244.

⚜️[editar]

 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png