Bestiateca:Licántrofo (Ferrer Lerín)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Licántropos (desambiguación).

Logo Bestiario de Ferrer Lerín.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Bestiario de Ferrer Lerín.

Logo no hoygan.png
Este artículo contiene ortografía acorde a su época. Aunque aparente ser erróneo, no lo cambies.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos creados por Francisco Ferrer Lerín.  Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Francisco Ferrer Lerín.  Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Licántrofo[editar]

Hombre o mujer transformado en lobo. Dícese que se puede precisar al transformado en lobo a dejar esta forma sacudiéndole un porrazo entre los ojos. Cervantes en su Persiles y Segismunda habla de islas de lobos-brujos, y de brujas que se convertían en lobas para arrebatar a los hombres a quienes amaban. La existencia de los licántrofos está probada por Virgilio, Solin[r 1], Strabon[r 2], Pomponio Mela, Dionisio Afer, Varron, San Agustín, Santo Tomás, San Gerónimo y por todos los teólogos y jurisconsultos de los últimos siglos. En tiempos de Luis XIV, apenas se empezaba a dudarlo y el emperador Segismundo hizo dilucidar ante él por los más sabios la cuestión de los lobos-brujos, y resolvieron unánimamente que la transformación de los brujos en lobos era un hecho positivo y constante, y que la opinión contraria era sospechosa, malsonante y semiherética. J. de Naynauld ha publicado en 1615 un tratado completo de la licantrofía, a la que llama locura lobuna y liaconia, y cuya existencia cree. Un caballero de Beauvais-de-Chauvincourt hizo imprimir también en 1599 un pequeño tomo titulado: [[Discurso sobre la licantrofía o de la transmutación de los hombres en lobos. Claudio, prior de Laval en el Maine, recoleto, había publicado algunos años antes otro libro sobre la misma materia titulado: Diálogo de la licantrofía, y entrambos afirman que realmente existen lobos-brujos[r 3][b 1][b 2].

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. Solino.
  2. Estrabón.
  3. Entrada fusionada de Licántrofo y Licantrofía del Dictionaire infernal.

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. INF.: Collin de Plancy, Diccionario infernal, Barcelona, Editorial Taber, 1968.
  2. VANA.: Ricardo de la Espesura, Vanas advocaciones y glosario de imperfectos, Madrid, Librería Extranjera de Denné y Compañía, 1838. (Referencia apócrifa).
      Alternativa: Ferrer Lerín, F. (2007): El Bestiario de Ferrer Lerín, Madrid, Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores, pp. 269-270.

⚜️[editar]

 Avatar Ferrer Lerín.png  Artículo original de Francisco Ferrer Lerín
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png 
 Avatar Ferrer Lerín.png  Artículo transcrito por Francisco Ferrer Lerín
Por favor, consulta rigurosamente las fuentes antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png 
 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png