Bestiateca:Lethifold (Animales fantásticos y dónde encontrarlos)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Duendes (desambiguación).

Logo Animales fantásticos y dónde encontrarlos.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

Este artículo tiene elementos que forman parte del Mundo Mágico (franquicia de Harry Potter).     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Clasificación del MM XXXXX.


Lethifold[editar]

El lethifold (también conocido como «mortaja viviente») es una criatura que escasea, afortunadamente, y está localizada en climas tropicales. Parece una capa negra, se arrastra por la tierra durante la noche y tiene algo más de un centímetro de espesor, aunque es más grueso si acaba de matar a una víctima y la está digiriendo. El relato más antiguo que tenemos sobre un lethifold lo escribió el mago Flavius Belby, quien tuvo la suerte de sobrevivir a un ataque de dicha criatura en 1782, mientras estaba de vacaciones en Papúa-Nueva Guinea.

Cerca de la una de la madrugada, cuando por fin empezaba a dormirme, oí un susurro cerca de mí. Creyendo que no serían más que las hojas del árbol de fuera, me di la vuelta en la cama. De espaldas a la ventana, pude ver lo que parecía una sombra negra e informe que se deslizaba por debajo de la puerta de mi dormitorio. Permanecí inmóvil mientras trataba de adivinar, adormilado, qué producía esa sombra en mi habitación, iluminada sólo por la luna. No hay duda de que mi estatismo hizo creer al lethifold que su potencial víctima estaba dormida. Para mi horror, la sombra comenzó a trepar por la cama y sentí su leve peso sobre mí. No parecía más que una capa negra ondulante, cuyos bordes se agitaban mientras se deslizaba hacia mí. Paralizado por el miedo, sentí su tacto viscoso sobre el mentón antes de incorporarme con un respingo. Esa cosa intentó ahogarme, pues se deslizaba inexorablemente sobre mi rostro, sobre la boca y la nariz, pero yo seguía luchando, mientras sentía un frío que me envolvía. Incapaz de gritar para pedir ayuda, busqué a tientas mi varita. Estaba mareado, la cosa me había cubierto la cara y no podía respirar. Me concentré con todas mis fuerzas en el encantamiento estupefactor, pero no me valió para dominar a la criatura (y eso que arrancó un pedazo de la puerta de mi dormitorio); de modo que probé con el maleficio obstaculizador, que tampoco sirvió para nada. Sin dejar de forcejear frenéticamente, rodé hacia un costado y caí pesadamente al suelo, ya envuelto completamente por el lethifold. Me estaba asfixiando y sabía que iba a perder totalmente el sentido. Desesperado, reuní mis últimas fuerzas. Apartando la varita lejos de mí, clavándola en los mortales pliegues de la criatura, reviví en mi memoria el día en que fui elegido presidente del club local de gobstones y efectué el encantamiento patronus. Casi de inmediato volví a sentir el aire fresco en la cara. Alcé la mirada y vi que la sombra mortal salía despedida por encima de los cuernos de mi patronus. Voló a través de la habitación y se deslizó rápidamente hasta desaparecer de mi vista.

Tal y como Belby revela tan dramáticamente, el patronus es el único encantamiento conocido para repeler a un lethifold. Sin embargo, ya que generalmente ataca a los que duermen, sus víctimas rara vez tienen la posibilidad de usar magia alguna contra él. En cuanto consigue ahogar a su presa definitivamente, el lethifold digiere su comida allí mismo, en la cama. Después, abandona la casa con una silueta un poco más espesa e inflada que antes sin dejar ningún rastro, ni de sí mismo ni de su víctima[n 1][b 1].

Notas[editar]

Las notas son tan ficticias como los contenidos.
  1. La cantidad de víctimas del lethifold es casi imposible de calcular, ya que no deja pistas tras de sí. Más fácil de calcular es el número de magos que, en beneficio de propósitos particulares y deshonestos, han fingido haber sido asesinados por lethifolds. El caso más reciente se remonta a 1973, cuando el mago Janus Thickey desapareció: sólo había una nota escrita a toda prisa, en la mesilla, y decía: «Oh, no, un lethifold me ha atacado por sorpresa, me estoy asfixiando». Convencidos por la cama vacía y limpia de que esa criatura había matado a Janus, su esposa e hijos se sumieron en un período de luto riguroso que fue violentamente suspendido cuando el mago fue descubierto viviendo, a unos ocho kilómetros de allí, con la propietaria de El Dragón Verde.

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Joanne Rowling (2001): Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Salamandra, edición digital, pp. 35-36.

⚜️[editar]

 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png