Bestiateca:Hombres lobo auténticos (DDM)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Hombre lobo (desambiguación).

Logo Diccionario del Mago.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Diccionario del Mago.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Hombres lobo Auténticos[editar]

¿Por qué tanta gente estaba convencida de que los hombres podían convertirse verdaderamente en lobos? Una explicación médica sugiere que al menos algunos de esos supuestos hombres lobo eran llevados a juicio porque en realidad tenían aspecto de serlo. Padecían una enfermedad congénita muy poco frecuente conocida como hipertricosis. A quienes padecen esta enfermedad les crece el vello de la cara, que llega a cubrirles las mejillas, la frente, la nariz e incluso los párpados. En algunos casos, todo el cuerpo, excepto las palmas de las manos y las plantas de los pies, es velludo, lo que hace que los afectados parezcan recién salidos de un estudio de maquillaje de Hollywood. Los médicos han apodado el gen responsable de esta afección «el gen del hombre lobo».

La porfiria, otra enfermedad genética de escasa incidencia, explicaría otros aparentes signos de ser un hombre lobo. Esta dolencia produce una sensibilidad extrema a la luz, lo que hace que quienes la padecen solo se aventuren a salir de noche como los hombres lobo. Cuando la enfermedad evoluciona, aparecen llagas o marcas en la piel, que podrían muy bien haberse interpretado como las heridas que un hombre lobo se habría hecho mientras corría por el bosque tras una presa. Por último, la porfiria puede hacer que las uñas de las manos y los dientes enrojezcan, como si la persona acabara de comer carne sanguinolenta[b 1].

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Allan Zola Kronzek, Elizabeth Kronzek (2010, edición ampliada/digital): El diccionario del mago Este icono indica que el enlace anterior es un archivo PDF.Este icono dirige a una versión archivada en Internet Archive del enlace inmediatamente anterior.. pp. 203-205.

⚜️[editar]

 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png