Bestiateca:El Basilisco (MYS)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Basilisco (desambiguación).

ATENCIÓN: Esta sección pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Mitos y supersticiones recogidos de la tradición oral chilena.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo es de dificultad intraficcional negligible o nula (0). Debería ser apto para todo público. 

Talagante[editar]

El basilisco nace de un huevo que pone el gallo cuando está viejo. La informante me aseguró que ella había visto al gallo poner el huevo, el cual era pequeño y redondo; que cautelosamente lo recogió del nidal y lo tuvo varios días oculto, y que al fin se resolvió a vaciarlo en un plato, viendo con asombro que de él salía una pequeña culebra perfectamente formada, que se agitaba como si quisiera huir. Era el Basilisco. La informante se asustó y llamó a su madre, quien la reprendió severamente y echó al fuego el maléfico reptil. La informante dice que el Basilisco mata a la persona a quien mira, siempre que ésta no haya reparado antes en él, pues si la persona lo ve primero, es el Basilisco el que muere. Agrega que el Basilisco hace su cueva en los rincones obscuros de las habitaciones, y que la única manera de matarlo sin riesgo, es colocar un espejo vuelto hacia la entrada de su guardia: cuando el Basilisco sale y se ve en el espejo, muere inmediatamente, víctima del poder fatídico de su propia mirada.

San Fernando[editar]

El Basilisco nace de un huevo que pone el gallo cuando cumple los siete años. Tiene la forma de una culebra y muestra en la cabeza una especie de cresta. Vive en cuevas, desde donde acecha a su víctima, asomando sólo la cabeza, para matarla con la mirada. Si sólo le alcanza a divisar un brazo o una pierna, el individuo no muere, pero queda con aquel miembro paralizado por el resto de sus días.

Curicó[editar]

El Basilisco nace de un huevo muy pequeñito que pone el gallo cuando está viejo. Tiene la forma y el tamaño de una lagartija, y chupa la sangre a las personas cuando están dormidas.

Chillán[editar]

El Basilisco nace de un huevo que pone el gallo cuando está viejo. Es una culebra que alcanza no más de cincuenta centímetros de largo, y está provista de alas semejantes a las del murciélago que le permiten volar. Mata a las personas con la mirada.

Comentarios[editar]

De estas siete informaciones más que tengo sobre este mito, en las siete se dice que nace del huevo del gallo; en cuatro se le da la forma de culebra, en una la de lagartija y en dos se advierte que nadie lo ha visto; y por lo que hace a la manera que tiene de hacer daño, en cinco se dice que mata con la mirada, y en dos que es vampiro.

La antigüedad del Basilisco es remotísima. David, Salomón y Jeremías hablan de él como de una serpiente muy venenosa. Isaías le llama «basilisco volador» (regulus volans). Plinio y Galeno afirman ya que mata con la mirada. Aldrovando, peregrino escritor del siglo XVI, dice en su Ornithología que «no falta quien siga la opinión de los antiguos, creyendo que nace la cruelísima fiera del huevo del gallo». Y, en fin, cuantos en Europa y América han escrito sobre esta mitológica alimaña, dan testimonio de la uniformidad de la creencia popular en todos los países. Más detalles encontrará el que lo desee en las enciclopedias, y en una monografía del folklorista andaluz Guchot y Sierra, publicada en el tomo III de la Biblioteca de las Tradiciones Populares Españolas, de la que he extractado las noticias anteriores.

Colin de Plancy en su Dictionnaire Infernal, habla de la serpiente mítica Catoblepas[r 1] «qui donne la mort à ceux qu´il regarde[r 2]». Y agrega: «Mais la nature lui a fait la tête fort basse, de manière qu´il lui est difficile de fixer quelqu´un. On ajoute que cet animal habite près de la fontaine Nigris, en Ethiopie, que l´on prétend être la source du Nil[r 3][b 1]».

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".

  1. Nota del transcriptor: En ninguna otra fuente se habla de que el Catoblepas sea una serpiente.
  2. Nota del transcriptor: «que trae muerte a quienes mira»
  3. «Pero la naturaleza le ha hecho tener la cabeza muy baja, de modo que le resulta difícil mirar fijamente a alguien. Se añade que este animal vive cerca de la fuente Nigris, en Etiopía, de la que se dice que es el nacimiento del Nilo».

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".

  1. Vicuña Cifuentes, J. (1915): Mitos y supersticiones: recogidos de la tradición oral chilena: con referencias comparativas a los otros países latinos. Santiago de Chile: Impr. Universitaria. p. 2-4 (21-23). En línea: Memoria chilena: Visor / pdf Este icono indica que el enlace anterior es un archivo PDF.Este icono dirige a una versión archivada en Internet Archive del enlace inmediatamente anterior..

⚜️[editar]

Este artículo contiene una aproximación investigativa sobre temáticas correspondientes a mitos antiguos y/o leyendas orales.
Mitología chilena:
Basilisco chilote
   Artículo transcrito o recopilado por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
 


* This resource is under the public domain.
* Este recurso está en dominio público
.