Bestiateca:Doble (EDLCQNE)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Doppelgänger (desambiguación).

Un humano y su Doppelgänger, por Robert Ingpen.
Logo Enciclopedia de las cosas que nunca existieron.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Enciclopedia de las cosas que nunca existieron.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo está ilustrado con imágenes de Robert Ingpen, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Doble o Doppelgänger[editar]

El doble que nos acompaña a todos, vayamos donde vayamos. A diferencia de la sombra normal, que es producida por el sol o cualquier otra luz, el doble es invisible a los ojos humanos, excepto a los de su propietario, y no se refleja en los espejos y superficies pulidas.

El doppelgänger está siempre detrás de su propietario, y se mueve con tanta rapidez que, por muy deprisa que uno se vuelva, siempre queda fuera de nuestra vista. No hay ninguna razón concreta para que sea tan tímido, ya que siempre imita nuestros movimientos exactamente, se hace eco de nuestra voz y adopta nuestras expresiones faciales. Los investigadores especulan que si uno pudiera verse y oírse tan perfectamente imitado se moriría de vergüenza, y los dobles normales no pretenden avergonzar a sus propietarios.

La función del doble es hacer compañía. Uno no debería sentirse solo nunca, ya que el doble está siempre dispuesto a escuchar con atención, a responder preguntas infundiendo las respuestas en nuestra propia mente, y a guiar nuestras acciones mediante una especie de ósmosis física. Por ejemplo, a veces se mueve con suficiente rapidez para impedirnos dar un paso peligroso entre el tráfico de las calles.

Los perros y los gatos tienen la capacidad de ver a los dobles. Cuando un gato mira de repente detrás de nosotros, con los ojos muy abiertos, es que ha visto al doble. Si un perro nos persigue ladrando, es que le ha trastornado el ver al doble imitando todos nuestros movimientos. Muchas personas ancianas son conscientes de sus dobles y se las puede oír conversar con ellos.

El único peligro de los dobles que uno de ellos se vuelva malicioso y decida actuar por cuenta propia. A veces esto no tiene graves consecuencias, ya que el doble se limita a hacerse visible durante un breve período y hace que los amigos juren que nos han visto en lugares donde no estábamos. Pero un doppelgänger malévolo puede cometer crímenes de los que luego acusarán a su dueño; o, aún pero, adoptar una personalidad totalmente diferente de la de éste. En estos casos, uno no tiene un solo momento de calma. El doble le empuja constantemente a hacer, pensar y decir cosas contrarias a su carácter, pone palabras en su boca, afecta a su audición y le involucra a uno en actividades peligrosas. Una persona con un doble descontrolado es digna de compasión[b 1].

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Michael Page, Robert Ingpen (1988), Enciclopedia de las cosas que nunca existieron Este icono indica que el enlace anterior es un archivo PDF.Este icono dirige a una versión archivada en Internet Archive del enlace inmediatamente anterior., pág. 62.

⚜️[editar]

Dante Gabriel Rossetti - How They Met Themselves (1860-64 circa).jpg
Este artículo contiene una aproximación investigativa sobre temáticas correspondientes a mitos antiguos y/o leyendas orales.
Mitología germánica:
Doppelgänger
 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png