Bestiateca:Centauro (Animales fantásticos y dónde encontrarlos)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Centauros (desambiguación).

Logo Animales fantásticos y dónde encontrarlos.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la wiki de la Bestiateca.
Ver Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

Clasificación del MM XXXX[n 1]


Centauro[editar]

Los centauros tienen cabeza, torso y brazos humanos unidos a un cuerpo de caballo que puede tener cualquiera de los diversos colores de las razas equinas. Al ser inteligentes y capaces de hablar, no se les puede llamar bestias; pero, a petición propia, han sido clasificados de esa forma por el Ministerio de Magia (véase la Introducción de este libro).

El centauro es un habitante de los bosques. Se cree que aparecieron en Grecia, aunque ahora hay comunidades de centauros en muchos países de Europa. Las autoridades mágicas de todos ellos han establecido zonas donde no pueden ser molestados por los muggles. Sin embargo, los centauros se las apañan muy bien sin la protección de los magos, ya que tienen sus propios medios para ocultarse de los seres humanos.El mundo de los centauros está envuelto en misterio. En general, desconfían tanto de los magos como de los muggles y, a decir verdad, no nos encuentran muy diferentes. Viven en manadas de entre diez y cincuenta miembros. Tienen fama de estar muy versados en materias de curación mágica, adivinación, arquería y astronomía[b 1].

Notas[editar]

Las notas son tan ficticias como los contenidos.
  1. El centauro recibe la clasificación XXXX, no porque sea excesivamente agresivo, sino porque debe ser tratado con gran respeto. Hay que hacer esta misma consideración con la gente del agua y el unicornio.

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Joanne Rowling (2001): Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Salamandra, p. 21.

⚜️[editar]

Dussiano por asralore.png
El contenido de este artículo fue recopilado por la persona siguiente:
Jakeukalane
Revisa las fuentes antes de cambiar cosas.