Bestiateca:Carlomagno y sus paladines (EMMYL)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Carlomagno (desambiguación) / Canción de Roldán (desambiguación).

Bestiario borrador.jpg ADVERTENCIA DE FALTA DE CONTENIDO: Artículo es un borrador, que se encuentra (evidentemente) incompleto.
Sé paciente
Logo Edad Media Mitos y Leyendas.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Edad Media, Mitos y Leyendas.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

La posición de Carlomagno en la Historia[editar]

Uno de los héroes favoritos de la temprana literatura medieval[r 1], cuyo nombre está relacionado con innumerables leyendas románticas de origen más o menos antiguo [...][b 1].

Canción de Roldán[editar]

[1]

Índice[editar]

Carlomagno y el ángel[editar]

[2]

Carlomagno como ladrón[editar]

[3]

Frastrada y el anillo mágico[editar]

[4]

El descubrimiento y robo de Turpin[editar]

[5]

El charco en el bosque[editar]

[6]

Carlomagno y Berta[editar]

[7]

Carlomagno y Roldán[editar]

[8]

Roldán y la joya[editar]

[9]

Ogier el Danés[editar]

[10]

Ogier y Carlomagno[editar]

[11]

Ogier y el ángel[editar]

[12]

Ogier, en el Este[editar]

[13]

Ogier, llevado a Avalon[editar]

Poco después su anillo mágico fue sacado de su dedo juguetonamente por la condesa de Senlis, que lo puso en su propio dedo y, antes de devolver, descubrió que había recuperado su juventud y anheló llevarlo siempre. Para lo cual mandó a treinta campeones a quitárselo a su dueño. No obstante, Ogier les venció y se quedó con su anillo triunfalmente.

Y ahora llegó la profecía de que nunca moriría. [...][14]

Roldán y Oliver[editar]

[15]

La peregrinación a Jerusalén de Carlomagno[editar]

[16]

El deseo de Carlomagno para la paz[editar]

Hasta ahora Carlomagno había hecho muchas conquistas y se había hecho rico. Sin embargo, ni riqueza ni gloria habían sido el objetivo en ninguno de sus encuentros. Había luchado siempre con el objeto de extender la única fe verdadera por todas partes y había gastado sus energías en conseguirlo. Por tanto, al ver pruebas de su trabajo magnífico en todos los sitios, decidió retirarse de la lucha y pasar el resto de su vida meditando, y así permanecer en paz con todos los hombres. No obstante, su deseo no fue concedido, porque un mensaje celestial le pidió que siguiera en la lucha[17].

El milagro de las estrellas[editar]

[17]

La aparición de Santiago[editar]

[18]

La campaña en España[editar]

[19]

El ídolo con la llave[editar]

[20]

Guerra contra Aigolandus[editar]

[21]

Roldán y Ferracute[editar]

[22]

Roldán habla de la fe cristiana[editar]

[23]

La muerte de Ferracute[editar]

[24]

Otuel[editar]

[25]

La batalla de Roncesvalles[editar]

[26]

La muerte de Roldán[editar]

[27]

La espada Durandana, destruida[editar]

[28]

La ejecución de Ganelon[editar]

[29]

Roldán y Aude[editar]

[30]

La leyenda de Roldán e Hildegarde[editar]

[31]

El retiro de Roldán[editar]

[32]

Angélica y Rogero[editar]

[33]

El dolor de Carlomagno por Roldán[editar]

[34]

La visión de Turpin en Viena[editar]

[35]

Los señores de Carlomagno[editar]

[36]

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. Frase traducida directamente de la fuente: Legends Of The Middle Ages Narrated With Special Reference Ti Literature And Art, p. 129. La frase de la versión traducida al castellano era confusa.

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Guerber, H. A. (1995) [1896]. Edad Media. Edición M.E. Editores. p. 167. ISBN 84-495-0153-9. 
  1. Guerber, 1995, p. 168-169.
  2. Guerber, 1995, p. 169.
  3. Guerber, 1995, p. 169-170.
  4. Guerber, 1995, p. 170-171.
  5. Guerber, 1995, p. 171-172.
  6. Guerber, 1995, p. 172-173.
  7. Guerber, 1995, p. 173.
  8. Guerber, 1995, p. 174-175.
  9. Guerber, 1995, p. 175-176.
  10. Guerber, 1995, p. 176-177.
  11. Guerber, 1995, p. 177-178.
  12. Guerber, 1995, p. 179.
  13. Guerber, 1995, p. 179-180.
  14. Guerber, 1995, p. 180.
  15. Guerber, 1995, p. 180-181.
  16. Guerber, 1995, p. 181-182.
  17. 17,0 17,1 Guerber, 1995, p. 182.
  18. Guerber, 1995, p. 183.
  19. Guerber, 1995, p. 183-184.
  20. Guerber, 1995, p. 184.
  21. Guerber, 1995, p. 185.
  22. Guerber, 1995, p. 186.
  23. Guerber, 1995, p. 186-187.
  24. Guerber, 1995, p. 187.
  25. Guerber, 1995, p. 187-188.
  26. Guerber, 1995, p. 188-190.
  27. Guerber, 1995, p. 190.
  28. Guerber, 1995, p. 191-194.
  29. Guerber, 1995, p. 194.
  30. Guerber, 1995, p. 194-196.
  31. Guerber, 1995, p. 196-197.
  32. Guerber, 1995, p. 197-198.
  33. Guerber, 1995, p. 198-199.
  34. Guerber, 1995, p. 199.
  35. Guerber, 1995, p. 199-201.
  36. Guerber, 1995, p. 201.

⚜️[editar]

 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png