Bestiateca:Arturo (Dragones Cariñosos)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Rey Arturo (desambiguación).

Dragón y oso, por Philippe-Henri Turin.
Logo Dragones Cariñosos.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Dragones Cariñosos
< Anterior || Siguiente >

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo está ilustrado con imágenes de Philippe-Henri Turin, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Arturo[editar]

Arturo, el rey más grande de todos los tiempos, daba vueltas en el lecho sin poder conciliar el sueño: sentía que una amenaza, tal vez la más terrible de todas las que se habían cernido sobre él, más que cuando se creó la Mesa Redonda o durante la Búsqueda del Grial[r 1], o que antes de cada una de las batallas en las que tuvo que luchar.

Al alba cayó en un sueño poblado de extrañas imágenes. Vio a un dragón enorme que daba caza a un oso. De repente, el oso le hacía frente y amenazaba al monstruo con sus garras afiladas como puñales. El dragón primero retrocedió, luego un rayo salvaje cruzó por sus ojos y, de una dentellada, partió al oso en dos.

En su sueño, Arturo sentía cierta perplejidad. Es cierto que el oso podía representarle a él, puesto que su nombre, en el idioma antiguo, significaba precisamente «oso». Sin embargo, se acordó del dragón bermejo que anunció a su padre, Uther-Pendragon, su victoria sobre los sajones. No estaba permitido dudar: una vez más, el dragón anunciaba al hijo de Uther que pronto saldría victorioso.

Pero el Alto Rey se equivocaba. Mordred, su hijo natural, que albergaba un gran odio hacia él, había raptado a traición a la reina Genoveva. Y, como dragón portador de desgracias, esperaba que Arturo le plantara batalla. Finalmente, el Alto Rey moriría por los golpes de la espada felona de Mordred, dejando el reino de Logro huérfano para siempre.

Por primera vez en la historia del mundo, el dragón había dejado de ser el apoyo de los justos, una señal de que los tiempos estaban cambiando[b 1].

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. En el original "Graal". Supuestamente un fallo tipográfico.

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. Sylvie Chausse, Philippe-Henri Turin, (2008), Dragones cariñosos, p. 21.

⚜️[editar]

Logo mito artúrico.png
Este artículo contiene una aproximación investigativa sobre temáticas correspondientes a mitos antiguos y/o leyendas orales.
Mitología celta:
Rey Arturo
 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png