Bestiateca:Aguila (Ferrer Lerín)

De Bestiario del Hypogripho

Ícono de desambiguaciónVer Águilas (desambiguación).

Logo Bestiario de Ferrer Lerín.png

ATENCIÓN: Este artículo pertenece a la sección de la Bestiateca.
Ver Bestiario de Ferrer Lerín.

Logo no hoygan.png
Este artículo contiene ortografía acorde a su época. Aunque aparente ser erróneo, no lo cambies.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Francisco Ferrer Lerín.  Este artículo se compone de contenidos transcritos o recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo tiene bibliografía real que sustenta su contenido en todo o en parte.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Aguila[editar]

Dixose del nombre latino aquila, dicha assí ab. acumine oculorum; según San Isidoro, por quanto levantada en el ayer, que apenas la divisamos, estando sobre el mar vee los pezes que andan someros en el agua, y desde lo alto se arroja, como una saeta, y los lleva en las uñas. Mata el ciervo con maravillo astucia, hinchéndose las alas de tierra y, saltándola sobre la cabeça, le va sacudiendo en los ojos el polvo, con que le ciega y le haze correr desaforadamente, hasta que llegando a algun despeñadero o barranco, le dexa caer, adonde se mata o perniquiebra, assí puede aprovecharse dél. Tiene particular enemiga con el dragón o sierpe, porque le sube a comer al nido sus huevos o sus pollos; y assí, cogiéndola en escampado, la arrebata en las uñas y la sube por el ayre y la va despedaçando; pero la sierpe o la culebra, se le enrosca y rodea, de manera que suele algunas vezes cogerle las alas, y no la dexa bolar y vienen ambos a tierra. Avax y Ahron dicen que el águila tiene una virtud y propiedad admirables; ésta es que si se hace polvo su cerebro y en seguida se le mezcla con zumo de cicuta, aquellos que coman de él se arrancarán los pelos y no se tranquilizarán mientras tengan tan sólo uno en el cuerpo; la razón de esta maravilla es el grande calor que da el cerebro del águila, que inspira ilusiones fantásticas; cerrando el conducto de los vapores y llenando la cabeza de humo, pudiéndose ver en los admirables secretos de Alberto el Grande, lib. 2, capítulo 3[b 1]. El águila ha sido siempre un pájaro de presagio entre los antiguos. La vista de un águila salvó la vida al rey Deyotaro, que nada hacía sin consultar a los pájaros, porque como él lo conocía comprendió que aquélla águila le decía no se alojase en la casa que le preparaban y que se arruinó la noche siguiente. (Véase para esto a Valerio Máximo). Hay demonios que se han mostrado bajo figuras de águilas, y vese en Sunio[r 1] que un buen ángel se apareció a San Bauberto también bajo la figura de un águila. (Léese esto In vita Sancti Bertuphi, Jan. 5. ¿Cómo, pues, los conoceremos?)[b 2].

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. ¿Suetonio?

Bibliografía[editar]

La Bibliografía se compone de recursos informativos que existen en la "vida real".
  1. COVA.: Sebastián de Covarrubias, Tesoro de la Lengua Castellana o Española, Barcelona, Editorial Altafulla, 1998. En línea: TESORO DE LA LENGVA CASTELLANA, O ESPAÑOLA: HTML / Visor.
  2. INF.: Collin de Plancy, Diccionario infernal, Barcelona, Editorial Taber, 1968.

⚜️[editar]

 Avatar Ferrer Lerín.png  Artículo transcrito por Francisco Ferrer Lerín
Por favor, consulta rigurosamente las fuentes antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png 
 Avatar Jakeukalane.png  Artículo transcrito por Jakeukalane
Por favor, consulta rigurosamente la bibliografía antes de cambiar o añadir algo a las transcripciones.
Icon libro 1.png