Basiliscos (D&D)

De Bestiario del Hypogripho
(Redirigido desde «Basilicos Abismales Mayores»)

Ícono de desambiguaciónVer Basilisco (desambiguación).

Hypogripho Dorado 1.png
Este artículo está publicado en el blog del Bestiario.
El blog y la wiki pueden diferir en formatos y/o contenidos.
Puede encontrarse en:
Los Basiliscos (D&D)
Logo DnD.png
Este artículo presenta información canónica según fuentes oficiales sobre la franquicia, autor, universo u obra siguiente:
Dungeons & Dragons (Calabozos y Dragones)

Icon canon mirrorcrop.png

Este artículo tiene elementos que forman parte de Toril.     Este artículo se compone de contenidos creados por Seresmitologicos.net.  Este artículo se compone de contenidos recopilados por Jakeukalane.  Este artículo carece de imágenes ilustrativas. Puedes ayudarlo consiguiendo una (o más) imágen/es apropiada/s e incorporándola/s.  Este artículo carece de bibliografía real que sustente su contenido; se beneficiaría de su adición.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

No hay que confundir a los Basiliscos de Faerûn[r 1] con otros tipos de Basiliscos, como los Basiliscos de forma serpentina.

Estas criaturas mágicas no son malvadas, a pesar de su terrible fama, pero sí terriblemente peligrosas.

Basiliscos saurios[editar]

Tienen el aspecto de un reptil de cuerpo grueso con ocho patas. Filas de espinas huesudas sobresalen de su espalda y sus ojos brillan con una misteriosa incandescencia de color verde pálido.

Un Basilisco saurio es un reptil monstruoso que petrifica criaturas con sólo mirarlas. También es capaz de escupir veneno. Sobrevivir a una pelea con un Basilisco saurio requiere una preparación cuidadosa o una considerable cantidad de buena fortuna.

Los Basiliscos se encuentran en casi todos los climas y a menudo también en áreas subterráneas. Tienden a permanecer en madrigueras poco profundas, cuevas u otras áreas protegidas. La entrada a una guarida de Basilisco a veces se distingue por estatuas o esculturas de piedra realistas, que en realidad son criaturas que entraron en conflicto con la mortal mirada petrificante del reptil. Dichas criaturas normalmente se convierten en piedra para siempre —concretamente el tipo de piedra en el que transforman a las víctimas es particularmente poroso, lo que ayuda en la digestión—. Sin embargo, algunos hechizos lo suficientemente poderosos pueden lograr restaurar su apariencia anterior.

Los Basiliscos son omnívoros y pueden consumir a sus víctimas petrificadas, gracias a sus poderosas mandíbulas. Otras versiones aducen que la criatura vuelve a su forma orgánica en su garganta. Son guardianes efectivos, si uno tiene los recursos mágicos o económicos para capturarlos y contenerlos.

Un Basilisco generalmente tiene un cuerpo marrón opaco con una barriga amarillenta. Algunos lucen un cuerno corto y curvo encima de la nariz. El cuerpo de un basilisco adulto crece hasta cerca de dos metros de largo, sin incluir la cola, que puede alcanzar una longitud adicional de un metro y medio a dos metros. La criatura pesa alrededor de 130 kilos.

Un basilisco basa su defensa en su ataque de mirada, mordiendo solo cuando los oponentes están a su alcance o esquivan repetidamente su vista mortal que tiene un alcance de casi 10 metros.

Aunque tiene ocho patas, su lento metabolismo lo hace de movimiento relativamente pausado, por lo que no gasta energía innecesariamente. Los intrusos que huyen de un basilisco en lugar de luchar pueden esperar, en el peor de los casos, una persecución poco entusiasta. Tampoco destacan por un gran intelecto.

Estas criaturas tienden a pasar la mayor parte de su tiempo al acecho de sus presas, que incluyen pequeños mamíferos, aves, reptiles y criaturas similares. Cuando no están cazando, los Basiliscos suelen digerir su última comida durmiendo en sus guaridas. Los Basiliscos a veces se reúnen en pequeñas colonias para aparearse o para la defensa mutua en terrenos inusualmente hostiles. Una colonia atacará a los intrusos en grupo.

La monótona coloración del basilisco y su capacidad para permanecer inmóvil durante largos períodos hace que se oculten fácilmente en entornos naturales.

Los beduinos de Anauroch, un gran desierto mágico del norte de Faerûn. los llamaban "hagar motab" o "portadores de la piedra-muerte".

Existen muchos subtipos.

Basilicos Abismales Mayores[editar]

Los Basiliscos Abismales son un subtipo de Basilisco. Es probable que los aventureros se encuentren con estos seres, ya sea en su entorno nativo, en estériles páramos del Abismo o convocados por algún hechicero oscuro. Los sirvientes de los señores demonio hacen un buen uso del gran basilisco como guardias y escoltas.

Las armas naturales de un Basilisco saurio Mayor Abismal son tratadas a la hora de defenderse de ellas como armas mágicas.

Estas criaturas reptilianas han sido corrompidas por las energías caóticas del Abismo, y sus cuerpos lo muestran. La mitad superior de la espalda de un basilisco abismal está cubierta de espinas largas y delgadas que retroceden lentamente y se convierten en placas óseas planas hacia la cola de la criatura. Su cara está adornada de manera similar, con sus pequeños ojos brillantes mirando desde el hueso endurecido. Su boca es una masa de colmillos en forma de aguja, y de vez en cuando se puede ver energía elemental escupiendo desde lo más profundo de las fauces de las criaturas: fragmentos negros de hielo, laminillas de llama blanca, rayos de luz púrpura y ácido verde burbujeante.

Los Basiliscos Abismales son capaces de ver con una luz muy escasa y también tienen visión oscura, es decir, pueden ver a 20 metros en total oscuridad.

Piroliscos[editar]

Existe otro tipo de basilisco llamado pirolisco, y es aparentemente igual que el basilisco común pero tiene una única pluma roja en la cola. Sus alas también son rojizas. Esta variedad es mucho más peligrosa que el basilisco, ya que su mirada es capaz de prender en llamas a cualquier ser vivo que mire fijamente al pirolisco. Son inmunes al fuego y a hechizos y conjuros de fuego. Su enemigo natural es el fénix, el ave mágica que arde en llamas para renacer de sus cenizas.

Referencias[editar]

Las Referencias aluden a las relaciones de un artículo con la "vida real".
  1. O de D&D.

⚜️[editar]

vínculo=Mitología ficticia}}}
Este artículo contiene información ficticia que no pertenece ni se corresponde necesariamente con fuentes similares del mito antiguo o leyenda oral.
No debe tomarse como referencia sobre éstos.
Mitología grecorromana:
Basilisco
Logo Seresmitologicos.net.png
Este artículo utiliza contenido de Seresmitologicos.net que fue publicado
bajo una licencia CC BY-NC-SA
, CC-BY-NC-SA.svg.
Ver Basilisco
Dussiano por asralore.png
El contenido de este artículo fue recopilado por la persona siguiente:
Jakeukalane
Revisa las fuentes antes de cambiar cosas.